Cirugía bariátrica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cirugía bariátrica
(intervención quirúrgica)
Clasificación y recursos externos
MeSH D050110
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
[editar datos en Wikidata]


Cirugía bariátrica es el conjunto de procedimientos quirúrgicos usados para tratar la obesidad, buscando disminución del peso corporal y como alternativa al tratamiento con otros medios no quirúrgicos.

Etimología[editar]

El término “bariátrica” deriva de la palabra griega βαρύς, “barýs”, que significa “pesado” o “pesadez”; y “peso que abruma”, y de ἰατρικός, “iatrikós”, que significa “relativo al tratamiento médico”. El término “bariátrico” se asocia con obesidad. Pese a que se le reconoce etimología griega, diversas teorías sitúan el origen de esta palabra en el idioma hebreo basadas en su utilización en las Antiguas Escrituras.[1] [2]

Bases fisiopatológicas[editar]

El objetivo base de la cirugía bariátrica es disminuir el aporte energético y la formación de grasa corporal y estimular el consumo de la ya formada, bajo dos principios: la restricción o reducción de alimentos ingeridos (es decir, regulando la ingesta y el apetito) y modificando su absorción. Y tiene como principal objetivo prevenir la morbimortalidad relacionada a la obesidad, disminuyendo la comorbilidad asociada y mejorando la calidad de vida a través de una pérdida de peso suficiente y prolongada con un mínimo de complicaciones. [3]


Tipos de procedimientos[editar]

La Cirugía Bariátrica se clasifica según los cambios en el tracto gastrointestinal. [4] Por los principios antes descritos y su combinación existen tres categorías:[5] [6] Cada categoría y procedimiento tiene sus propios resultados a largo plazo y su potencial impacto en la nutrición. Todas estas alternativas pueden resultar en deficiencias de hierro, vitamina B12, ácido fólico y calcio.

Técnicas restrictivas[editar]

Corresponde a aquellos procedimientos que disminuyen el volumen de la cavidad gástrica y que inducen a la pérdida de peso al reducir el tamaño o la capacidad gástrica, limitando drásticamente la ingesta de alimentos. [7]

  • Gastroplastia vertical en banda (GVB : En esta técnica se crea un reservorio gástrico pequeño en la parte superior del estómago sobre la curvatura menor, construyendo inicialmente una ventana gástrica con una engrapadora circular, posteriormente se excluye el resto del estómago mediante la aplicación de 4 líneas de grapas, de dicha ventana hacia el ángulo de His, o bien mediante la sección del estómago con una engrapadora lineal cortante.

La sección del estómago permite eliminar la posibilidad de una dehiscencia de la línea de grapas, sin embargo aumenta el riesgo de una fístula. La salida del reservorio hacia el resto del estómago se ve limitada por la colocación de un anillo o banda de material no absorbible, creando así un orificio de salida con un diámetro de 1 cm. [8]

  • Gastroplastia vertical anillada: Consiste en la creación de un pequeño reservorio gástrico mediante una línea de grapas, que separa el reservorio del fundus remanente y una banda o anillo protésico que lo conecta con el resto del tubo digestivo.[9]
  • Banda gástrica ajustable : En este procedimiento se coloca una banda alrededor de la unión esófago-gástrica, específicamente diseñada para crear un reservorio gástrico pequeño (25 cm. aproximadamente) con una salida que puede regularse mediante la insuflación de la parte interna de la banda, permitiendo así ajustarla a las necesidades de cada paciente. [10]
  • Manga gástrica o gastrectomia vertical: Se realiza la gastrectomia desde 6 a 8 cm del píloro hasta el ángulo de His mediante disparos continuos de sutura mecánica

lineal cortante específica para pared gástrica, una vez realizado el corte, la porción de estomago resecada se extrae. [11]

  • Balón intragástrico o balón gástrico : es un globo de silicona con capacidad de 400 a 900 cc según el fabricante, cuya finalidad es lograr una ocupación parcial del estómago, y crear así una sensación de saciedad precoz, y disminución del apetito. Este dispositivo se introduce en el estómago mediante técnica endoscópica. [12]

Técnicas malabsortivas[editar]

Procedimientos exclusivamente malabsortivos; estos raramente son realizados, debido al alto riesgo de serias complicaciones en el tiempo.

