Behemot

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Yahveh señalando a Behemot y Leviatán. Behemoth and Leviathan, acuarela de William Blake perteneciente a Ilustraciones del Libro de Job de William Blake.

Behemot o Bégimo (hebreo: בהמות) es una bestia mencionada en el Libro de Job 40:15-24.[1]​ Metafóricamente, su nombre ha llegado a ser usado para connotar algo extremadamente grande o poderoso. Según las características que dice la Biblia y las investigaciones sobre aquellas, Behemot podría ser un hipopótamo [cita requerida] o un dinosaurio. [2][3]

Descripción[editar]

Algunos estudiosos bíblicos interpretan que el Behemot (también conocido como Bahamuth) está asociado al hipopótamo o al rinoceronte, aunque la descripción dada no se asemeja en varios detalles. Otros estudiosos bíblicos interpretan que se trata de un dinosaurio debido a las características descritas, entre ellas que su cola podría compararse con un cedro que se mueve y la cola del hipopótamo o del rinoceronte No.

Behemot, aparece mencionado en la Biblia en el Libro de Job (40,15-24), junto a otro monstruo, Leviatán, como referencias descriptivas que el Dios bíblico le da a Job ("..Mira a Behemot, criatura mía igual que tú," y "..¿Puedes pescar a Leviatán con un anzuelo, o atarle la lengua con una cuerda?") para demostrarle su poder y sabiduría, la cual se refleja en su creación y sus criaturas.

Según las características dadas, esta última bestia podría representar al cocodrilo o al mitólogico dinosaurio-dragón. [4]​ La caza de hipopótamos y cocodrilos fue un peligroso deporte practicado con cierta frecuencia por la realeza egipcia, como puede contemplarse en algunos frescos y relieves de esa cultura pero según la cita bíblica que lo describe, no se hace referencia a su caza sino más bien a la "necedad" de quien pretendiera prácticarla con bestia semejante.

En el apócrifo Libro de Enoc Behemot y Leviatán son descritos así:

Y en ese día se separarán dos monstruos, una hembra llamada Leviatán, que morará en el abismo sobre donde manan las aguas, y un macho llamado Behemot, y ocupará con sus pechos un desierto inmenso llamado Dandain.

En otras leyendas hebreas ambas criaturas son enemigas que se enfrentaron al principio de los tiempos y han de ser destruidas por Dios antes de que acaben con su Creación. Otras versiones de estas leyendas sostienen por el contrario que la batalla entre los monstruos no fue al principio, sino que será el día del Juicio Final. Durante la Edad Media, Behemot llegó a ser el nombre de un demonio.

La descripción más completa de Behemot se encuentra sin embargo en el Libro de Job:

He aquí ahora Behemot, el cual hice como a ti; hierba come como buey. He aquí ahora que su fuerza está en sus lomos, y su vigor en los músculos de su vientre. Su cola mueve como un cedro, y los nervios de sus muslos están entretejidos. Sus huesos son fuertes como bronce, y sus miembros como barras de hierro. Él es el principio de los caminos de Dios; el que lo hizo puede hacer que su espada a él se acerque. ciertamente los montes producen hierba para él; y toda bestia del campo retoza allá. Se echará debajo de las sombras en lo oculto de las cañas y de los lugares húmedos. Los árboles sombríos lo cubren con su sombra; los sauces del arroyo lo rodean. He aquí sale de madre el río, pero el no se inmuta Tranquilo está, aunque todo un Jordán se estrelle contra su boca. Debajo de los lotos se revuelca, en la espesura de cañas y de juncos. Le cubren los lotos con su sombra, le rodean los sauces del torrente. ¿Lo tomará alguno cuando está vigilante,y horadará su nariz? Libro de Job (XL,15-24)

Identidad[editar]

Leviatán, Behemot y Ziz

Desde el siglo XVII ha habido varios intentos para identificar a Behemot pero en aquél entonces se carecía de información de la existencia de dinosaurios ,[2]​ los cuales se evidenciaron objetivamente recién desde el siglo XIX y dieron origen a la paleontología [5]​ como ciencia.

Algunos estudiosos lo han visto como una criatura real de nuestro tiempo, usualmente como un hipopótamo, y ocasionalmente como un elefante, cocodrilo o búfalo de agua [6]​ pero otros estudiosos lo ven como una referencia a los dinosaurios que vivieron en eras pasadas .[7]

La referencia a su "cola" que "se mueve como un cedro", es un problema para la teoría de bestia contemporánea, debido a que no puede ser identificado como la cola de algún animal de nuestra era. El biólogo Michael Bright sugiere que esta referencia alude a la forma de brocha de sus ramas, la que se asemeja a las colas de los elefantes e hipopótamos modernos,[8]​ sin embargo, la referencia no menciona una parte del cedro (las ramas) sino al arbol de cedro.

