Dinastía Joseon

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Joseon»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Bandera de Joseon.
Escudo de Armas de Joseon.

La dinastía Joseon (hangul: 조선, hanja: 朝鮮, romanización revisada: JoseonMcCune-Reischauer: Chosŏn)? (también conocida como Chosŏn, Choson, Chosun, Cho-sen) fue la última familia y la de más larga duración reinante de Corea (1392–1910).

Las influencias culturales chinas fueron profundas en esta época, cuando el Neoconfucianismo fue adoptado como la ideología del estado y la sociedad. A finales del siglo XVI y principios del XVII, Corea sufrió invasiones por parte de los japoneses y los manchúes.

Muchos capitales culturales se perdieron y le tomó cerca de un siglo al país recuperarse. Antes de finalizar el siglo XIX, las potencias extranjeras de nuevo pusieron en peligro a Corea; siendo anexionada por Japón en 1910. Durante la dinastía Chosŏn se creó la escritura alfabética coreana Hangul y se estableció la yangban, una nueva aristocracia.

Tras la caída del reino Goryeo en 1392, que había gobernado Corea desde el 935, se alzó al poder la que sería la última dinastía coreana: Joseon. Esta fue conocida por sus grandes avances en la literatura, la ciencia y el comercio.La Dinastía Joseon era un estado soberano, fundado por Taejo Yi Seong-gye (su nombre póstumo fue rey Taejo). “Se mantuvo durante cinco siglos en Corea y pasaron por ella 25 monarcas”. El reinado de oro se le atribuye a Sejong (r. 1418-1450), el cuarto monarca de Joseon, pues se considera el periodo de mayor esplendor coreano. Durante su reinado, Corea gozó de un gran florecimiento cultural y artístico.

Al disponer de un poder totalitario sobre el control del país, promovió y afianzó sus propias doctrinas e ideales, a la vez que importó y adoptó mucho de la cultura china. Estos hechos dieron lugar a un gran desarrollo de la cultura clásica, el comercio, la literatura y la tecnología.

La moral y doctrina predominante fue el confucianismo, que penetró en toda la vida de los coreanos por el rey Taejo, quien se influenció de los intelectuales confucianos para derrocar la dinastía Goryeo. En 1394 trasladó la capital de Kaesong, donde existía un gran arraigo budista, a Seúl, convirtiéndose esta en una de las capitales más antiguas del mundo, con más de 600 años de historia y duración. En ese entonces, Seúl tenía el nombre de “Han Yang”, pero después de la liberación por parte de Japón en 1945, la nueva República de Corea adoptó el nombre de Seúl para su capital,desarrollándose rápidamente en una metrópoli, cumpliendo el papel de centro de las cuestiones políticas, económicas, sociales y culturales.

El confucianismo de la Dinastía de Joseon determinó y confeccionó la estructura social de Corea.Se le dio un alto valor a los estudios académicos, anteponiéndose a otras labores comerciales y del trabajo. La estructura social se encontraba dividida en diferentes clases: la clase Yangban o clase estudiosa y aristócrata, encargada de dominar la administración, el ejército y la sociedad. La clase media era denominada Junjin, y la componía funcionarios inferiores del gobierno, médicos,abogados y artistas. Debajo de esta clase estaba Sangmin, clase plebeya formada por la mayoría dela población (generalmente agricultores, comerciantes y artesanos). La clase más baja, la Cheonmin, la formaban siervos, esclavos y marginados.

Historia[editar]

Durante los dos primeros siglos el nuevo reino se mantuvo estable y fuerte, hasta que a finales del siglo XVI y comienzos del XVII las continuas invasiones de sus países vecinos, tanto por parte de Japón, como de la China Qing, lo debilitaron, viéndose así obligado a impulsar políticas de aislamiento, conocidas hoy en día como ʻEl Reino Ermitañoʼ.

Posteriormente, desde finales del siglo XVIII, por diversos motivos internos y externos, comenzó a debilitarse y a originar el declive dinástico; hasta que en el siglo XIX, tras verse obligada a romper con el estado de semi-dependencia que mantenía con la dinastía Qing, y seguido de que Japón ganara la guerra sinojaponesa, y con los posteriores tratados, tanto el de Ganghwa (1876) que forzó a la apertura comercial con Japón, como el de Shimonoseki (1895) por el que Corea pasó a ser un protectorado japonés, la caída de la dinastía parecía inminente.Y así fue, ya que en 1910, llegó a su fin al firmarse el Tratado de Anexión (1910) por el que Corea. sería obligada a formar parte del imperio japonés.

