Campanas tubulares

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Tubular-bells.JPG

Las campanas tubulares (conocidas con el nombre de campanólogo) es un instrumento musical, en concreto, se trata de un idiófono percutido de metal. Se llaman campanas tubulares porque, de hecho, su sonido es similar al de las grandes campanas de las iglesias. Su invención fue un modo de evitar llevar las grandes y poco prácticas campanas originales a la orquesta.[1]

Las campanas tubulares son dieciocho tubos metálicos (de cobre o latón) huecos que están suspendidos de un armazón. Estos tubos se percuten con uno o dos mazos. El tubo siempre es golpeado en su sección superior. Para detener el sonido se usa o una barra o un pedal.

Cada campana (tubo) tiene distinta longitud, para poder ofrecer notas diferentes. Permite la afinación, por lo que se trata de un instrumento de sonido determinado.

Historia[editar]

Sus primeros usos fueron dados en el siglo XIX, cuando en las operas se necesitaba el sonido de campanas de iglesias. Otra obra que les daría uso y que sería de más fama fue la Obertura 1812 de Tchaikovsky, cuando en el climax estas se utilizan para representar a las campanas de las iglesias proclamando que se ha ganado la guerra contra Francia. Mike Oldfield las haría famosas en el siglo XX con su Tubular Bells de 1973. La producción de este instrumento se disparó, dada la demanda que se generó por parte de coleccionistas y otros artistas, que incluyeron el invento en muchas creaciones posteriores.

Extensión[editar]

Su extensión básica va desde el do central del piano (do3) hasta el sol de una octava más aguda (sol4). No obstante, hay modelos grandes que bajan hasta el la2, e incluso hasta el sol2, y suben hasta el do5.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]