Antonio Despuig y Dameto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Antonio Despuig y Dameto
AntonioDespuig.jpg

Título Cardenal presbítero de San Calixto
Otros títulos obispo de Orihuela
arzobispo de Valencia
arzobispo de Sevilla
Patriarca Latino de Antioquía
Información religiosa
Ordenación sacerdotal 1774
Ordenación episcopal 1791
Proclamación cardenalicia 11 de julio de 1803 por Pío VII.
Información personal
Nombre Antonio Despuig y Dameto
Nacimiento Palma, Flag of Cross of Burgundy.svg España, 1745.
Fallecimiento Lucca, Flag of France.svg Imperio francés, 1813.

Antonio Despuig y Dameto (Palma de Mallorca, 30 de marzo de 1745-Lucca, 2 de mayo de 1813) fue un eclesiástico español, obispo de Orihuela, arzobispo de Valencia y de Sevilla, Patriarca Latino de Antioquía, cardenal y coleccionista de arte.

Biografía[editar]

Nacimiento y primeros años[editar]

Nacido en el seno de una familia de antigua e ilustre prosapia,[1]​ fue hijo de Ramón Despuig y Cotoner, conde de Montenegro y de Montoro, y de María Dameto y Sureda, hija de los marqueses de Bellpuig. Estudió humanidades en el Colegio Nuestra Señora de Montesión de la Compañía de Jesús en Palma, doctorándose posteriormente en derecho civil y canónico en la Universidad Luliana.[2][3]

En 1774 recibió las órdenes sacerdotales, siendo nombrado canónigo de la iglesia de Palma; en 1782 embarcó hacia Italia, hallándose presente durante el terremoto que destruyó Calabria al año siguiente, del que dejó escrita una conocida relación.[4]​ De regreso en Mallorca, desempeñó los cargos de rector y vicecanciller de la universidad luliana, teniente vicario general castrense y juez conservador de la orden de San Juan de Jerusalén.[2][3]​ Por estas fechas recorrió toda la isla, levantando un mapa que fue considerado como el mejor hasta la época, publicado en 1785.[5][6]

Auditor de la Rota en Roma y obispo en España[editar]

Este mismo año el rey Carlos III le nombró auditor del Tribunal de la Rota por la corona de Aragón; durante su estancia en Roma ante la corte papal de Pío VI[7]​ fue el principal promotor de la canonización de la beata mallorquina Catalina Tomás,[8]​ cuya vida dejó escrita.[9]

En 1791 fue nombrado obispo de Orihuela, regresando a España al año siguiente para tomar posesión de la diócesis. Dos años después estalló la guerra del Rosellón entre España y Francia; el arzobispo de Valencia Francisco Fabián y Fuero fue detenido por sus simpatías francófilas, y Despuig fue nombrado administrador de la archidiócesis valentina en 1794 y arzobispo de la misma al año siguiente.[10]​ En 1795 fue trasladado a la archidiócesis de Sevilla.[2][3]

En 1797, junto con el confesor de la reina Rafael Múzquiz, convenció al inquisidor general Francisco de Lorenzana para comenzar un proceso inquisitorial contra el primer ministro Manuel Godoy por bigamia y ateísmo; en represalia, los tres eclesiásticos fueron desterrados a Roma, aunque oficialmente el motivo de su viaje fue el de hacer compañía al papa Pío VI,[11]​ que por aquellas fechas se encontraba recluido en la Cartuja de Florencia después de que las tropas del Directorio francés hubieran invadido la Santa Sede; dos años después el papa sería deportado a Valence, donde murió, no sin antes haber concedido a Despuig el título de Patriarca Latino de Antioquía.[2][3]

Despuig regresó a España con intención de retomar su puesto en la archidiócesis de Sevilla, pero las intrigas de la corte le obligaron a renunciar al arzobispado en favor de Luis María de Borbón y Vallabriga, hermano de la mujer de Godoy. En compensación, Despuig recibió el arcedianato mayor de la catedral de Valencia y el de Talavera en la catedral de Toledo, y fue nombrado consejero de Estado y presidente de la Junta Suprema de Amortización, organismo de nueva institución creado con el objeto de retirar de la circulación los vales reales.[12]

Regreso a Italia, cardenalato y prisión[editar]

A principios del año 1800 fue enviado a Venecia para participar en el cónclave en el que resultó elegido papa Pío VII.[7]​ Tres años después este mismo pontífice le nombró cardenal con título de San Calixto, arcipreste de la basílica de Santa María la Mayor y protector de varias órdenes religiosas italianas.[13]

«Varón acreedor a los mayores elogios por su religión, por su sabiduría, y por sus méritos antiguos y recientes».

Pío VII, en la promoción de Despuig al cardenalato.[14]

Tras pasar el periodo de 1804 a 1807 en su tierra natal, regresó a la Santa Sede, donde la situación política se tornaba cada vez más tensa, con las tropas de Napoleón Bonaparte amenazando el papado. Durante estas fechas Despuig ejerció el cargo de pro-vicario mayor en sustitución del cardenal Giulio Maria della Somaglia, desterrado de Roma.

