Carnaval de Humahuaca

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Carnavalito en Humahuaca.jpg
Carnavalito en Humahuaca
Tipo folklórica y popular
Sede Humahuaca, Tilcara y, en general, toda la Quebrada de Humahuaca
Comienzo Móvil
Término Miércoles de ceniza
Duración Ocho días
Motivo Carnaval
Costumbres Bailes y disfraces

El Carnaval de Humahuaca es una celebración popular, que se realiza al comienzo de la cuaresma (40 días antes de Semana Santa), en la zona de la Quebrada de Humahuaca, provincia de Jujuy, Argentina.

Introducido por los españoles durante el período en que conquistaron parte de América, el carnaval se fusionó con rituales indígenas destinados a celebrar la fecundidad de la tierra y a honrar a la deidad de la Madre Tierra, la Pachamama, por los bienes recibidos. Se trata de una versión breve y adaptada de la festividad peruana del Kapaj Inti Rami, que se iniciaba en diciembre y finalizaba en marzo, en la cual se bebía, cantaba, comía y bailaba hasta el paroxismo.[1]

Carnaval de Humahuaca.
Copleros celebran el carnaval en Bárcena, quebrada de Humahuaca.

El festejo se inicia en cada comunidad con el desentierro del diablo, llamado Coludo o Pujllay, que simboliza la celebración, de una apacheta[n 1]​ de piedras, representado por un muñeco de trapo que fue enterrado en el final del último carnaval. Los deseos reprimidos se liberan y durante el festejo se permite embriagarse sin recato, los preceptos morales son dejados de lado. La iglesia católica se ha visto obligada con el correr del tiempo a participar de los festejos "paganos".[1]

Hay baile y música interpretada con instrumentos autóctonos como los erkenchos, las anatas, los charangos y bombos. Los habitantes se visten con trajes coloridos utilizando cascabeles y máscaras para disfrazarse; se divierten impregnándose la cara con harina y tirándose con talco y serpentinas mientras reparten ramitas de albahaca.

La tradición tiene reminiscencias indígenas, españolas y criollas. Además, por ser la Quebrada de Humahuaca paso obligado hacia el Perú y Bolivia, ha asimilado la música y algunas características de esos países.

Los dos jueves anteriores al carnaval los compadres se reúnen para celebrar el reencuentro, y al jueves siguiente llega el turno de las comadres, quienes se entretienen en divertidas copleadas relatando lo que les ocurrió a lo largo del año. El sábado de carnaval se juntan las comparsas.

Dura ocho días: con el sol las comparsas concurren a las invitaciones, bailando carnavalitos por las calles, y a la noche se baila en los locales. El festejo termina el "Domingo de Tentación", con el "entierro" del Diablo, en un hoyo que representa la boca de la Pachamama, junto a cigarrillos, coca, serpentinas y chicha. Se prueban entonces platos típicos como empanadas, corderos, queso de cabra y bebiendo, entre otras cosas, chicha y entre lamentos se reza para que haya nuevamente diversión al año siguiente.

En la ciudad de Humahuaca es donde este carnaval alcanza su máximo fervor. De allí surgió la costumbre de disfrazarse de diablitos (Comparsa La Juventud Alegre). Y cada comparsa mantiene una tradición diferente.

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. En algunas regiones andinas la apacheta es un mojón de piedras realizado para invocar a alguna divinidad
Una multitud festejando el carnaval en un mojón de Tilcara

Fuentes[editar]

  1. a b Carnaval de la Puna, Revista National Geographic en español, agosto de 2003.