Andrés Kim Taegon

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
San Andrés Kim
Korean priest-Andrew Kim Taegon-02.jpg
Estatua de San Andrés Kim Tae-gon situada en los jardines de la catedral de Myeongdong
Primer sacerdote católico coreano
Mártir
Nombre 金大建 안드레아
(Gim Dae-geon Andeurea)
Apodo Padre Andrés Kim
Nacimiento 21 de agosto de 1821
Flag of South Korea.svg Corea del Sur
Fallecimiento 16 de septiembre de 1846 (25 años)
Seúl, Flag of South Korea.svg Corea del Sur
Venerado en Iglesia Católica
Beatificación 1925
Canonización 6 de mayo de 1984 por Juan Pablo II
Principal Santuario Chŏltusan (Montículo de los Mártires), Seúl, Corea del Sur
Festividad 20 de septiembre
Atributos traje tradicional coreano (Hanbok, gat), estola roja, crucifijo
Patronazgo Flag of South Korea.svg Corea del Sur
[editar datos en Wikidata]

Andrés Kim Taegon (Hangeul: 김대건 안드레아, Hanja: 金大建) fue el primer sacerdote católico de origen coreano. A finales del siglo XVII, la doctrina de la Iglesia católica de Corea comenzó lentamente a echar raíces,[1] introducida por seglares. No fue hasta 1836 cuando Corea vio consagrarse a sus primeros misioneros.

Nacido en familia nobiliaria de clase social que se llama yangban, los padres de Kim Taegon eran conversos y su padre fue también martirizado por practicar el Cristianismo, una actividad prohibida en la Corea fuertemente Confucionista de la época. Bautizado a la edad de 15 años, Andrés estudió en el seminario de la colonia portuguesa de Macao, hoy parte de China. Nueve años más tarde fue ordenado sacerdote en Shanghái (1845) por el obispo francés Jean Joseph Ferréol; Después volvió a Corea a predicar y evangelizar. Durante la dinastía Joseon, el cristianismo fue duramente suprimido, muchos cristianos fueron perseguidos y ejecutados; los católicos por tanto recurrieron a practicar en secreto su fe. Kim Taegon fue uno de los muchos miles de cristianos que fueron ejecutados en este tiempo. En 1846, a la edad de 25 años, fue torturado y decapitado cerca de Seúl en el río Han.

Estatua que representa a Andrés Kim Taegon.

Sus últimas palabras fueron:

En esta última hora de mi vida, escúchenme atentamente: si he mantenido comunicación con extranjeros, ha sido por mi religión y mi Dios. Es por él que yo muero. Mi vida inmortal está en su punto inicial. Conviértanse al cristianismo si desean la felicidad tras la muerte, porque Dios alberga castigo eterno para aquellos que rehusaron conocerle."[2]

Antes de que el Padre Jean Joseph Ferréol, a la sazón primer obispo de Corea, muriera por asfixia el 3 de febrero de 1853, él deseaba ser enterrado junto a Andrés Kim, afirmando, “Nunca sabrán lo triste que fue para mí la pérdida de este joven sacerdote nativo. Amaba a su padre y le amaba a él; es un consuelo saber que ambos estarán en la felicidad eterna.”[3]

El 6 de mayo de 1984, el papa Juan Pablo II canonizó a Andrés Kim Taegon junto a otros 103 mártires de Corea, incluidos Pablo Chong, durante la visita que este realizó a Corea. Su memorial se celebra el 20 de septiembre.

Referencias[editar]

  1. Michael Walsh, ed. "Butler's Lives of the Saints" (HarperCollins Publishers: New York, 1991), p. 297.
  2. Alton, David; Chidley, Rob (2013). Building Bridges: Is There Hope for North Korea?. Oxford: Lion Books. pp. 71–72. ISBN 978-0-7459-5598-8. 
  3. http://www.newworldencyclopedia.org/entry/Andrew_Kim_Taegon

Enlaces externos[editar]