Circo Orrín

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Circo Orrín

El Circo Orrín, situado en la Ciudad de México, llegó a ser considerado en el siglo XIX como uno de los mejores circos del mundo, hasta su cierre en 1906. Llevaba el nombre de sus fundadores: los hermanos Orrín, provenientes de una familia de cirqueros ingleses. Su fama se debió, principalmente, por el gran show del payaso británico, nacido en Canad̺á, Richard Bell. Durante 26 años de presencia ininterrumpida del espectáculo en México, atrajo multitudes. El secreto de su éxito fue la búsqueda permanente de lo que podía ser novedoso para el público.[1][2]

Historia[editar]

El payaso Ricardo Bell era la gran atracción del Circo Orrín

La familia Orrín inició su actividad circense en 1800, con los integrantes James, Sarah y su hijo George, quienes llegaron en 1845 a Nueva York. Posteriormente, los hijos de Georgeː Walter, George y Charles, llevaron el circo a diversas partes de Estados Unidos hasta San Francisco y, de ahí, fueron a Sudamérica, a países como Chile, Argentina, Venezuela, Costa Rica y, nuevamente, a Nueva York. A México llegaron por primera vez en 1872 para trabajar en el teatro Hidalgo.[3]

En 1881 decidieron abrir su propio circo Metropolitano en la Plaza del Seminario. Posteriormente en 1891 construyeron, con un estilo de Art nouveau, el segundo circo estable en la Ciudad de México, situado en la Plaza Villamil y el primero en usar la luz eléctrica con una capacidad de albergar 2,200 personas.

Se les puede considerar como parte importante de la historia de las artes escénicas circenses de México. Conocieron, valoraron la esencia, la manera de ser y los gustos de los ciudadanos mexicanos con gran profundidad, de tal forma que se le preguntó a Porfirio Díaz el por qué no dejaba votar a la población y el contestó: “porqué votarían por Ricardo Bell”.[4]

El público que frecuentaba el establecimiento era muy variado, reuniendo a todas las clases sociales. Asistía desde gente adinerada hasta campesinos. La calidad del espectáculo disolvía las barreras sociales con el eco de las risas.

En 1906, el circo terminó sus funciones porque Walter Orrín prefirió dedicarse al negocio de bienes raíces en una ciudad que tenía grandes oportunidades de construcción. La familia Orrín invirtió sus ganancias creando la Colonia Roma . Le dio ese nombre en recuerdo del famoso circo romano que representa el origen del circo en el mundo. Además, los nombres de las calles provienen de los estados visitados por el circo.[5]

Cuando el Circo Orrin cerró sus puertas, Richard Bell creó su propio Circo en el mismo lugar, dando continuidad al esparcimiento que ya caracterizaba a ese local y privilegiando al teatro y las artes escénicas sobre otros espectáculos. El Circo Bell abrió sus puertas en 1907 y finalmente fue demolido en 1910.

Entretenimiento[editar]

La colonia Roma recibió su nombre en recuerdo del circo romano, origen del circo en Occidente. En el mapa del centro de Roma durante el Imperio se aprecia la ubicación el circo
Las calles de la Colonia Roma, como Zacatecas, recuerdan los lugares a los que llegó el Circo Orrín

El circo tenía dos temporadasː la primera, en la Ciudad de México, durante los primeros meses del año. La segunda era una gira por los estados de la República Mexicana. Llegó a estados como Yucatán, Campeche, Nuevo León, Veracruz, Querétaro, San Luis Potosí, etcétera. Ese viaje lo hacía a bordo de una serie de vagones especialmente diseñados para el circo y seguían las rutas que tenían establecidas las compañías ferroviarias del país.[6]

Las pantomimas son un subgénero dramática del mimo que consiste en representar una historia mediante la mímica. Encantaron al público nacional Sus principales escenas fueron:

  • La Cenicienta
    en la foto Antonio Fernandez Medina
    Orquesta Del Circo Orrin , San luis potosí 1903
  • Una Boda en Santa Lucía (la Acuática)
  • Aladino
  • La Lámpara maravillosa
  • La Feria de Sevilla
  • Una Noche en Pekín

La más importante de las pantomimas fue “La Acuática”, que era una espectáculo se caracterizaba que el centro de la pista se convertía en un hermoso lago, mismo que era llenado progresivamente por una gran cascada iluminada por una luna artificial. Desde Londres mandaron traer los Orrin la gigantesca pileta y la cubierta de hule que tapizaba la pista convertida en lago, después un ingenioso mecanismo reproducía la cascada misma que desalojaba en diez minutos cincuenta y ocho mil litros de agua que conformaban una hermosa vista donde el agua realizaba oleajes sobre riscos, flores y rocas, con los que el público quedaba estupefacto.

Además de las pantomimas la principal atracción del circo fue el show de Richard Bell, pero contenía un variado programa:

  • Gimnastas estadounidenses Levingston
  • Domador de leones y leopardos Ferris
  • La interpretación de una pieza con un pequeño piano por la elefanta Julieta
  • Los gimnastas de salón, los hermanos Cornalla
  • Ejercicios en trapecio por los esposos Sannett
  • Entrenador de perros, monos, chivos y otros animales por el profesor, italiano, Filippi Salvinni

Referencias[editar]

  1. Julio Revolledo Cárdenas. «La historia mínima del circo en México». Archivado desde el original el 15 de septiembre de 2016. Consultado el 16 de abril de 2016.. 
  2. Papasdf. «Historias de la Ciudad». Consultado el 16 de abril de 2016.. 
  3. Osiris Arista. «El Circo en México». Consultado el 16 de abril de 2016.  (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  4. David A. Reyes. «La historia de Blanquita». Consultado el 17 de abril de 2016.. 
  5. Bernardina de la Garza Arregui. «El circo de Orrín y las calles de Roma». Consultado el 16 de abril de 2016.. 
  6. «Historias de la Ciudad». Consultado el 16 de abril de 2016.