Algunos lo han identificado con el torso de un elefante, pero podría referise al pene de Behemot, basados en otro significado de la palabra Hebrea "mover", que significa "extender", y en la segunda parte del versículo 17 que describe el tendón cerca de sus "rocas"- no, como en la traducción superior, sus muslos. La Vulgata, reconociendo esto, usa la palabra testiculorum, ‘testículos’.[9]

Otra opinión es que Behemot es el producto de la imaginación del autor de Job, un símbolo del poder de Dios: en el versículo 24, es descrito con un anillo (lit. lazos) en su nariz, señal de que había sido domado por Yahveh[1]​ y a la vez, se niega que pueda ser domado por el hombre ("..Su hacedor lo tomará por sus ojos en tropezaderos, y horadará su nariz " o "..¿Quién se atreverá a herirle los ojos y ponerle una argolla en las narices ?").

Libro de Job, ¿hipopótamos o dinosaurios?[editar]

El libro de Job[10]​ es un libro bíblico del Antiguo Testamento, considerado como el primero de los Libros Sapienciales ó didácticos.

Para algunos creyentes el libro de Job sólo es poético; para otros el libro es real y verdadero.

Su autor -de gran finura religiosa y conocimientos- es desconocido, pero la tradición lo atribuye a Moisés, aunque al igual que los Libros del Pentateuco, es posible que haya sido trasmitida en forma oral por los patriarcas a través de sus descendientes y que Moisés los recopilara estando en Egipto y en Madián.

El apéndice que añade la traducción de los LXX afirma que Job vivió en Uz, entre los confines de Idumea y Arabia pero no existe evidencia objetiva al respecto.

Existen "versiones" del mismo realizadas por Goethe en su Fausto y la novela Diario de Job de Fernando Savater (1983) que intentan abordarlo para darle algún sentido de acuerdo a las creencias del autor.

Quienes creen en la teoría de la bestia contemporánea, han asumido que Behemot es un Hipopótamo o un Rinoceronte.

Quienes creen en la teoría de la bestia de eras pasadas, han asumido que Behemot es un dinosaurio.

Si bien la interpretación de la identidad de la bestia Behemot es controversial, no lo es el significado y propósito del Libro de Job al mencionar esta bestia.

En el Libro de Job, es YHWH quien menciona esta bestia a Job y para que dos personas se puedan entender, es necesario un lenguaje común y cierto entendimiento del tema en cuestión. Entonces, si YHWH habla a Job sobre un tal Behemot, es porque Job ya conocía de la existencia de Behemot en el presente (su época) o en el pasado (como si estuviera recién extinto pues entonces no existían los métodos de la paleontología).

-

Cuando Dios describió las características de esta bestia, Job también pudo entender el sentido metafórico de esta revelación divina que empieza con una pregunta: ( Job 38:1-3 )

"..El Señor respondió a Job desde la tempestad. Le dijo:

«¿Quién es éste, que oscurece mi consejo con palabras carentes de sentido?

Prepárate a hacerme frente; yo te preguntaré, y tú me responderás...",

-

ante lo cual y después de algunas meditaciones, Job convencido de su ignorancia y necedad, le dá la razón a YHWH: (Job 42:1-3)

"...Job respondió entonces al Señor. Le dijo:

«Yo sé bien que tú lo puedes todo,

que no es posible frustrar ninguno de tus planes.

“¿Quién es éste”, has preguntado,

“que sin conocimiento oscurece mi consejo?”

Reconozco que he hablado de cosas

que no alcanzo a comprender,

de cosas demasiado maravillosas

que me son desconocidas.

-

Podemos notar en las mismas confesiones de Job, que él habló con temor de YHWH pero no habló de lo que conocía de YHWH (su misericordia eterna, la perfección en la creación a pesar de criaturas terribles como Behemot, Leviatán, etc) sino habló de lo que No conocía (es decir, se quejó que sus padecimientos no tenían causa). Aquel olvido y la consiguiente visión negativa de los hechos, fue lo que YHWH le hizo notar a Job al recordárselos y estuvo esperando que reconociera esa necedad, antes de restaurarlo física y espiritualmente.

La enseñanza del libro de Job es:

Mantener la fe (la confianza en YHWH) en los momentos más penosos, recordando las misericordias recibidas de YHWH cuando las circunstancias nos parezcan injustas: (Salmo 103:1-6)

"Alaba, alma mía, al Señor; alabe todo mi ser su santo nombre.

Alaba, alma mía, al Señor, Y NO OLVIDES ninguno de sus beneficios.

