Barranco de la Hoz

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Vista general del Barranco de la Hoz desde los miradores.

El Barranco de la Hoz es un cañón fluvial labrado por el río Gallo a la altura del municipio español de Corduente (Provincia de Guadalajara). Está ubicado en el Sistema Ibérico y forma parte del Parque Natural del Alto Tajo. Está propuesto como «Global Geosite» (Lugar de interés geológico español de relevancia internacional) por el Instituto Geológico y Minero de España por su interés estratigráfico.[1]

Acceso[editar]

Santuario de la Virgen de la Hoz, en el interior del cañón.
Barranco de la Hoz en invierno.

Se puede acceder desde Corduente o desde Molina de Aragón, en la entrada del cañón se encuentra el Santuario de la Virgen de la Hoz (siglo XIII), donde están los aparcamientos y donde surgen los diferentes senderos hasta los miradores. La subida a los miradores está incluida en la Geo-ruta 5, un itinerario autoguiado equipado con paneles y placas de afloramiento. En la localidad de Corduente se encuentra el Centro de Interpretación del paraje.

Geología[editar]

La erosión fluvial que formó las hoces ha dejado al descubierto rocas sedimentarias muy antiguas, con interesantes estructuras que informan acerca de cómo eran las condiciones de sedimentación cuando se depositaron. Las rocas que se pueden observar en este lugar son mayoritariamente conglomerados y areniscas de un característico color rojizo, compuestos por cantos y granos de cuarcita. Fueron depositados en cursos fluviales de hace aproximadamente 250 millones de años, en el tránsito entre el Pérmico y el Triásico inferior. Conocidas con el nombre de facies Buntsandstein, constituyen una unidad geológica muy característica de todo este sector de la cordillera ibérica.[2]

El basamento está formado por afloramientos paleozoicos, generalmente en el núcleo de estructuras alpinas arrasadas por la erosión. En su mayoría se trata de pizarras y cuarcitas ordovícicas y silúricas, que constituyen los relieves más elevados del Parque Natural. Algunos de estos afloramientos de rocas paleozoicas muestran características notables como estar intensamente replegadas, contener yacimientos fosilíferos muy notables o presentar evidencias de su origen glaciomarino.[3]

Flora y fauna[editar]

La vegetación predominante es el pinar, que alterna ejemplares de pino rodeno con pino salgareño. En las proximidades del río Gallo crecen abedules, álamos, fresnos y chopos.

El paisaje escarpado y vertical hace del barranco un lugar difícil para la vida animal terrestre pero idónea para las aves, principalmente rapaces, como el buitre leonado. En las zonas del pinar se pueden observar ejemplares de águila real, búho real o mochuelo común. También son abundantes los reptiles como la culebra bastarda, la lagartija ibérica o el lagarto ocelado.

Bibliografía[editar]

  • Carcavilla, L. (2008). Itinerario geo-didáctico por el Parque Natural del Alto Tajo. En Calonge, A. y
  • Rodríguez, M. (Eds.): Geología de Guadalajara, 195-207. Obras Colectivas Ciencias 03.
  • Carcavilla, L., Ruiz, R. y Rodríguez, E. (2008). Guía geológica del Parque Natural del Alto Tajo.
  • Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural. Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. 296 p.
  • De Marcelo, G. y Díez Herrero, A. (1998). José Torrubia y el nacimiento de la espeleología científica en España. Geogaceta 24, 223-226.
  • González Martín, J.A. y Vázquez González, A. (Coords). (2000). Guía de los espacios naturales de Castilla-La Mancha. 5ª edición. Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Toledo, 740 p.
  • Nuche, R. (Ed.). 2003. Patrimonio geológico de Castilla-La Mancha. ENRESA. Madrid.

Referencias[editar]

  1. Instituto Geológico y Minero de España (2011). «Lugares de interés geológico españoles de relevancia internacional (Geosites)». Consultado el 23 de noviembre de 2014. 
  2. EL BARRANCO DE LA HOZ (Guadalajara) Luis Carcavilla Urquí Instituto Geológico y Minero de España (IGME). (PDF)
  3. Gutiérrez-Marco et al., 2002