Capítulos que se le olvidaron a Cervantes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Capítulos que se le olvidaron a Cervantes es el título de una novela del ensayista y pensador ecuatoriano Juan Montalvo, publicada por primera vez en 1895, pocos años después de la muerte de su autor. Es una continuación de la novela de Cervantes Don Quijote de la Mancha.

La obra tiene un extenso prólogo, que lleva por título El buscapié, y refiere nuevas aventuras de Don Quijote de la Mancha. Se diferencia notablemente de otras continuaciones del Quijote en que la acción se inicia a partir de un momento indeterminado de la obra cervantina y se interrumpe dejando a Don Quijote con vida, aunque después de haber redactado un testamento en verso octosilábico.

El texto contiene numerosas referencias a los libros de caballerías, evidentemente tomadas de las notas de Diego Clemencín a su edición del Quijote, y hace también alusión a una serie de personajes de la política ecuatoriana de su tiempo, en particular el presidente Ignacio de Veintemilla, de quien Montalvo era furibundo adversario, y al que presenta en la figura de un ladrón ajusticiado, cuyo cadáver hallan Don Quijote y Sancho. Otra característica de la obra es su notorio anticlericalismo, expresado en reiteradas burlas y censuras a la Iglesia Católica y la conducta y actitudes del clero.

La tabla de capítulos del libro es la siguiente:

