Bernardo Jaramillo Ossa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Bernardo Jaramillo Ossa

Candidato a la Presidencia de Colombia

Datos personales
Nacimiento 2 de septiembre de 1955
Bandera de Colombia Manizales, Colombia
Fallecimiento 22 de marzo de 1990 (34 años)
Bandera de Colombia Bogotá, Colombia
Partido Unión Patriótica

Bernardo Jaramillo Ossa (Manizales, 2 de septiembre de 1955 - Bogotá, 22 de marzo de 1990) fue un político colombiano. Importante dirigente agrario en el Urabá antioqueño, era militante del Partido Comunista Colombiano, y asumió la presidencia de la Unión Patriótica después de la muerte de Jaime Pardo Leal en 1987.

Juventud[editar]

Bernardo Jaramillo Ossa nació en el seno de una familia trabajadora de Manizales. Era hijo de Nidia Ossa y de Bernardo Jaramillo Ríos. Tuvo una hermana, Clemencia. Terminó su bachillerato en el Instituto Manizales. Se gradúa como abogado en la Universidad de Caldas en junio de 1981.[1] Sus padres comentan que desde su juventud entendió los problemas de pobreza que vivían varias personas a su alrededor, funda un restaurante popular cuando estaba en secundaria.

Siendo estudiante de secundaria y en medio de una protesta, conoce al legendario líder sindical Rubén Darío Castaño a quien consideraba su mentor político y poco tiempo después, ingresa a las filas de la Juventud Comunista donde alcanza posiciones de liderato. Años más tarde, Castaño también sería asesinado por paramilitares en noviembre de 1985 en la puerta de su casa.

En 1977 contrae nupcias con Ana Lucía Zapata con quien tuvo dos hijos, Bernardo y Paula Tatiana. Años después se divorcia para unirse a Mariela Barragán.

En la Unión Patriótica[editar]

Jaramillo Ossa se unió a la UP una vez que fue fundada en 1985 y más tarde en las elecciones de 1988 ocupó el escaño de Senador de la República a la vez que tras el asesinato de Jaime Pardo Leal asume la presidencia de la UP.

Intentó darle una mayor amplitud a la UP, acusada por sus críticos de ser un brazo político de las FARC. Jaramillo Ossa hizo esfuerzos por vincular dicho movimiento a la Internacional Socialista, lo que le valió el sobrenombre de "perestroiko". Criticó duramente a las FARC sobre todo por su política de "la combinación de todas las formas de lucha" aunque a la vez mantenía el apoyo de conseguir la paz con la guerrilla para lo que exigía el fin de los grupos paramilitares quienes ya habían asesinado para esa época a más de 300 militantes del movimiento, otro asunto también denunciado a todos los medios. Tras la muerte de Luis Carlos Galán, del partido liberal, personaje que admiraba, es elegido candidato presidencial para el periodo 1990-1994 y obtiene una inmensa popularidad por sus constantes llamados a la paz, sus denuncias de impunidad y tolerancia oficial con el paramilitarismo y las alianzas de este con el narcotráfico. Posteriormente Jaramillo planeaba una alianza con sectores muy amplios de la sociedad colombiana incluyendo a otras corrientes de izquierda como a Carlos Pizarro Leongómez, desmovilizado líder del M-19 y también candidato a la presidencia.

Asesinato[editar]

Siendo miembro del Senado de la República y candidato presidencial por la UP fue asesinado en Bogotá el 22 de marzo de 1990. Jaramillo se encaminaba junto a su compañera Mariela Barragán y varios escoltas del DAS al Terminal Puente Aéreo de la ciudad de Bogotá, a pesar de haber recibido amenazas de muerte y tras no ponerse su chaleco antibalas, una vez en el terminal aéreo esperarían su vuelo con destino a Santa Marta donde tomaría vacaciones y prepararía su campaña. Un joven sicario paramilitar llamado Andrés Arturo Gutiérrez Maya lo esperaba y mientras estaba él al frente de una farmacia, el sicario sacó una Ametralladora Mini Ingram 380 y disparó contra el candidato; herido en brazos de su compañera le dijo a ella:

Mi amor no siento las piernas

Estos hijueputas me mataron, me voy a morir.

Abrázame y protégeme.

Tras ser llevado al automóvil perdió el conocimiento y fue llevado a la clínica de La Policía en la avenida Eldorado y antes de ser llevado al quirófano murió tras una demora en el ascensor de la clínica.

Su crimen aún no está completamente esclarecido aunque inicialmente se culpó a Pablo Escobar de ser el autor intelectual, esto fue desmentido por el capo quien en un comunicado declaraba sentir respeto por Jarramillo Ossa ya que era enemigo de la extradición. Después fueron condenados por el hecho Carlos Castaño Gil y su hermano Fidel, sin embargo en el libro -Mi confesión- Carlos Castaño Gil desmiente el hecho, argumentando que estuvo presente el día de tal decisión, pero nunca estuvo de acuerdo con el operativo, argumenta también, que dicho asesinato no fue ejecutado por sus tropas, pero si por unas muy cercanas a su organización. 'Popeye', mano derecha de Escobar argumentó que aquel había contactado a Jaramillo para advertirle el peligro que corría. Fue uno de los miles de asesinatos y desapariciones que sufrieron los integrantes de la UP. Gutiérrez Maya, el sicario que había asesinado a Jaramillo fue asesinado días más tarde.

Durante el sepelio de Bernardo Jaramillo en Manizales y uno simbólico en Bogotá, la multitud lloró, aplaudió y cantó «¡por esos muertos, nuestros muertos, exigimos justicia!» A Bernardo Jaramillo lo llamaban cariñosamente Garfield por su bigote, también era cariñosamente llamado "el bizcocho" (hombre apuesto). Al paso del ataúd de Bernardo Jaramillo; parlantes a todo volumen recordaban el tango de Carlos Gardel y Alfredo LePera, «Volver» que era la melodía preferida de Bernardo Jaramillo.

Después del asesinato de Jaramillo Ossa y muchos otros líderes, la dirigencia de la Unión Patriótica pasó a la social-democracia y junto con otras tendencias hizo parte del Frente Social y Político, que luego se uniría al Polo Democrático.

Referencias[editar]

Notas[editar]

  1. Bernardo Jaramillo Ossa: Es un soplo la vida. Napoleón Vanegas. Ediciones Foro Nacional por Colombia. Bogotá, 1991.