  • Bypass yeyunoileal:

Técnicas mixtas (o restrictivas/malabsortivas)[editar]

Derivación gástrica en Y de Roux

Procedimientos mixtos restrictivo-malabsortivos que además de reducir la capacidad gástrica, alteran la continuidad gástrica normal e interrumpen la absorción de los nutrientes y alimentos ingeridos.

  • Bypass gástrico: es el procedimiento más usado actualmente.
  • Derivación biliopancreática (Scopinaro, Marceau, Larrad): Esta intervención combina una restricción gástrica discreta, practicando una gastrectomía subtotal que deja un reservorio gástrico de entre 200 y 400cc de capacidad. Asociado a la gastrectomía se realiza una derivación biliopancreática mediante anastomosis gastroyeyunal en Y de Roux, con un segmento largo de intestino delgado desfuncionalizado al que se denomina asa bliopancreática, y un canal intestinal común de 50 cm. [13]

Una técnica de reciente investigación y desarrollo y que orienta a otro tipo de cirugía bariátrica es el marcapasos gástrico que regula el apetito enviando descargas neuroeléctricas para producir sensación de saciedad[14]

Indicaciones de cirugía bariátrica[editar]

La indicación primordial es en aquellos casos en que el tratamiento médico (que es el de primera línea de elección) con dieta, ejercicio y medicamentos y en general siguiendo un programa médico que integra cambios de conducta, actividades físicas y apoyo psicológico, fracasa en conseguir una pérdida de peso sostenida, como por ejemplo casos de obesidad de clase III (severa) u obesidad mórbida o de clase II con Índice de masa corporal (IMC) mayor de 35 con presencia de complicaciones o problemas médicos serios[15] y también en caso de embarazo.[16] Las publicaciones coinciden en afirmar que, en estos casos de obesidad mórbida, se ha establecido que el único tratamiento realmente efectivo para la obesidad mórbida es la cirugía bariátrica, siempre y cuando el tratamiento sea realizado por un equipo idóneo.[17] En todo caso las indicaciones en cada caso deben ser establecidas por profesionales de la medicina y por razones de salud, teniendo en cuenta las recomendaciones de los expertos disponibles en la literatura científica y que en general se basan en los criterios publicados por el National Institutes of Health (NIH) de EEUU en 1991[18] y de aceptación generalizada En general los expertos[15] señalan:

"El paciente y/o sus familiares deben conocer que los procedimientos quirúrgicos a los que va a ser sometido son considerados técnicas de cirugía mayor y de alto riesgo, entre otros motivos por las comorbilidades que la enfermedad misma conlleva"… "También deben conocer que se trata de una cirugía funcional que altera la anatomía del aparato digestivo, produciendo, en algunos casos, grados variables de malabsorción intestinal y que, en ocasiones, no son técnicas reversibles. El paciente debe entender que aunque los beneficios estéticos son importantes, no son el objetivo último de la cirugía. Tampoco es el objetivo alcanzar el peso ideal, que por otro lado sólo se consigue en algo más de la mitad de los casos. Por último, debido a las alteraciones nutricionales derivadas de las diferentes técnicas quirúrgicas, es necesario realizar un seguimiento médico del enfermo a largo plazo, probablemente de por vida, para detectar y tratar los trastornos nutricionales asociados"
Otras indicaciones importantes:
  1. Edad entre 18 y 60 años.
  2. IMC > 40 kg/m2 o un IMC de 35-40 kg/m2 asociado a comorbilidad mayor ( Diabetes Mellitus tipo 2, Hipertension arterial sistémica, apena del sueño, dislipidemia, enfermedad articular)
  3. Obesidad con evolución mayor a cinco años.
  4. Fracasos repetidos al tratamiento médico.
  5. Riesgo quirúrgico bajo a moderado.
  6. Ausencia de contraindicaciones psiquiátricas (psicosis, bulimia, etc.).
  7. Ausencia de alcoholismo o farmacodependencia.
  8. Ausencia de contraindicaciones médicas (nefropatía avanzada, neoplasias, etc.).
  9. Ausencia de alteraciones endocrinas “activas”.
  10. Capacidad de comprensión y colaboración.
  11. Compromiso de seguimiento postoperatorio. [19] [20]