  • Capítulo I.- De la penitencia que a imitación de Beltenebros principió y no concluyó nuestro buen caballero don Quijote.
  • Capítulo II.- Del encuentro que don Quijote de la Mancha tuvo con Urganda la desconocida.
  • Capítulo III.- De la manera como don Quijote de la Mancha hizo suya una aventura de otro famoso caballero.
  • Capítulo IV.- De la grande aventura de los tres penitentes, y otras de menos suposición.
  • Capítulo V.- Donde se ve si devotos se quedan con los agravios que reciben, y se da cuenta de cómo don Quijote embistió a una legión que él tuvo por de mala ralea.
  • Capítulo VI.- Donde se da cuenta del ágape que honró con su presencia don Quijote de la Mancha.
  • Capítulo VII.- Donde continúa el festín del cura, dado con la ocasión que ya sabemos.
  • Capítulo VIII.- Donde se descubre la ingeniosa manera de que el cura usó para dar un banquete sin que le costase un maravedí y se trata de Sancho Panza y la revuelta en que se vio metido muy a pesar suyo.
  • Capítulo IX.- Que trata de cosas varias e interesantes por sí mismas, y todavía más por la parte que en ellas tomó don Quijote de la Mancha.
  • Capítulo X.- Del encuentro que tuvo don Quijote con un poderoso enemigo, y de los trabajos que a esta aventura sucedieron.
  • Capítulo XI.- De la temerosa aventura de la cautiva encadenada.
  • Capítulo XII.- De la grande aventura del puente de Mantible que nuestro buen caballero se propuso acometer y concluir en un verbo.
  • Capítulo XIII.- Que trata de la maravillosa ascensión de don Quijote y del palacio encantado donde imaginó hallar a su señora Dulcinea.
  • Capítulo XIV.- De la entrevista que el enamorado don Quijote creyó haber tenido con su dama.
  • Capítulo XV.- De la conversación que caballero y escudero iban sosteniendo mientras caminaban.
  • Capítulo XVI.- De la casi aventura que casi tuvo don Quijote ocasionada por un viejo de los ramplones de su tiempo.
  • Capítulo XVII.- Donde se ve si don Quijote era más discreto que un obispo, hasta cuando llegaba el instante de ser loco.
  • Capítulo XVIII.- De la grande aventura del globo encantado en que venía la mágica Zirfea.
  • Capítulo XIX.- Donde se da cuenta de cosas que sólo para Sancho Panza concluyeron como aventura.
  • Capítulo XX.- Donde nuestro caballero se muestra muy juicioso, hasta cuando la aventura en que gana el cuerno encantado de Astolfo le hace mostrarse más loco que nunca.
  • Capítulo XXI.- Que trata de lo que no sabrá el lector antes de que hubiese leído este capítulo.
  • Capítulo XXII.- Que da a conocer la casa adonde fue a parar don Quijote después de la aventura en que ganó el cuerno de Astolfo.
  • Capítulo XXIII.- Donde se sigue a don Quijote hasta la casa que él tuvo por castillo.
  • Capítulo XXIV.- Donde se dan a conocer algunas de las personas con quienes tenía que habérselas don Quijote en casa de don Prudencio Santiváñez.
  • Capítulo XXV.- De cómo entró en conversación nuestro caballero con los señores del castillo.
  • Capítulo XXVI.- De lo que trataron Sancho Panza y el intendente del castillo.
  • Capítulo XXVII.- De lo que pasó entre Sancho Panza y la viuda que en este capítulo se presenta.
  • Capítulo XXVIII.- De los razonamientos que los dueños de casa y su huésped iban anudando, mientras Sancho Panza hacia lo que sabemos
  • Capítulo XXIX.- Del ímpetu de coraje que tuvo don Quijote al saber lo que a su vez sabrá el que leyere este capítulo.
  • Capítulo XXX.- De las lamentaciones que hizo nuestro buen caballero don Quijote y de las temerosas razones en que se declaró su resentimiento.
  • Capítulo XXXI.- De la desventura del bueno de Sancho Panza y los reproches que hizo a su señor, con la vehemente respuesta de este fogoso caballero.
  • Capítulo XXXII.- Que trata del santo hombre de ermitaño que don Quijote encontró en el cerro, con lo cual su aventura iba a ser de las más acabadas.
  • Capítulo XXXIII.- De la notable contienda del bravo don Quijote con el caballero del águila, y de otras cosas no menos interesantes que divertidas.
  • Capítulo XXXIV.- Del alborozo que nuestro enamorado caballero sintió al topar de manos a boca con su dama.
  • Capítulo XXXV.- Donde se da cuenta del grave asunto que trataron algunos de los personajes de esta historia.
  • Capítulo XXXVI.- Donde se enumeran los caballeros que han de concurrir al torneo de don Alejo de Mayorga en honra de las damas.
  • Capítulo XXXVII.- De la batalla nocturna que el invencible don Quijote estuvo a punto de perder y no ganó del todo.
  • Capítulo XXXVIII.- Del grave, raro e inesperado suceso que le fue revelado a nuestro buen caballero don Quijote de la Mancha.
  • Capítulo XXXIX.- De cómo se armó para el torneo el famoso caballero de la Mancha.
  • Capítulo XL.- Donde se da cuenta del famoso torneo del castillo.
  • Capítulo XLI.- De las razones y las contradicciones que amo y criado tuvieron después de la batalla.
  • Capítulo XLII.- Donde se da cuenta del baile de Doña Engracia de Borja, y se delinean algunas de las damas que a él concurrieron.
  • Capítulo XLIII.- Donde se prosigue la materia del capítulo anterior.
  • Capítulo XLIV.- De la despedida que de los señores del castillo hizo nuestro aventurero.
  • Capítulo XLV.- De lo que les sucedió a don Quijote y Sancho Panza, mientras andaban descaminados por Sierra Morena.
  • Capítulo XLVI.- Qué fue lo que don Quijote y su escudero hallaron al salir de un bosque.
  • Capítulo XLVII.- Donde se ve si le faltaban aventuras al bravo don Quijote.
  • Capítulo XLVIII.- De lo que pasó entre amo y criado, y de quiénes eran los señores que toparon con don Quijote.
  • Capítulo XLIX.- De cómo rodó la conversación en el festín campestre.
  • Capítulo L.- Que muestra hasta dónde podían llegar y llegaron el atrevimiento y la locura de don Quijote.
  • Capítulo LI.- Que trata de cosas del bachiller Sansón Carrasco.
  • Capítulo LII.- De la llegada de don Quijote al castillo del señor de Montugtusa.
  • Capítulo LIII.- De cómo salió el maestro Peluca en la representación de su comedia.
  • Capítulo LIV.- De lo que sucedió entre las cuatro paredes del aposento de los huéspedes.
  • Capítulo LV.- Donde se da a conocer el desconocido y cuenta su lamentable aventura.
  • Capítulo LVI.- De la nunca vista ni oída batalla que de poder a poder se dieron el genuino y el falso don Quijote.
  • Capítulo LVII.- De las razones que mediaron entre don Quijote y su criado, hasta cuando al primero se le ofreció hacer una aventura muy ridícula de dos notables sucesos antiguos.
  • Capítulo LVIII.- Capítulo de los menos parecidos a los de Cide Hamete Benengeli.
  • Capítulo LIX.- Que trata de la última aventura que le sucedió a nuestro buen caballero don Quijote.
  • Capítulo LX.- Donde el historiador da fin a su atrevido empeño, no de hombrearse con el inmortal Cervantes, ni de imitarle siquiera, sino de suplir, con profundo respeto, lo que a él se le fue por alto.



Ediciones actuales[editar]

  • Capítulos que se le olvidaron a Cervantes. Edición de Ángel Esteban. Madrid: Cátedra, 2004.

Enlaces externos[editar]