Anexo:Razas de Arda

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

En Arda, el mundo fantástico creado por el escritor británico J. R. R. Tolkien, aparecen varias razas de seres pensantes. Algunas de ellas viven en el continente de Aman y otras en la Tierra Media.

Eru o Ilúvatar es considerado el «Creador» de todas las criaturas vivas. Sin embargo Melkor o su lugarteniente Sauron sin ser considerados creadores (ya que carecen de capacidad de crear propiamente dicha), sí son corruptores y formadores de las criaturas malignas.

Los Ainur[editar]

  • Ainur (singular ainu): Los Sagrados, espíritus angelicales vástagos del pensamiento de Ilúvatar. Todos ellos fueron su primera creación.
    • Valar (singular vala): Ainur que descendieron a para finalizar su construcción. También conocidos como los Poderes de Arda, habitaban en el continente occidental de Aman. Los más poderosos de los Valar son conocidos como los Aratar.
    • Maiar (singular maia): Al igual que los Valar, Ainur que desearon entrar en las regiones de Eä y construir Arda, el Reino de la Tierra. De menor jerarquía que los Valar, a los que están sometidos.
      • Balrogs: De origen maia, son espíritus de apariencia demoníaca. Se dejaron corromper y estaban a las órdenes de Melkor.
      • Istari (singular istar): Cinco Maiar elegidos por los Valar para descender a la Tierra Media en la Segunda Edad del Sol y la Tercera Edad del Sol para ayudar a los hombres en su lucha contra Sauron y ahí fue creando los pueblos libres.

Los hijos de Ilúvatar[editar]

Quendi[editar]

  • Elfos: los primeros Hijos de Ilúvatar en llegar a Arda. Su vida es tan larga como lo sea la vida del mundo, solo pueden morir en cuerpo al ser heridos gravemente o de pena. Al morir, sus almas permanecen en Aman, y cuentan con la posibilidad de que se les de otra vez un cuerpo. No se sabe que será de ellos o sus almas cuando el mundo acabe, aunque sí se sabe que morirán en verdad en ese momento.
  • Calaquendi(«Elfos de la Luz»), Amanyar(«los que pertenecen a Aman») o Tareldar(«Altos Elfos»): aquellos que completaron el viaje a Aman y vivieron y presenciaron la luz de los Dos Árboles en Aman.[1]
  • Moriquendi(«Elfos Oscuros»): aquellos que no vieron la luz de los Dos Árboles.[1]
    • Úmanyar («los que no son de Aman»): son los elfos que partieron de Cuiviénen hacia el oeste en la Gran Marcha pero nunca llegaron a Aman.[1]
  • Razas de los elfos:
    • Avari («los Renuentes»): elfos que rechazaron emprender la Gran Marcha. Son moriquendi pero no úmanyar[1]
    • Eldar («Pueblo de las Estrellas»): originalmente el término se refiere a todos los elfos, pero después se usó solamente para los que emprendieron la Gran Marcha de los elfos desde Cuiviénen.[1]
      • Vanyar («los Hermosos») o Minyar («los Primeros»): son el primer grupo de Eldar en partir y en llegar a Aman.[1]​ todos ellos son Calaquendi. Ninguno regresó de Aman.
      • Noldor («Los Elfos Profundos»): son los segundos en partir y en llegar a Aman.[1]​ Todos ellos son Calaquendi. Casi todos regresaron de Aman y el resto pudo haber participado en la Guerra de la Cólera.
      • Teleri («los Últimos»): son el tercer grupo de Eldar en partir y el más numeroso. [1]
        • Nandor («los que volvieron»): se separaron y siguieron el curso del río Anduin hacia el sur.[1]​ Son úmanyar.
          • Laiquendi («Elfos Verdes»): son aquellos Nandor que tras años reanudaron la marcha y terminaron llegando a Beleriand y estableciéndose en Ossiriand.[1]​ Son úmanyar.
          • Tawarwaith («Elfos Silvanos», «Elfos de los Bosques» o «Elfos de la Floresta»): son los elfos Nandor que no llegaron nunca a Beleriand (son úmanyar) y que se quedaron al este de las Montañas Nubladas. Aunque son Teleri, se escondieron en los bosques más allá de las montañas nubladas y se convirtieron en un grupo que apenas se distinguía de los Avari.[2]
        • Sindar («Elfos Grises»): El nombre lo pusieron los Noldor, y se aplicaba a todos los Elfos de origen Teleri a quienes se encontraron en Beleriand al regresar de Aman, exceptuando a los Laiquendi.[1]
          • Eglath («Elfos Abandonados»): vivían al servicio del rey Thingol.[1]​ Aunque son úmanyar, tienen un status especial por estar gobernados por un rey que sí vio los Árboles y por Melian, la Maia.
          • Falathrim («Elfos de las Costas»): son los elfos que se asentaron en las Falas de Beleriand cuyo señor era Círdan. Son úmanyar.[1]
        • Falmari («Elfos del Mar»): fueron los últimos en llegar a Aman siguiendo a su rey Olwe. No regresaron, aunque en una de las versiones de la historia, Celeborn regresa junto con Galadriel. Son Calaquendi.