Consecuencias de la caída de la Dinastía Joseon[editar]

• El Proceso de Anexión[editar]

A finales del siglo XIX, la zona de Asia oriental se estaba convirtiendo en objetivo para el colonialismo de las potencias modernas occidentales. Ante esto, Japón reaccionó convirtiéndose en una de esas potencias, y para mantenerse en esa posición, Corea era un baluarte indispensable. Por eso Japón necesitaba cortar las relaciones entre Corea y la China Qing. Ya entrado en la era Meiji, Japón, gracias a su gran desarrollo militar, pudo aplicar la diplomacia de cañón que obligaría a Corea a firmar en 1876 el tratado de Ganghwa, que le obligaría a abrir tres puertos para que comenzara el comercio con Japón de un modo muy desigual. Esta situación se mantuvo durante las siguientes dos décadas hasta que dos sucesos dieron la oportunidad a Japón para conseguir sus verdaderos objetivos. En 1894 estalló en Corea la revolución Donghak, encabezada por campesinos que, debido al descontento y la entrada de nuevas ideas modernas en la sociedad, exigían reformas democráticas y el fin de las influencias de Japón y Rusia. Estos movimientos revolucionarios se vieron agravados al año siguiente por el asesinato dela emperatriz Myeongseong, haciendo que el gobierno coreano pidiera apoyo a la China Qing. Cuando las tropas chinas entraron en Corea, Japón envió sus tropas, comenzando así la Guerra Sinojaponesa que acabaría en ese mismo año con la firma en 1895 del tratado de Shimonoseki, lo que significó el fin de la independencia de Corea y de sus relaciones con la dinastía Manchú de China.

En 1904 estalló la Guerra Ruso-Japonesa que acabó al año siguiente con la victoria del bando nipón. Esto supuso la primera derrota de una gran potencia occidental a manos de un país asiático. Estados Unidos, en contra de todo pronóstico, no apoyó a Corea y firmó un acuerdo secreto (Taft-Katsura agreement, 1905) con Japón, dejando le vía libre para imponer su influencia en Corea. Finalmente, Corea fue primero obligada a convertirse en un protectorado japonés en 1905 y,posteriormente, en 1910 con el Tratado de Anexión pasó a ser colonia, formando definitivamente parte del imperio japonés.

• El periodo de ocupación (1910 – 1945)[editar]

El colonialismo y el multiculturalismo fue la base fundamental de este periodo.Según el tratado firmado de manera unilateral, por el cual se determinaba que Corea pasaba a ser un protectorado japonés, se permitía el asentamiento en Corea de agricultores japoneses, con el fin de aplicar nuevas técnicas agrícolas. Además, visto que el tratado legalmente se había aprobado por ambas partes, los costes de inversión debían realizarse a partes iguales. Sin embargo, la falta de fondos obligó a Corea a realizar el pago mediante la redistribución de sus tierras. Así pues, durante los cinco años de protectorado, el gobierno japonés se encargó de expropiar tierras a la población agraria coreana, que rondaba por entonces el 80 por ciento, intensificándose la medida tras la anexión de la península coreana, dejando en situación desesperada a gran número de campesinos,que en muchos casos no tuvieron más remedio que emigrar. Como resultado de la inflación que sufría Japón tras la Primera Guerra Mundial, el precio del arroz se disparó en muy poco tiempo, llegándose a doblar y dejando a la mayoría de la población en una difícil situación, ya que los sueldos permanecían bajos. Esta situación provocó en 1918 el estallido de revueltas y disturbios por todo el país. Ante esto, el gobierno ideó un plan para satisfacer las necesidades de arroz en el país, que consistía en aumentarla producción de arroz en la colonia coreana para más tarde importarlo a Japón. Esta medida se mantuvo hasta 1934, provocando una situación de extrema pobreza y angustia en Corea.

• Migraciones[editar]

Con la firma del Tratado de Anexión, todos los ciudadanos de la península coreana pasaron a ser considerados súbditos del emperador japonés. Con este sistema de pseudo-nacionalidades, el imperio japonés se aseguraba el control sobre las migraciones dentro de su territorio, ya que el permiso de entrada en el archipiélago japonés estaba sujeto a fuertes restricciones.

A pesar de estas condiciones, muchos fueron los coreanos que vieron en Japón la posibilidad de prosperar y mejorar sus condiciones de vida, lejos de la precariedad que sufrían en territorio coreano, fruto de las políticas de ocupación. Durante los años posteriores a la anexión, la cantidad de emigrantes fue discreta. Sin embargo, durante la década se disparó, multiplicándose durante la primera mitad de los años treinta. Finalmente, con el estallido de la Guerra Sino-japonesa, la escasez de mano de obra en la industria pesada hizo que el gobierno japonés adoptará una política de contratación de trabajadores en las colonias, lo que forzó la inmigración coreana. Como resultado, en el último periodo del imperio japonés la cifra de coreanos en Japón llegó a superar los dos millones.

La situación laboral de los coreanos fue variando según la demanda, pero siempre estuvo sujeta acondiciones de precariedad, ocupando los puestos de trabajo de menor rango y recibiendo salarios inferiores a los de los japoneses.