En 1809 se encontraba junto a Pío VII cuando las fuerzas del general francés Étienne Radet asaltaron el palacio del Quirinal, llevándose consigo a Savona al papa y al cardenal Pacca.[15]​ Despuig fue inicialmente confinado en el Seminario Romano para ser posteriormente trasladado a París en calidad de detenido.[2][3]

Muerte[editar]

Por motivos de salud y con la intermediación del cardenal Fesch, en 1813 fue autorizado a salir de su encierro para tomar los baños en Lucca, donde falleció a los 68 años de edad; su cuerpo fue sepultado en la catedral de San Martín de esta ciudad y su corazón trasladado a la iglesia de Santa Magdalena en Palma de Mallorca, junto al sepulcro de santa Catalina Tomás;[2]​ en 1993 sus restos fueron llevados a esta misma iglesia, en cuya fachada se inauguró en 2005 una escultura de bronce en su honor, obra de Damián Ramis.[16]

Coleccionista de arte[editar]

Paralelamente a su carrera eclesiástica desarrolló una intensa labor como mecenas y coleccionista de arte. Fue miembro de la Sociedad de Amigos del País del Reino de Mallorca, de la Academia de San Fernando, de la de San Lucas en Roma y director de la de Sevilla.

Fundador y protector de la escuela de dibujo de Palma y de la biblioteca y pinacoteca del palacio de los condes de Montenegro de la misma ciudad, y promotor de la construcción del suntuoso sepulcro de santa Catalina Tomás.[17]

Durante sus estancias en Italia llevó a cabo numerosas excavaciones arqueológicas en los terrenos de su propiedad en la comuna de Ariccia, de donde extrajo una copiosa colección escultórica y epigráfica de los tiempos de los romanos que mandó trasladar a la villa familiar de Raixa.[18]​ Puesta en venta la finca a finales del s. XIX por uno de sus herederos, Ramón Despuig y Fortuny, la parte principal de la colección fue adquirida en 1923 por el ayuntamiento de Palma, que la trasladó al actual museo municipal situado en el castillo de Bellver.[19]


Predecesor:
José Tormo
Obispo de Orihuela
1791 – 1794
Sucesor:
Francisco Javier Cabrera Velasco
Predecesor:
Francisco Fabián y Fuero
Arzobispo de Valencia
1794 – 1795
Sucesor:
Juan Francisco Ximénez del Río
Predecesor:
Alonso Marcos de Llanes Argüelles
Arzobispo de Sevilla
1795 – 1799
Sucesor:
Luis María de Borbón y Vallabriga

Referencias[editar]

  1. Véase la dedicatoria que su contemporáneo el presbítero mallorquín José Barberí le hace de una de sus obras.
  2. a b c d e f José Barberí: Sucinta relación del distinguido mérito del ... Sr. D. Antonio Despuig y Dameto, cardenal de la Sta. Iglesia Romana.
  3. a b c d e Joaquín María Bover i Roselló: Varones ilustres de Mallorca, pp. 414-430.
  4. Antonio Despuig: Varias observaciones hechas en el terremoto acaecido en la Calabria ulterior, año de 1783.
  5. Climent Picornell i Bauçà, Joana Maria Seguí Pons, Antoni Ginard Bujosa: El mapa de Mallorca d'Antoni Despuig.
  6. Mapa de la Ysla de Mallorca, reproducción del mapa de Despuig.
  7. a b Para las estancias de Despuig en Roma, véase José Orlandis Rovira: La Roma del Cardenal Despuig.
  8. Gaetano Moroni: Dizionario di erudizione storico-ecclesiastica, vol. XIX, pp. 258-259.
  9. Antonio Despuig: Vida de la beata Catalina Tomás, Mallorca, 1816.
  10. Armando Alberola Romá, Enrique Giménez López: Los alborotos antifranceses de Valencia y la huida del arzobispo Fabián y Fuero.
  11. Marcelino Menéndez Pelayo: Historia de los heterodoxos españoles, libro VI, p. 211.
  12. José Canga Argüelles: Diccionario de hacienda con aplicación á España, vol. I, p. 10.
  13. Notizie per lànno 1808, p. 33.
  14. Citado por Bover y Roselló, op. cit., p. 422.
  15. El mismo cardenal Pacca dejó escrita la relación de este episodio: Memorie storiche...del cardinale Bartolomeo Pacca, parte I, cap. VI.
  16. Joan Riera: Sa Torreta: Despuig en Santa Magdalena.
  17. Biografía eclesiástica completa, vol. IV, pp. 695-697.
  18. Joaquín María Bover i Roselló: Noticia histórico artística de los museos del eminentísimo sr. Cardenal Despuig existentes en Mallorca.
  19. Bartomeu Bestard: La colección artística del cardenal Antoni Despuig.

Enlaces externos[editar]