Avión de papel

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Diagrama de un avión de papel tradicional.

Un avión de papel es un avión de juguete hecho enteramente de papel. Es, quizá, la forma más común de aerogami, una rama del origami (el arte japonés del doblado del papel). En Japón se conoce como 紙飛行機 (kami hikōki; kami=papel, hikōki=avión).

Su popularidad es debida principalmente a que es uno de los origamis más fáciles de hacer, ya sea para un novato como para un experto. El avión de papel más básico sólo necesita seis pasos para completarse "correctamente". El término "avión de papel" en la actualidad se refiere también a aquellos hechos de cartón corrugado.

Avión tradicional[editar]

La realización de este tipo de avión de papel le lleva a una persona solamente siete pasos (para el procedimiento correcto), pero puede tomar sólo cinco para completarlo sin doblar una guía para ayudar a dividir el papel en dos partes. Una pieza de papel rectangular como A3, A4 o Carta (preferentemente A4 o Carta) será usada.

Aerodinámica[editar]

El B-2 Spirit es usado por Blackburn como un ejemplo de estabilidad.

Aunque el modelo DC-03 tiene alas, el actual récord Guinness Ken Blackburn no está de acuerdo con la decisión de ponerle cola al avión de papel. La explicación de la aerodinámica de los aviones de papel que da en su sitio web menciona que la cola no es necesaria. Muestra el avión-bombardero de verdad B-2 Spirit (un ala volante) como ejemplo, indicando que al colocar peso a lo largo del ala pone más peso en la parte trasera, dando al avión mayor estabilidad.

Edmond Hui inventó de forma independiente en 1977 un avión de papel con el aspecto de un bombardero stealth llamado Paperang, basándose en la aerodinámica de los planeadores. Una característica es que posee secciones aladas controlables completas, alas altamente orientables y un método de construcción que permite modificar cualquier parte de su diseño y forma. Fue el tema de un libro, Amazing Paper Airplanes (Aviones de Papel Increíbles), publicado en 1987, y de numerosos artículos de periódico. No puede participar en la mayoría de las competiciones de aviones ya que usa alambre, pero tiene un gran rendimiento aerodinámico, con tasas superiores a 12 frente a 1 con buena estabilidad.

Aunque el sentido común indique que las naves (aviones) más ligeras vuelan más que los más pesados, esto es falso según Blackburn. El logro de sobrepasar el récord obtenido por un avión de papel 20 años atrás (Instrucciones) se basa en su creencia de que los aviones pesados, con alas pequeñas en el punto de la fase de lanzamiento en la que el lanzador tira el avión al aire, pero uno que posea grandes alas y un peso más ligero tendría mejores tiempos de vuelo, pero no podría ser lanzado con fuerza a altas presiones como podría lanzarse uno pesado. Como dice Blackburn, "Para que la altura sea máxima y que tenga una buena transición a la fase de planeo, el lanzamiento debe hacerse a menos de 10º de la vertical", lo que muestra que la velocidad para lanzar el avión satisfactoriamente es de unos 100 km/h.

Marcas Mundiales[editar]

Ha habido muchos intentos de romper la barrera de lanzar un avión de papel que permanezca suspendido en el aire el mayor tiempo posible. Ken Blackburn mantuvo el récord mundial durante 13 años (19831996) y lo revalidó el 8 de octubre de 1998 consiguiendo que el avión volara durante 27,6 s. (en interior). El avión que utilizó Blackburn fue un avión de papel que puede ser considerado perteneciente a la categoría de ultraligeros.

Fuentes[editar]

Enlaces externos[editar]