Antirrey

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Un antirrey era, en el Sacro Imperio Romano, un rey elegido por el colegio electoral mientras otro rey reinaba.[1]

Un antirrey era un rey potencial que, debido a discusiones de sucesión o a meras protestas políticas, se declaraba rey en oposición a un monarca existente. Antirreyes se encuentran más a menudo en las monarquías elegidas que en las monarquías hereditarias, como las de Inglaterra y Francia, y se mencionan generalmente en la política del Sacro Imperio Romano antes del comienzo del siglo XV.

El término es comparable con el de antipapa, un papa potencial rival y, de hecho, los dos fenómenos fueron similares; así como los reyes y emperadores alemanes a veces designaron antipapas para debilitar políticamente a los papas con quienes estaban en conflicto, los papas también apoyaron a antirreyes, los rivales políticos de los emperadores con los que no estaban de acuerdo. Por ejemplo, con Rodolfo de Rheinfelden que fue elegido antirrey frente a Enrique IV del Sacro Imperio en 1057.

Algunos de los antirreyes podían imponerse con un derecho de dominación y eran reconocidos como reyes legales (por ejemplo, Federico II del Sacro Imperio). A diferencia de algunos (por ejemplo, Enrique II de Baviera) el estatuto de rey o antirrey es cuestionable hasta hoy.

Con el acuerdo de la elección del rey por la Bula de Oro de 1356, la elección de un antirrey fue casi descartada.

Antirreyes alemanes[editar]

Antirreyes ingleses[editar]

Antirreyes franceses[editar]

Otros antirreyes[editar]

Japón[editar]

Notas[editar]

Referencias[editar]