• El desmantelamiento del imperio japonés y el Tratado de San Francisco[editar]

El 15 de Agosto de 1945 Japón, a través del emperador Hirohito, ofrece una rendición incondicional a las fuerzas aliadas, conllevando la liberación de las colonias japonesas. Aunque la independencia definitiva de Corea se demoró hasta 1948, es precisamente el 15 de Agosto cuando en Corea del Sur se celebra la independencia nacional. Esta fecha es sin duda recordada como el comienzo de la liberación de Asia tras el colapso del Imperio Japonés. Pero si hay un fecha clave es sin duda el 28 de Abril de 1952. Esa fue la fecha en la que se firmó el Tratado de Paz de San Francisco que para la comunidad coreana conllevó a la pérdida de la nacionalidad japonesa y la consiguiente pérdida de una gran parte de derechos legales. Más de medio millón de personas quedaron sin reconocimiento legal alguno, a causa de su nuevo estatus de ʻpersonas sin estadoʼ debido a la falta de relaciones diplomáticas entre las dos Coreas y Japón. Por lo tanto, podemos afirmar que esta fecha da comienzo a la diáspora coreana en Japón y a la consiguiente historiografía zainichi, puesto que fue desde entonces cuando la minoría coreana se empezó a denominar zainichi.

• Comunidad Zainichi[editar]

Como consecuencia del final del imperialismo japonés y la política de ocupación americana durante la Guerra Fría, cientos de familias de origen coreano quedaron en el archipiélago japonés, donde perdieron todos sus derechos como ciudadanos a consecuencia del Tratado de paz de San Francisco. Posteriormente, a pesar del origen surcoreano de la mayoría, la comunidad coreana residente,denominada zainichi, quedó también dividida según su vinculación ideológica a la República Popular Democrática de Corea del Norte o a la República de Corea. Para las nuevas generaciones nacidas en Japón esta situación ha provocado un sentimiento de desarraigo tanto hacia una Corea que no conocen, como hacia un Japón que no los acepta, que los ha llevado a formar una concepción de su existencia que desafía las ideas tradicionales de etnicidad e identidad.

Cuando nos referimos al periodo de la Guerra Fría, que siguió a la Segunda Guerra Mundial, solemos pensar exclusivamente en las tensiones entre la Unión Soviética y los Estados Unidos, como algo distante en el tiempo y perteneciente a la historia del siglo XX, lo cierto es que ciertas reminiscencias de ésta son aún perceptibles de manera directa en sociedades como la japonesa. Con la firma del Tratado de San Francisco (1952), miles de personas inmigradas a Japón durante la primera mitad del siglo XX desde la península coreana quedaron despojadas de cualquier tipo de reconocimiento legal, comenzando así una lucha por conseguir unos derechos y un reconocimiento social que se extiende hasta nuestros días.

Los primeros coreanos inmigrados vieron cómo las medidas legales tomadas tras la caída del imperio nipón, lejos de mejorar su situación, condenaron a éstos y a sus descendientes a un futuro incierto donde su existencia como comunidad no encajaba en los esquemas sociales del Japón moderno.

Fuentes[editar]

Profesora Eunsook Yang. “Ponencia sobre Corea”. UCM. 16/05/2013.

Ojeda, Alfonso; Hidalgo, Álvaro. “Estudios actuales sobre Corea. IX Seminario Internacionalsobre Corea (Toledo, 2009)”. Entorno Gráfico Ediciones, 2009. Fecha de publicación: 2010. Fechade la consulta: 30/08/2013. URL: http://www.ucm.es/area/fae/ceicws/pdfs/libro10.pdf#page=32

Ojeda, Alfonso; Hidalgo, Álvaro. “Corea en España. España en Corea. VII SeminarioInternacional sobre Corea (2006)”. Verbum, 2007. Fecha de publicación: 2007. Fecha de laconsulta: 30/08/2013. URL: http://www.ucm.es/area/fae/ceicws/pdfs/libro7.pdf#page=13

Wikipedia.org. “Corea”. Fecha de última actualización: 13/08/2013. Fecha de la consulta:29/08/2013. URL: http://es.wikipedia.org/wiki/Corea - Wikipedia.org. “Dinastía Joseon”. Fecha de última actualización: 21/04/2013. Fecha de laconsulta: 13/08/2013. URL: http://es.wikipedia.org/wiki/Dinast%C3%ADa_Chos%C5%8Fn

Sánchez García, Mariano. “Nacionalismo e identidad. Nacional en Corea, 1876-1945”. Fecha depublicación: 2010 (Barcelona). Fecha de la consulta: 22/08/2013. URL:http://www.recercat.net/bitstream/handle/2072/97245/Sánchez%20Garc%C3%ADa%20%281%29.pdf?sequence=1

Seligson, Silvia. “El Mito de Dangun Fundación del primer Estado coreano y origen de suidentidad”. Fecha de publicación: desconocida. Fecha de la consulta: 22/08/2013. URL:http://ceaa.colmex.mx/aladaa/imagesmemoria/silviaseligsonmito.pdf

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]