Naugrim[editar]

  • Enanos: los hijos adoptivos de Ilúvatar, creados por Aulë. Mucho más resistentes al fuego y al daño físico que los elfos o los hombres, de larga vida pero no inmortales. Según los elfos, al morir se convierten en piedra, pero según los mismos enanos al morir van a estancias especiales para ellos en Aman y ellos mismos creen que serán los encargados de reconstruir Arda cuando el mundo termine.

Atani[editar]

  • Hombres: los segundos hijos de Ilúvatar en llegar a Arda. Mortales, de corta vida, más débiles, de menos agudeza visual que los elfos, y sin embargo con la libertad de elegir la orientación que le darán a su vida, a diferencia de las otras razas. Al morir salen por completo del mundo a un lugar que nadie, ni hombre, elfo o vala, conoce.
    • Edain: aunque el nombre originalmente podría referirse a todos los hombres, se termina por dar únicamente a los pertenecientes a las «tres casas de los edain» que se aliaron con los elfos durante la Primera Edad contra Morgoth:
    • Númenóreanos o dúnedain: los edain son premiados al inicio de la Segunda Edad con una isla como hogar. Entonces se forma el reino de Númenor. Se caracterizan por tener una vida más larga que el común de los hombres. Sus nobles también cuentan con sangre élfica (a través del medio-elfo Eärendil) e incluso ascendencia maia (a través de la medio-elfo Elwing, esposa de Eärendil). En cierto momento se dividen ideológicamente en dos partes.
      • Los Fieles: númenóreanos fieles a los valar y a los elfos. Se dividen políticamente en dos reinos.
        • Dúnedain del Norte: dúnedain del reino del norte (Arnor), después conocidos como montaraces del Norte.
        • Dúnedain del Sur: dúnedain del reino del sur (Gondor).
      • Hombres del Rey: númenóreanos rebeldes a los valar, fieles únicamente al rey de Númenor. Los númenóreanos fieles sobrevivientes de la caída de Númenor, durante la Tercera Edad.
        • Númenóreanos Negros: númenóreanos del Rey, que sobrevivieron a la caída de Númenor y que se mantuvieron como enemigos de los dúnedain, por ejemplo en el reino de Umbar.
    • Hombres del Norte
    • Esterlingas, hombres del Este u hombres de Rhûn:
    • Dunlendinos: hombres de la región de Dunland, y que usualmente se alían con el mal. Son enemigos de los rohirrim.
    • Haradrim: hombres provenientes de los desiertos del sur, de la región de Harad.
    • Lossoth: habitantes de las regiones heladas de la bahía de Forochel, en el extremo norte de la Tierra Media.
    • Hombres medios: clasificación de Tolkien para aquellos hombres que conformaron la población de Eriador
    • Nazgûl: nueve hombres poderosos que durante la Segunda Edad fueron corrompidos por el poder del Anillo Único a través de los nueve anillos que les dio Sauron.
    • Tumularios: espíritus de hombres que viven en túmulos en el territorio que alguna vez fue el del reino númenóreano del norte (Arnor), bajo el poder del nazgûl conocido como el Rey Brujo de Angmar.
  • Hobbits: descendientes de los hombres, divididos en tres linajes:

Peredhil[editar]

  • Medio elfos: Hombres y Elfos pueden tener hijos juntos. Estos son los medio-elfos. Una vez que Eärendil pidió perdón a los Valar en nombre de los pueblos libres de Beleriand, se le concedió a los medio elfos la capacidad de elegir su destino.

Creaciones de Melkor[editar]

  • Gusanos de Melkor
    • Glaurung: padre de los dragones, un dragón no alado igual que la mayoría
    • Dragones alados: una mejora de los anteriores.
  • Orcos: también se les conoce como trasgos. Según una versión de la historia, son elfos originalmente corrompidos por Melkor, aunque hay otras versiones que les asignan otros orígenes. El conflicto principal con el origen élfico se encuentra en su destino al morir, pues de ser élfico irían a Aman, hecho que no se consta en ningún lado. No soportan demasiado la luz solar, y son más efectivos durante la oscuridad.
    • Uruk-hai: orcos creados por Sauron y posteriormente también por Saruman con la capacidad de resistir la luz solar y de estar dotados de mayor inteligencia.
    • Medio orcos y Orco hombres: perversiones creadas por Saruman en las que se cruzaron orcos con hombres de Dunland, y que les proporcionaban, siendo Orcos, un mayor tamaño, o siendo hombres, un aspecto terrible pero mayor resistencia física.
  • Trolls: criaturas corrompidas por Melkor, hechas de piedra. Al morir vuelven a la piedra de la que salieron. No resisten el contacto con la luz solar, ante la cual se convierten también en piedra.
    • Olog-Hai: trolls creados por Sauron, con la capacidad de resistir la luz solar.

Seres vivos varios[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g h i j k l m Tolkien, J. R. R. (marzo de 1984). «Índice de nombres». En Tolkien, Christopher. El Silmarillion. trad. Rubén Masera y Luis Domènech. Capellades: Minotauro. ISBN 84-450-7038-X. 
  2. Tolkien, J. R. R. (septiembre de 1998). «Galadriel y Celeborn. Apéndice A». En Tolkien, Christopher. Cuentos inconclusos de Númenor y la Tierra Media. trad. Rubén Masera. Barcelona: Minotauro. ISBN 978-84-450-7291-2.