Basílica menor de Nuestra Señora de las Misericordias (Santa Rosa de Osos)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Basílica Menor de Nuestra Señora de las Misericordias de Santa Rosa de Osos
Basilica de Nra Sra de las Misericordias-Fachada Principal-Santa Rosa de Osos.JPG
Fachada principal.
Localización
País Bandera de Colombia Colombia
Ubicación Santa Rosa de Osos, Antioquia
Bandera de Colombia Colombia
Coordenadas 6°38′31″N 75°27′36″O / 6.6418888888889, -75.460055555556Coordenadas: 6°38′31″N 75°27′36″O / 6.6418888888889, -75.460055555556
Uso
Tipo Basílica Menor
Advocación Nuestra Señora de las Misericordias
Patrono San José
Culto Católico
Diócesis Diócesis de Santa Rosa de Osos
Rector Pbro. Dairo Gúzman
Vicario parroquial Pbro. Hernando Arango
Arquitectura
Construcción 1950-1971
Fundador Miguel Ángel Builes

La Basílica Menor de Nuestra Señora de las Misericordias es un templo colombiano de culto católico dedicado a la Virgen María bajo la advocación de las Misericordias, está localizada en el municipio de Santa Rosa de Osos (Antioquia), y pertenece a la jurisdicción eclesiástica de la Diócesis de Santa Rosa de Osos. El edificio es de planta de cruz griega, cuenta con un área de 800 metros cuadrados, capacidad para 3.400 personas; su estilo es moderno inspirado en el gótico, pues consta de arcos ojivales que le dan la forma al templo, que alcanzan una altura interior de 26 metros y en el crucero tiene una aguja de 74 metros de altura, desde el suelo hasta la punta. Convirtiéndose en la edificación más alta de Santa Rosa de Osos en toda su historia, consolidándose así mismo como símbolo del municipio.

Por obra de Miguel Ángel Builes, el templo es a su vez una monumental rosa de los vientos, ya que cada grupo arcos ojivales apunta exactamente a un punto cardinal específico; siendo la entrada principal la que señala en dirección Norte; esto explicaría el porqué la fachada central de la Basílica está perceptiblemente desviada del plano de la calle y el templete de la Virgen.

Historia[editar]

A raíz del primer Congreso Mariano que tuvo lugar en Colombia el 17 de julio de 1919, con motivo de la coronación de la Virgen de Chiquinquirá como Reina de Colombia, la naciente Diócesis de Santa Rosa de Osos quiso perpetuar, bajo la orientación de su primer Obispo Maximiliano Crespo Rivera, el recuerdo de las celebraciones con un monumento a la Virgen María en un lugar público de la población.

El padre Gabriel Velásquez promovió la idea y encargó la elaboración de la estatua al escultor antioqueño el donmatiense Álvaro Carvajal. Se colocó la imagen sobre un modesto pedestal en la plazoleta conocida en ese momento como de San Ignacio, frente a la antigua casa de ejercicios y en donde funcionaba por esa época el Seminario Conciliar. Desde entonces la imagen empezó a despertar la simpatía y el afecto de todos los transeúntes que quedaban impresionados de la bondad que refleja su rostro y de la fuerza acogedora que proviene de sus brazos maternales.

En el año de 1931, al ver las inquietudes de sus feligreses, el Obispo Miguel Ángel Builes, estableció el culto público y determinó que la fiesta de la Virgen se celebraría el 8 de septiembre de cada año, día de la Natividad de la “Madre de Dios”. Con tal motivo se celebró un concurso para darle un nombre o título a la estatua y fue así como los fieles votaron por el de “Madre de las Misericordias”, bajo esta nueva advocación el culto a la Virgen María, fue mucho mayor y fue necesario construirle un templete digno. Fue así como el párroco pbro. Andrés Elías Mejía en 1933 dio inicio a dicha obra, la cual fue inaugurada el 8 de septiembre de 1934 en estilo gótico, con un costo de 4.913,73$.

En los días posteriores a la festividad de 1934 el obispo Builes en presencia del Seminario Mayor, hizo a la santísima virgen el voto, de construir un majestuoso santuario, a la vez que encomendaba a la “Santa Madre” las necesidades de la diócesis.

Altar mayor.

El 8 de septiembre de 1950, con la bendición de la primera piedra por parte del Obispo, se inicia la construcción del templo en honor de la Santísima Madre; para lo cual tocó estudiar la topografía del terreno que se eligió para construir el templo, pues dos hondonadas lo rodean; selección de proyectos, decisión sobre el estilo y estudios sobre la consecución de materiales, que casi se han agotado en la cercanía y como subsanar las dificultades económicas; pero gracias a la ayuda de los fieles de toda la diócesis, hizo posible el comienzo de la obra.

Las festividades de Nuestra Señora del 8 de septiembre atraen cada año a más feligreses de las distintas parroquias, el fervor y el entusiasmo de fieles aumenta, las limosnas y el concurso de todos los peregrinos y visitantes hacen posible que el 8 de septiembre de 1954 se inaugure la cripta con un área cubierta de 1.849 metros cuadrados y con capacidad para 7.000 personas.

El 8 de septiembre de 1962, el Obispo Builes da al culto público el templo, aunque la obra estaba sin terminar (obra negra). En su interior está, tallada en blanco mármol italiano una imagen de Nuestra Señora de las Misericordias, copia de la colocada en el templete que fue donada por Guillermo París de Bogotá como gratitud de los beneficios recibidos de la Virgen María.

En 1968 y bajo la dirección de monseñor Félix María Torres Parra, quien ocupaba la sede episcopal en calidad de Administrador Apostólico, realizó la remodelación de los zócalos con madera especial y el baldosado del templo. En ese mismo año el Papa Pablo VI, le concedió al templo por medio de un breve el título de "Basílica Menor". Para 1971, la obra alcanzó su terminación y le tocó al Obispo Joaquín García Ordóñez la consagración del Templo de Nuestra Señora de las Misericordias.

En 1996, la Basílica fue erigida como parroquia por decreto del Obispo Jairo Jaramillo Monsalve.

Ubicación[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]