Caso Bosman

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Caso Bosman
Tribunal TJUE
Caso C-415/93
Nombre completo Unión Royale Belge des Sociétés de Football Association ASBL y otros contra Jean Marc Bosman y otros.
Fecha 20 de septiembre de 1995
Sentencia 15 de diciembre de 1995
Transcripción enlace sentencia
Palabras clave
deportes, fútbol, relación laboral

El caso Bosman, es un caso paradigmático de derecho comunitario europeo, en el cual un modesto futbolista belga demandó libertad de acción a su club al finalizar su contrato, forzando a la Unión Europea de Asociaciones de Fútbol (UEFA) a cambiar varias de sus normas.

Antecedentes[editar]

Jean-Marc Bosman era un futbolista profesional belga que jugaba en el Real Fútbol Club de Lieja (R.F.C. Liège), en ese entonces de la Primera División de Bélgica. En junio de 1990 el RFC Lieja ofrece a Bosman un año más de contrato que él rechaza, alegando que no se le pagaría lo suficiente. Es puesto en la lista de transferibles con una cláusula de indemnización de 11.743.000 francos belgas. Al mes siguiente llega a acuerdo con la Unión Deportiva de Dunkerque (Unión Sportive Dunkerque) de Francia. El RFC de Lieja y el US Dunkerque acuerdan la cesión del jugador por una temporada más una opción de compra, mas el Dunkerque no admite la cláusula de indemnización que propone el Lieja, quien niega entonces al club francés el pase del jugador y lo aparta del equipo.

Bosman presentó una demanda contra el RC Liège, así como contra la Federación Belga de Fútbol y la UEFA porque alegaba que las normas de traspaso de la Federación Belga de Fútbol y de la UEFA-FIFA le habían impedido el traspaso al US Dunquerque.

Fondo del caso[editar]

La defensa de Jean-Marc Bosman planteaba que debe interpretarse los artículos 48, 85 y 86 del Tratado de Roma, de 25 de marzo de 1957; en dicho tratado se prohíbe que las asociaciones o federaciones deportivas nacionales e internacionales puedan establecer en sus reglamentaciones respectivas disposiciones que limiten el acceso de los jugadores profesionales extranjeros ciudadanos de la Comunidad Europea a las competiciones que organizan; y que los clubes de fútbol puedan exigir y percibir el pago de una cantidad de dinero con motivo de la contratación de uno de sus jugadores por parte de un nuevo club empleador habiendo terminado su contrato.

Sentencia[editar]

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea con sede en Luxemburgo y fecha 15 de diciembre de 1995 dictó sentencia en la cual declaraba ilegales las indemnizaciones por traspaso y los cupos de extranjeros de jugadores nacionales de estados miembros de la Unión Europea (UE).

Consecuencias[editar]

La desaparición de los cupos de extranjeros (o enclaves nacionalistas) generó efectos enormes en el fútbol mundial. Los grandes clubes de las ligas europeas con mayor poder económicos pudieron contratar a los mejores jugadores del mundo, sin importar su nacionalidad, en particular el Real Madrid, la Juventus, el Inter de Milán, el AC Milan, el Bayern Múnich, el Arsenal, el Chelsea, el Manchester United, el Liverpool y el Barcelona. Eso provocó que los demás equipos de sus ligas locales se volvieran menos competitivos, a pesar del aumento de las ganancias por la mayor difusión. Asimismo, las ligas menos prestigiosas, tanto de Europa como de América Latina, perdieron gran parte de sus mejores jugadores a los equipos fuertes de Europa. Por otra parte, la mayor cantidad de extranjeros limitó la posibilidad de los futbolistas de jugar en sus ligas locales, ya que son atraídos por ligas más fuertes o desplazados por extranjeros de ligas menores.

Enlaces externos[editar]