Adulteración de leche para bebés en 2008

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Estantería en la que se han retirado los productos lácteos en un supermercado chino, tras el descubrimiento de la leche adulterada.

La adulteración de leche para bebés fue un incidente acaecido en 2008 en China, en el que leche para bebés y otros productos lácteos fueron adulterados con melamina.

La melamina (no confundir con melanina) se emplea para producir resinas que se usan, entre otras cosas, para producir aglomerado. En estos casos habría sido agregada a estos productos para que parezca tener un mayor contenido de proteínas, produciendo graves daños a quienes los ingieren.

Los procesos para analizar el contenido de proteína, Dumas y Kjeldahl, se basan en medir el contenido de nitrógeno de una sustancia. Las grasas e hidratos de carbono solo contienen carbono, oxígeno e hidrógeno, los aminoácidos además contienen nitrógeno y algunos también azufre. Por este motivo el resultado se puede falsear con fuentes NNP y otras sustancias nitrogenadas, aunque no tengan valor nutritivo y sean tóxicas.

Seis niños murieron y unos 294.000 fueron afectados con distinta gravedad.[1] Después del foco inicial del grupo Sanlu, las investigaciones del gobierno revelaron que el problema existe en al menos productos de otras 22 empresas, incluyendo Mengniu, Yili y Yashili.[2]

Finalmente las 22 empresas implicadas en la adulteración construyeron un fondo común para sufragar las posibles enfermedades e indemnizar a las familias afectadas.[1]

Efectos en la salud del consumo de melamina[editar]

Si bien no hay estudios directos sobre humanos,  datos de los estudios con animales pueden ser utilizados para predecir efectos adversos de la melamina para la salud; 1) Por sí sola causa cálculos de vejiga  en los ensayos con animales; 2) Cuando se combina con ácido cianúrico, (que también puede estar naturalmente presente en el polvo de melamina), puede formar cristales que dan lugar a cálculos renales. Estos pequeños cristales también puede bloquear los túbulos renales y causar una insuficiencia renal; 3) La melamina también ha demostrado tener efectos cancerígenos en animales en determinadas circunstancias, pero no hay pruebas suficientes para formular un juicio sobre el riesgo carcinogénico en seres humanos.[3]

Descubrimiento[editar]

En septiembre de 2008, el grupo Sanlu llamó la atención internacional a causa de la preocupación sobre la fórmula de su leche maternizada. Se había descubierto que estaba contaminada con melamina, un producto tóxico usado para que el producto parezca más nutritivo.[4] Al menos cuatro niños han muerto,[5] y más de 18 000 están seriamente afectados, de los que más de 150[6]

Referencias[editar]