Contraindicaciones[editar]

Entre las contraindicaciones, relativas, están: edad menor de 13 años y mayores 65 años en adultos, alto riesgo anestésico por problemas cardiorespiratorios y obesidad de origen congénito o endocrino.

Las contraindicaciones psicológicas relativas para cirugía bariátrica son enfermedades psiquiátricas tales como depresión mayor, bulimia nerviosa; el abuso de sustancias tales como cocaína, anfetamina, morfina, o alcohol. En estos casos es recomendable tanto para el éxito de la cirugía (pérdida de peso), como por la salud mental de estos pacientes, recibir un tratamiento previo y un seguimiento estricto en el postoperatorio. Además, diversos estudios concluyen que la pérdida de peso puede conducir a otras conductas de riesgo como el consumo de sustancias como el alcohol o el tabaquismo. Con respecto a las contraindicaciones absolutas, estas son todas las enfermedades psiquiátricas que impidan cooperar y entender en forma global el tratamiento, tales como el trastorno de personalidad limítrofe, la esquizofrenia, o cualquier enfermedad psicótica crónica, y pacientes con abuso o dependencia de alcohol y drogas.[21]

Riesgos y complicaciones[editar]

En general, además de los riesgos y complicaciones comunes a todo tratamiento quirúrgico de alta complejidad, los más frecuentes de la cirugía bariátrica son:

  • Vómitos persistentes (causados por comer en exceso)
  • Dificultad para tragar
  • Rotura de la línea de grapado (y posible derrame de ácidos gástricos)
  • Dehiscencia de sutura
  • Úlceras
  • Distensión de la bolsa gástrica y distensión abdominal dolorosa
  • Deficiencias nutricionales que pueden producir anemia u osteoporosis.

Las complicaciones por la cirugía o morbilidad quirúrgica se encuentra alrededor del 10%.[15]

Mortalidad[editar]

La mortalidad varía dependiendo de la publicación: de 0,2% a 1,5%. Su causa más frecuente es el embolismo pulmonar y la falla multisistémica. La mortalidad es más alta en pacientes de género masculino, edad mayor de 65 años y depende de la experiencia del grupo quirúrgico que realice el procedimiento, lo que refuerza la importancia de la curva de aprendizaje; se ha reportado una mortalidad del 5% en grupos que realizan menos de diez procedimientos por año y del 0,3% en grupos con grandes volúmenes de pacientes.[22]

Referencias[editar]

