Cneo Papirio Carbón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Cneo o Gneo Papirio Carbón[a]​ (m. 82 a. C.) fue un político y militar romano, miembro de la gens Papiria. Se unió a los partidarios de Cayo Mario y ocupó con Lucio Cornelio Cinna la dirección del Estado romano. Tras la muerte de este, quedó al frente en solitario hasta que fue derrotado por los partidarios de Sila. Trató de huir, pero fue apresado y ejecutado.

Familia[editar]

Carbón fue miembro de los Papirios Carbones, una rama aristocrática de la gens Papiria. Fue hijo de Cneo Papirio Carbón, cónsul del año 113 a. C., y sobrino de Cayo Papirio Carbón, cónsul en el año 120 a. C. Era primo de Cayo Papirio Carbón Arvina, uno de los tribunos de la plebe del año 90 a. C.

Primeros años[editar]

Aparece mencionado en la historia por primera vez en el año 92 a. C. cuando el cónsul Cayo Claudio Pulcro informó al senado de intentos suyos de sedición.[1]​ Fue una de las cabezas del partido popular y en 87 a. C., cuando Cayo Mario volvió de África, dirigió uno de los cuatro ejércitos con los que el arpinate asedió y tomó Roma.

Primer consulado y líder del partido popular[editar]

En 85 a. C. fue elegido por Lucio Cornelio Cinna colega consular y juntos empezaron a preparar la guerra en Grecia contra Sila, quien había anunciado su intención de volver a Italia. De esta forma los dos cónsules movilizaron a sus partidarios, recaudaron dinero y restauraron la flota para que vigilara las costas de la península. Sila escribió al Senado desde Grecia y este decidió no cursar ninguna propuesta de los cónsules hasta no tener nuevas noticias de aquel. Los cónsules se mostraron dispuestos a obedecer al Senado, pero, tan pronto los embajadores de Sila abandonaron Roma, Cinna y Carbón se declararon cónsules para el año siguiente (84 a. C.), ya que ellos no querían que se les obligara a ir a Roma para celebrar los comicios.

Se hizo una leva de muchas legiones y numerosas tropas se transportaron por el mar Adriático, pero el asesinato de Cinna por sus propios soldados, quienes se habían negado a participar en una guerra civil, obligó a Carbón llevarlos de vuelta a Italia. Cuando Carbón llegó a Roma no pudo convocar los comicios para elegir a un cónsul sustituto del asesinado Cinna por prodigios desfavorables y permaneció como cónsul único el resto del año 84 a. C.

Tercer consulado y muerte[editar]

En 83 a. C. Sila llegó a Italia y Carbón, que era ahora procónsul en la Galia, se dirigió a Roma e impuso un decreto que declaraba a Quinto Cecilio Metelo Pío y a todos los senadores que apoyaban a Sila enemigos de la República. Al mismo tiempo el Capitolio fue quemado y se sospechó de Carbón.

En 82 a. C., mientras Sila y sus partidarios avanzaban en diversas partes de Italia, Carbón fue elegido cónsul por tercera vez con Cayo Mario el Joven; su ejército estaba en la Galia Cisalpina. En la primavera de 82 a. C., su legado, Cayo Carrinas tuvo que sostener una dura batalla con Metelo Pío al norte de Italia y fue puesto en fuga. Pero el propio Carbón siguió a Metelo y lo atrapó en una posición en que no podía hacer nada. Pero cuando se enteró de las desgracias de su colega Mario en Praeneste, condujo a su ejército de regreso a Ariminum donde fue seguido por Pompeyo.

Al mismo tiempo, Metelo pudo obtener otra victoria sobre un ejército de Carbón y Sila,·después de entrar en Roma, se dirigió contra Carbón. Los dos ejércitos se enfrentaron a orillas del río Glanis, donde los hispanos que se habían unido a Carbón desertaron al campo de Sila y los que no lo hicieron fueron ejecutados por Carbón puesto que ya no confiaba en su fidelidad. Posteriormente siguió una gran batalla cerca de Clusium que duró un día entero para acabar sin un vencedor claro. Debido a que Pompeyo y Marco Licinio Craso se enfrentaban a Carrinas en la cercanía de Spoletum, Carbón le envió un ejército de refuerzo en su ayuda. Sila, al enterarse de esto, atacó a este ejército matando a dos mil hombres en una emboscada, pero Carrinas, que estaba asediado, pudo escapar merced a esta distracción.

Cayo Marcio Censorino, que fue enviado por Carbón para levantar el asedio de Mario en Praeneste, fue también emboscado y atacado por Pompeyo y perdió a muchos de sus hombres. Sus soldados, que lo consideraban la causa de su derrota, desertaron, con la excepción de unas pocas cohortes, con las cuales regresó con Carbón. Poco después Carbón y Cayo Norbano Balbo atacaron el campamento de Metelo cerca de Faventia, pero el tiempo y el lugar eran desfavorables para ellos y fueron derrotados: cerca de diez mil de sus hombres fueron muertos y seis mil se pasaron a Metelo, por lo que Carbón se vio obligado a retirarse a Arretium con cerca de mil supervivientes.

Las deserciones siguieron. Norbano huyó a Rodas donde se suicidó. Aunque aún conservaba un gran ejército y los samnitas le permanecieron fieles, Carbón se quedó muy desilusionado al no conseguir Marco Junio Bruto Damasipo liberar la ciudad de Praeneste donde estaba refugiado Mario el Joven, por lo que decidió dejar Italia. Primero fue a África, luego a la isla de Cosira (Pantelaria), donde fue arrestado y llevado encadenado ante Pompeyo, que estaba en Lilibea, quien lo ejecutó y envió su cabeza a Sila.[2]

Notas[editar]

  1. En latín, Cn. Papirius Cn. f. C. n. Carbo.

Referencias[editar]

  1. Cicerón, Sobre las leyes. III, 19.
  2. Apiano, Guerras civiles I, 69-96; Tito Livio, Epítome. 79, 83 y 88-89; Plutarco, Vidas pararelas. «Sila», 22; ibid. «Pompeyo», 10; Cicerón, Contra Verres. I, 4; ibid., Cartas a los familiares. IX, 21; Eutropio, Brevario V, 8-9; Orosio, Historias. V, 20; Zonaras, Epítome histórico. X, 1.


Predecesores:
Lucio Cornelio Cinna (II)
Cayo Mario
(VII)
86 a. C.
Cónsul de la República romana
junto con
Lucio Cornelio Cinna
(III)
85 a. C.
Sucesores:
Lucio Cornelio Cinna (IV)
Cneo Papirio Carbón
(II)
84 a. C.

Predecesores:
Lucio Cornelio Cinna (III)
Cneo Papirio Carbón
85 a. C.
Cónsul II de la República romana
junto con
Lucio Cornelio Cinna
(IV)
84 a. C.
Sucesores:
Lucio Cornelio Escipión
Cayo Norbano Balbo
83 a. C.

Predecesores:
Lucio Cornelio Escipión
Cayo Norbano Balbo
83 a. C.
Cónsul III de la República romana
junto con
Cayo Mario

82 a. C.
Sucesores:
Marco Tulio Decula
Cneo Cornelio Dolabela
81 a. C.