Colegio de Areneros

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Colegio de Areneros
ICADE (Alberto Aguilera 23, Madrid) 01.jpg
Estilo neomudéjar
Dirección calle de Alberto Aguilera (23)
Localización Madrid
Coordenadas 40°25′47″N 3°42′41″O / 40.4297, -3.7114Coordenadas: 40°25′47″N 3°42′41″O / 40.4297, -3.7114
Arquitecto(s) Enrique Fort y Guyenet
Orden Compañía de Jesús
[editar datos en Wikidata]
Fachada neomudéjar del Colegio de Areneros, proyectada sucesivamente por Fort y Guyenet y Palacios Ramilo.
El simbólico reloj del Colegio de Areneros.

El Colegio de la Inmaculada y San Pedro Claver, conocido como Colegio de Areneros, era un colegio de enseñanza media para alumnos externos fundado en Madrid por la Compañía de Jesús en 1909. En 1958 se integró en el actual Colegio de Nuestra Señora del Recuerdo (conocido como Colegio de Chamartín). Estuvo interrumpido desde 1931 hasta 1939, en que se encontró disuelta la Compañía de Jesús en España.

Edificio[editar]

Es un grandioso edificio de ladrillo construido en varias fases por la Compañía de Jesús para establecer el Instituto Católico de Artes e Industrias, escuelas de peritos e ingenieros y patronato de obreros, institución pionera que intentaba paliar la deficiente educación industrial de la España de finales del siglo XIX.[1]​ Debido a lo ambicioso del proyecto, se abordó primero la construcción del núcleo central y el ala oeste, destinada a escuelas y taller, con gimnasio, aulas, dependencias administrativas y salón de actos distribuidos en torno a un enorme patio central que aporta luz y ventilación a todas las estancias. Posteriormente se construyó la capilla neogótica y, en una tercera fase, se duplicó el esquema general en torno a un nuevo patio en disposición simétrica, completando así la manzana. La obra de Fort es un conjunto homogéneo que utiliza el lenguaje del ladrillo neomudéjar con un espíritu práctico, casi industrial, enfatizando sólo las cornisas y remates en los que juega con un mayor dinamismo.

A pesar de lo ambicioso del proyecto se vio la necesidad de ampliar las instalaciones y construir los talleres en un nuevo edificio, situado al otro lado de la calle. El arquitecto encargado en este caso fue Antonio Palacios, que construyó aquí una de sus obras de mayor sencillez y rigurosidad, hoy prácticamente desaparecida, pues sólo quedan las fachadas a Santa Cruz de Marcenado y Alberto Aguilera, tras haberse realizado en 1985 una ampliación en altura con fines docentes.[2]

Historia[editar]

En 1903, la viuda del financiero riojano Diego Fernández Vallejo, primer Marqués de Vallejo,[3]​ Nicolasa Gallo-Alcántara y Sibes donó un millón de pesetas, luego ampliado a dos para la construcción de un colegio y un centro de enseñanza técnica y profesional para obreros, encomendándoselos a la Compañía de Jesús.[4]​ Los jesuitas materializaron la donación de la benefactora edificando un centro educativo y cultural en el Paseo de Areneros, de Madrid, hoy denominado calle de Alberto Aguilera (en el número 23).

El nombre de «Areneros» ha perdurado como el topónimo por el que sería conocido el centro y el colegio de segunda enseñanza, después del cambio de nombre de la calle. El proyecto lo llevó a término el Padre Ángel Ayala[5]​ quien vio el comienzo de las obras en 1904 y su finalización en 1910. El edificio del Colegio de Areneros incluyó el taller y laboratorios del Instituto Católico de Artes e Industrias (ICAI) además de una editorial.[6]

El proyecto estuvo inicialmente firmado por el arquitecto Enriquel Fort,[7]​ que incluía una modestas escuelas y un patronato para obreros; el centro sería luego completado por el prestigioso Antonio Palacios Ramilo.[8]​ El colegio de enseñanza media (Colegio de Areneros) comenzó su andadura en 1909, una año después del ICAI. El primer Rector del Colegio fue el Padre Ángel Ayala, que repitió como Rector en 1918. En 1939, el Padre Ayala volvió al Colegio de Areneros como Padre Espiritual.

Los jesuitas tenían dos colegios en Madrid en la primera mitad del siglo XX, Areneros, que era un externado para clase media, y Chamartín, que estaba constituido como internado con extracción más elitista. En el curso de 1929–1930, Areneros tenía 495 alumnos y Chamartín 295 alumnos.[9]

En 1931, el Colegio de enseñanza media y el ICAI, fueron incendiados por una turba. Disuelta en España, la Compañía de Jesús en 1932, motivó que el colegio de Areneros se ubicase en un chalet en el Paseo de Rosales, 56, con el nombre de Didaskalion.[10]​ Se reanudaría la actividad a cargo de la Compañía de Jesús en 1939.

El Colegio de Areneros se traslada y unifica con el Colegio de Nuestra Señora del Recuerdo durante el curso académico 1958–1959.[11]

Alumnos destacados[editar]

Bibliografía[editar]

  • Bartolomé Martínez, Bernabé; Delgado Criado, Buenaventura y otros. Historia de la educación en España y América. Fundación Santa María, Madrid, 1994.
  • Torres Mariño, Rafael (febrero de 1911). «El Instituto Católico e Industrias». La Construcción Moderna (4): 69-75. 

Referencias[editar]

  1. Torres Mariño, 1911, p. 72.
  2. Alejandro Barcenilla (1993). La Universidad Pontificia Comillas: cien años de historia. Univ Pontifica Comillas. pp. 403-. ISBN 978-84-87840-24-1. 
  3. Biografía del Marqués de Vallejo [1]
  4. Reconocimiento por el Excmo. Señor Rector de la Universidad Pontificia Comillas a la Marquesa Viuda de Vallejo con ocasión del centenario [2]
  5. El Padre Ayala fue el fundador de la Asociación Católica de Propagandistas; precisamente en la capilla de Areneros se reunían los primeros miembros de esa institución de la Iglesia [3]
  6. El edificio de estilo neomudéjar está descrito en «Desarrollo urbano y estilos arquitectónicos» por Joaquín Bosque Maurel. Boletín de la Real Sociedad Geográfica, 2001–2002
  7. Como fue habitual en el estilo de Fort y Guyenet, también dejó su aire neomudéjar en el Colegio de Areneros e ICAI [4]
  8. Se relacionan las otras obras del talentoso arquitecto gallego [5]
  9. En la Historia de la educación en España y América, de varios autores [6]
  10. Alejandro Barcenilla (1993). La Universidad Pontificia Comillas: cien años de historia. Madrid: Universidad Pontifica Comillas. p. 203. ISBN 978-84-87840-24-1. 
  11. La fusión de los colegios de Areneros y Chamartín, llevó a la unión de las asociaciones de antiguos alumnos [7]
  12. Diario El Día, 7 de junio de 2007 [8]
  13. Boletín Comillas, 21 de enero de 2008 [9]
  14. Rafael Inglada, Alfonso Ponce de León (1906–1936), Aldeasa, Madrid, 2001
  15. Alejandro Barcenilla, La Universidad Pontificia Comillas: cien años de historia (1892–1992), 1993, ISBN 84-87840-24-8, p. 227

Enlaces externos[editar]