  1. Günther S Bruno. Etimología y Fonética Neohelénica del vocabulario médico: Autoaprendizaje mediante la práctica Diccionario Griego-Español según la ortografía monotónica de 1982. Rev. méd. Chile [revista en la Internet]. 2003 Dic [citado 2009 Oct 23] ; 131(12): 1475-1514. Disponible en: doi: 10.4067/S0034-98872003001200019.
  2. Deitel M y Melissas M. The Origin of the Word "Bari". Obesity Surgery, Volume 15, Number 7 / agosto de 2005 Volumen 15(7. October 12, Springer New York 2005. ISSN 0960-8923 (Print) 1708-0428 (Online). [1]
  3. Barbosa Mier, Johanna Patricia. «Manejo quirúrgico de la obesidad». Organización Sanitas Internacional Bogotá. Consultado el 6 de noviembre de 2016. 
  4. Barbosa Mier, Johanna Patricia. «Manejo quirúrgico de la obesidad». Organización Sanitas Internacional Bogotá. Consultado el 6 de noviembre de 2016. 
  5. B. Moreno Esteban, A. Zugasti Murillo. Cirugía bariátrica: situación actual. REV MED UNIV NAVARRA/VOL 48, Nº 2, 2004, 66-71. [2]
  6. Salinas P, Hugo. et al, Cirugía Bariátrica Y Embarazo . Revista chilena de obstetricia y ginecología. versión On-line ISSN 0717-7526. Rev. chil. obstet. ginecol. v.71 n.5 Santiago 2006. http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=s0717-75262006000500011&script=sci_arttext
  7. Barbosa Mier, Johanna Patricia. «Manejo quirúrgico de la obesidad». Organización Sanitas Internacional Bogotá. Consultado el 6 de noviembre de 2016. 
  8. Pantoja, Juan Pablo (2004). «Tratamiento Quirúrgico de la obesidad morbida». Gac Méd Méx Vol.140,. Consultado el 6 de noviembre de 2016. 
  9. Fernandez- Crehuet Serrano, C. (2012). «Cirugía bariatrica. Estudio y análisis de las complicaciones mediante estudios seriados.». Presentación Electrónica Científica. Sociedad Española de radiología medica. 
  10. Pantoja, Juan Pablo (2004). «Tratamiento Quirúrgico de la obesidad morbida». Gac Méd Méx Vol.140,. Consultado el 6 de noviembre de 2016. 
  11. Brasesco, Corengia, Oscar E., Mario. «Cirugía bariátrica: técnicas quirúrgicas». II-272. Consultado el 6 de noviembre de 2016. 
  12. Mazure, R A. (2009). «Balón intragástrico en el tratamiento de la obesidad». ISSN 0212-1611 • CODEN NUHOEQ. Consultado el 6 de noviembre de 2016. 
  13. Pantoja, Juan Pablo (2004). «Tratamiento Quirúrgico de la obesidad morbida». Gac Méd Méx Vol.140,. Consultado el 6 de noviembre de 2016. 
  14. Garcia-Caballero, M,J Alarcón Domingo. Cirugía de la obesidad mórbida. Volumen 11 de Guías clínicas de la Asociación Española de Cirujanos. Arán Ediciones, 2007. ISBN 84-86725-74-7, 9788486725747
  15. a b c Miguel A. Rubio, Cándido Martínez, Ovidio Vidal, Álvaro Larrad, Jordi Salas-Salvadó, Joan Pujol, Ismael Díez, Basilio Moreno. Documento de consenso sobre cirugía bariátrica. Rev Esp Obes 2004; 4: 223-249. [3]
  16. Eyal Sheiner . La cirugía bariátrica evita complicaciones habituales en embarazadas obesas. Sociedad Iberoamericana de Información Científica (SIIC) Data base. Segunda edición, ampliada y corregida: 13 de junio de 2007. [4]
  17. Buchwald H, et. al. Bariatric surgery: a systematic review and meta-analysis. JAMA. 2004; 292(14): 1724–1737 [5]
  18. NIH Conference. Gastrointestinal surgery for severe obesity. NIH Consensus development conference statement. March 25-27, 1991. [6]
  19. Barbosa Mier, Johanna Patricia. «Manejo quirúrgico de la obesidad». Organización Sanitas Internacional Bogotá. Consultado el 6 de noviembre de 2016. 
  20. Ruiz, Abraham. «Guia de practica rapida». Tratamiento quirurgico del adulto con obesidad morbida. 
  21. Bustamante, Francisco; Williams D, Catalina; Vega P, Eduardo Y Prieto D, Benjamín. Aspectos psiquiátricos relacionados con la cirugía bariátrica. Rev Chil Cir [online]. 2006, vol.58, n.6, pp. 481-485. ISSN . doi: 10.4067/S0718-40262006000600016. [7]
  22. Hernán Yupanqui, Juan Manuel Muñoz, Laura Guerra. Obesidad y cirugía bariátrica. Complicaciones clinicometabólicas. Revisión Sistemática. Acta médica colombiana. Vol. 33 N° 1. Enero-marzo de 2008. [8].

[1] [2] [3] [4] [5] [6]

Enlaces externos[editar]