Alfonso Barrantes Lingán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Alfonso Barrantes
Alfonso Barrantes Lingán (1979).jpg

Coat of arms of Lima.svg
Alcalde Metropolitano de Lima
1 de enero de 1984-31 de diciembre de 1986
Predecesor Eduardo Orrego Villacorta
Sucesor Jorge del Castillo

Información personal
Nombre completo Alfonso Augusto Barrantes Ligán
Apodo «Frejolito»
Nacimiento 30 de noviembre de 1927
San Miguel de Pallaques, Cajamarca; Perú
Fallecimiento 2 de diciembre de 2000
(72 años)
La Habana, Cuba
Sepultura cementerio Jardines de la Paz Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Peruana
Partido político Izquierda Unida
Educación
Educado en Universidad Nacional Mayor de San Marcos
Información profesional
Ocupación Abogado

Alfonso Augusto Barrantes Lingán (San Miguel de Pallaques, Cajamarca;; 30 de noviembre de 1927-La Habana; 2 de diciembre de 2000) fue un abogado laboralista y político peruano. Fue el Alcalde Lima durante 1984-1986.

Biografía[editar]

Monumento al exalcalde Alfonso Barrantes en Huaycán.

Nació en Cajamarca, el 30 de noviembre de 1927. Vivió con su madre en la Provincia de San Miguel.

Estudió Educación, Filosofía y Derecho en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, donde se vinculó con el Partido Aprista Peruano con el cual discreparía para adherirse a las ideas socialistas de José Carlos Mariátegui.

Fue Presidente de la Federación de Estudiantes de San Marcos.[1]

En 1960 se inscribió en el Partido Comunista Peruano, en 1963 ingresó en el penal El Frontón al ser considerado por los altos mandos del Ejército de ese entonces “un subversivo que obedecía a las órdenes del comunismo internacional”.[1]

Barrantes era conocido popularmente con el apelativo de Frejolito,

Vida política[editar]

En 1978 fundó la Unidad Democrática Popular y en 1980, la Izquierda Unida, frente que unió a los diversos grupos de izquierda peruanos.

Alcalde de Lima (1984-1986)[editar]

En las elecciones municipales de 1983, fue elegido Alcalde de Lima para el periodo municipal 1984-1986.

En 1984 funda la localidad Huaycán. Durante su gestión en la Alcaldía de Lima, realizó una gestión socialista que fomentó la instalación de comedores populares en barrios marginales y obras de ayuda social, siendo importante su programa del Vaso de Leche para dar desayuno a los niños de las zonas pobres de Lima.

Otra gestión positiva de su período fue la refacción integral de las pistas de la ciudad realizada en 1986.

Nadie ha podido presentar una denuncia sobre su gestión. Él demostró que el camino de la honradez es el único que tiene vigencia

Candidato Presidencial en 1985[editar]

En las elecciones generales de 1985, Barrantes anunció su candidatura presidencial por la Izquierda Unida. Sin embargo, quedó en 2do lugar con su partido frente al líder del APRA, Alan García; aunque debió realizarse una segunda vuelta, Barrantes renunció a su candidatura al ver la cantidad de votos que le llevaba su contrincante. Mantuvo una posición ambigua entre el apoyo y la oposición al gobierno de este y finalmente su partido se dividió en 1989 entre los izquierdistas liderados por su ex-teniente alcalde Henry Pease y sus propios seguidores en la Izquierda Socialista.

Izquierda Unida se disolvió definitivamente cuando en 1992 obtuvo una votación por debajo del mínimo requerido para ser considerado Partido Político y Barrantes se retiró de la vida política.

Fallecimiento[editar]

Falleció de cáncer en La Habana, Cuba el 2 de diciembre de 2000. Sus restos descansan en el sector Los Sauces del 'Cementerio Jardines de la Paz en el distrito de La Molina, Lima.

Tras su fallecimiento, fue homenajeado por las madres del Vaso de Leche donde asistieron varias personalidades de la política, entre ellos el entonces presidente Valentín Paniagua quien lamentó la perdida de Barrantes y dijo que «Barrantes fue un pionero de la democracia».

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c Fernández Arribasplata, María (2012). «Alfonso Barrantes: El recordado ‘tío frejolito’». Huellas digitales. El Comercio.