Cayo Claudio Pulcro (cónsul 92 a. C.)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Cayo Claudio Pulcro (en latín Caius Claudius App. F. C. N. Pulcher), fue un senador y cónsul romano de la República Romana. Hijo de Appius Claudius Pulcher,[1] nieto de Cayo Claudio Pulcro, cónsul en 130 a. C., y bisnieto de Cayo Claudio Pulcro, cónsul en 177 a. C.

En 100 a. C. fue uno de los que tomó armas contra el tribuno de la plebe Lucio Apuleyo Saturnino.[2] En 99 a. C. fue elegido edil curul, cuando celebró sus juegos exhibió por primera vez elefantes en el circo y lo decoró con extravagantes y pintorescas decoraciones, por lo que fueron unos juegos recordados por los romanos durante mucho tiempo.[3] En 95 a. C. fue elegido pretor, obteniendo el gobierno de la isla de Sicilia, dictando leyes para que los ciudadanos de Sicilia respetaran los nombramientos que realizaba el Senado.[4] Los mamertinos lo convirtieron en su patrón.[5] Obtuvo el consulado por su buen hacer en Sicilia en 92 a. C., junto a Marco Perperna como colega consular.[6] Marco Tulio Cicerón habla de él como un hombre de gran poder y que poseía una gran habilidad para la oratoria.[7]

Referencias[editar]

  1. Cicerón De officiis libro ii. 16, In Verrem libro ii. 49, Fastos Capitolinos
  2. Cicerón pro ​​Rab. 7.
  3. Plinio Historia Naturalis libro viii. 7, libro xxxv. 7; Valerio Máximo Hechos y dichos memorables libro ii. 4 § 6
  4. Cicerón In Verrem libro ii. 49.
  5. Cicerón In Verrem libro iv. 3.
  6. Fastos Cap.
  7. Cicerón, Brutus 45
Precedido por:
Cayo Valerio Flaco y Marco Herenio
Cónsul de la República Romana
junto con Marco Perperna

92 a. C.
Sucedido por:
Lucio Marcio Filipo y Sexto Julio César