Batalla de Viana

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Batalla de Viana
Escuadrones de Lanceros carlistas atacan a los Cazadores de la Guardia liberal en Viana.jpg
Escuadrones de Lanceros carlistas atacan a los Cazadores de la Guardia liberal en Viana[1]
Lugar Viana
Coordenadas 42°30′36″N 2°22′05″O / 42.51, -2.36805556Coordenadas: 42°30′36″N 2°22′05″O / 42.51, -2.36805556
Resultado Victoria carlista
Beligerantes
Carlistas Liberales o cristinos
Comandantes
Zumalacárregui Barón de Carondelet
Fuerzas en combate
600 soldados de infantería
300 jinetes
240 caballería
Bajas
50 prisioneros

La batalla de Viana fue uno de los combates de la Primera Guerra Carlista.

Antecedentes[editar]

El final de la guerra con Portugal con la Convención de Évora-Monte de 27 de mayo de 1834, permitió el reforzamiento de las tropas liberales, que se concentraron para expulsar a Zumalacárregui de su refugio de Améscoas. El 9 de julio Carlos entró en Navarra por Zugarramurdi, y confirmó a Zumalacárregui como comandante general, el general José Ramón Rodil lo intentó capturar por lo que dividió sus fuerzas en diferentes grupos, comandados por Baldomero Espartero, Manuel Lorenzo, Marcelino de Oraá y Luis Ángel de Carondelet.[2]​ Rodil se decidió a atacar el valle de Baztan, pero la junta carlina lo abandonó, y Zumalacárregui atacó la expedición en Viana.[3]

La batalla[editar]

El 4 de noviembre de 1834 Zumalacárregui sorprendió en Viana a las tropas de Luis Ángel de Carondelet y Castaños, barón de Carondelet, que se retiraron en desorden hacia Logroño por las descargas de fuego de dos compañías que se atrincheraron en el ayuntamiento, mientras los lanceros de Navarra se enfrentaron en el camino Mendavia a la caballería de la Guardia Real, que también se retiró.[4]

Consecuencias[editar]

La derrota liberal del puerto de Artaza el 22 de abril de 1835 permitió que el líder carlista asegurara la mitad occidental de Navarra, además de abrir las conexiones con los valles centrales de Guipúzcoa a los carlistas con Bergara y Oinati como puntos fuertes. Las derrotas isabelines dejaron todo el norte en manos carlistas y el general Valdés creó una línea de contención en el Ebro, manteniendo algunas poblaciones de la costa. Zumalacárregui, que había combinado la guerra con la guerra de guerrillas, decidió marchar sobre Madrid con 30 000 soldados previa conquista de Álava, pero el cuartel general lo obligó a asediar Bilbao. Zumalacárregui fue herido al asedio y murió nueve días después. Finalmente los generales cristinos Latre y Espartero levantaron el asedio el 1 de julio.

Referencias[editar]

  1. "Historia militar y política de Zumalacárregui, y de los sucesos de la guerra de las provincias del Norte, enlazados á su época y á su nombre" (José Vallejo, 1844)
  2. Gran Enciclopedia Navarra (ed.). «Primera guerra carlista». 
  3. Ensayo histórico sobre las provincias Vascongadas y sobre la guerra que sostienen. Dulac. 
  4. Ensayo histórico sobre las provincias Vascongadas y sobre la guerra que sostienen. Dulac. 1836. p. 128.