Él perdona todos tus pecados y sana todas tus dolencias;

él rescata tu vida del sepulcro y te cubre de amor y compasión;

él colma de bienes tu vida y te rejuvenece como a las águilas.

El Señor HACE JUSTICIA y defiende A TODOS LOS OPRIMIDOS".

-

esto significa que las leyes de la creación de YHWH estan hechas esperando nuestra actitud de fé como "causa" para poder heredarnos sus promesas de restauración y/o bendición como "consecuencia": (Hebreos 6:11-12)

"..Deseamos, sin embargo, que cada uno de ustedes siga mostrando ese mismo empeño hasta la realización final y completa de su esperanza. No sean perezosos; más bien, imiten a quienes por su fe y paciencia heredan las promesas".

Etimología[editar]

En el original hebreo se mencionan 2 palabras:

Primera: kemo, que habla de "algo en semajanza a", "que se usa por separado" y "de no ser menos que".

En este caso se refiere al cedro (q en su original hebreo es eh'-rez y viene de otra palabra hebrea araz, referente a la firmeza como el cedro).

Segunda: kjaféts, que habla sobre inclinar, doblar y mover.

Por tanto, se esta hablando de una cola que es semejante al cedro y no menos que eso, que se puede mover por separado, se inclina y se dobla a voluntad de la bestia descrita.

Es decir, se entiende que habla de ambas cosas: semejanza al cedro y movimiento como el cedro. [11]

Los Cedros [12]​ son grandes árboles de 25 a 50 metros a cuya altura el aire pudiera moverlos fuertemente y ese movimiento sería lo bastante fuerte y por ende peligroso, para cualquier otro ser vivo cercano. Si el movimiento de la cola de esta bestia es semejante al de estos árboles, su tamaño debiera ser gigantesco como de los dinosaurios de eras pasadas para asemejarse a la majestuosidad o grandeza que se describe en Job 40.

En nuestra era, no conocemos ningún animal gigantesco que mueva la cola como un cedro pero en la era de los dinosaurios habían varios (brontosaurio ,[13]​ diplodocus ,[14]​ etc).

Según Borges (conferencias recopiladas en Siete Noches - teatro Coliseo de Buenos Aires), Behemot es un nombre plural y significa muchos animales en hebreo.

Dios está más allá de todo juicio humano y para ayudarnos a comprenderlo se sirve de dos ejemplos extraordinarios: el de la ballena y el del elefante. Busca estos monstruos para significar que no son menos monstruosos para nosotros que el Leviatán y el Behemot (cuyo nombre es plural y significa muchos animales en hebreo). Dios está más allá de todos los juicios humanos y así lo declara Él mismo en el Libro de Job. Y los hombres se humillan ante Él porque se han atrevido a juzgarlo, a justificarlo. No lo precisa. Dios está, como diría Nietzsche, más allá del bien y del mal. Es otra categoría.[15][16]

Referencias[editar]

  1. a b Bruce M. Metzger, Michael D. Coogan, "The Oxford guide to people & places of the Bible" (Oxford University Press, 2004), p.33
  2. a b Wikipedia. «Dinosaurios». Consultado el Plantilla:2017-07-04. 
  3. Youtube - Pastor cumpa - Dr. Armando Alducin. «Behemot y Leviatan». Consultado el 5 de julio de 2017. 
  4. Wikipedia. «Dragón». 
  5. Wikipedia. «Paleontología». Consultado el {{subst: 2017-07-05}}. 
  6. K. van der Toorn, Bob Becking, Pieter Willem van der Horst, "Dictionary of deities and demons in the Bible", p.168
  7. «Triásico». Consultado el Plantilla:2017-07-04. 
  8. Bright, Michael (2006). Beasts of the Field: The Revealing Natural History of Animals in the Bible. Londres: Robson. pp. 26-27. ISBN 1-86105-831-4. 
  9. Mitchell, Stephen, 1987. The Book of Job. San Francisco: North Point Press. Cited in R. T. Pennock, 1999, Tower of Babel, Cambridge, MA: MIT Press.
  10. Wikipedia. «El Libro de Job». 
  11. º))))»<.·´¯`·.·.·´¯`·.·• wdo respuestas # 3 y 5. «Behemot y Leviatán ¿Dinosaurios en la Biblia?». Consultado el 4 de julio de 2017. 
  12. Wikipedia. «Cedros». Consultado el Plantilla:2017-07-04. 
  13. Wikipedia. «Brontosaurio». 
  14. Wikipedia. «Diplodocus». 
  15. Borges. «La "Divina Comedia" de Borges». Consultado el 11 de noviembre de 2016. 
  16. Borges. «Narración grabada de La "Divina Comedia" de Borges». Consultado el 11 de noviembre de 2016.