Actividad eléctrica sin pulso

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Actividad eléctrica sin pulso
Clasificación y recursos externos
Especialidad Cardiología
CIE-10 I46.9
CIE-9 427.9
DiseasesDB 4166
eMedicine med/2963
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
[editar datos en Wikidata]

La actividad eléctrica sin pulso, (abreviado AESP y también conocida como disociación electromecánica) es un tipo de parada cardiorrespiratoria en donde hay una «actividad eléctrica cardiaca organizada», pero no un «pulso arterial palpable».[1][2]​ En condiciones normales, tras la excitación eléctrica de las células cardíacas se produce la contracción mecánica del corazón.[3][4]

En esta condición, el paciente puede presentar una repentina pérdida de la conciencia, un ritmo sinusal normal, pero sin pulso palpable o ruidos cardiacos audibles.[5]​ En el AESP, hay actividad eléctrica, pero el corazón no se contrae o no hay un gasto cardíaco suficiente para generar pulso. La reanimación cardiopulmonar (RCP) es el primer tratamiento del AESP, mientras las causas subyacentes son indentificadas y tratadas. Diversos medicamentos pueden ser administrados.[6]

Diagnóstico[editar]

La ausencia de signos circulatorios confirma el diagnóstico de parada cardiorrespiratoria.[7]​ No obstante, la única forma de diferenciar la actividad eléctrica sin pulso de otros ritmos es mediante un electrocardiograma (ECG/EKG). En la AESP, «puede presentarse un ritmo sinusal normal, o una taquicardia sinusal, con ondas P distinguibles y complejos QRS». En algunos casos, se presenta bradicardia. Las características del ECG en la AESP son distinguibles de la «caótica actividad miocárdica» observable en la fibrilación ventricular o en la taquicardia ventricular o la «línea plana» en la asistolia.[8]

Causas[editar]

La actividad eléctrica sin pulso puede ser producida por diversas causas, entre las que se encuentran: la «disminución de la energía cardíaca o acidosis ocasionadas por isquemia o hipoxia», hipercalemia o hipocalcemia, hipotermia y sobredosis. Además de hipovolemia, taponamiento cardíaco, neumotórax, tromboembolismo pulmonar masivo hipoglucemia, o traumatismos.[6][9][10]

Tratamiento[editar]

La identificación y tratamiento de la causa subyacente es una parte importante del tratamiento de la AESP.[11]​ La desfibrilación no es benéfica para estos pacientes. Es necesaria una reanimación cardiopulmonar (RCP) de «alta calidad con mínimas interrupciones»: 30 compresiones torácicas a una velocidad de 100 a 120 por minuto intercaladas con 2 ventilaciones. También se pueden administrar medicamentos, como adrenalina.[12]​ Puede ser necesaria la intubación endotraqueal.[11]

Pronóstico[editar]

El pronóstico para los pacientes con esta condición es «desalentador». Eisenberg y Mengert (2001), señalan que, en términos generales, la supervivencia al alta hospitalaria es del uno al cuatro por ciento.[11]​ Por su parte, en un estudio con 11 963 adultos con AESP, solo el 11% sobrevivió y de esos, solo 62% con resultados neurológicos positivos. Estas cifras empeoran si se trata de una AESP fuera del hospital. En un estudio con 1000 personas, solo el 15% fue hospitalizado y, de ellos, solo el 2.4% fue dado de alta.[9]

Referencias[editar]

  1. Contreras Zúñiga, Eduardo; Gómez Mesa, Juan Esteban; Zuluaga Martínez, Sandra Ximena (2008). «Actividad eléctrica sin pulso manejada con circulación extracorpórea: Descripción de un caso clínico». Revista Mexicana de Cardiología 19 (2): 93-97. 
  2. Delgado Domínguez, Miguel Ángel; Ruza Tarrio, Francisco (2003). «20. Parada cardiorrespiratoria». En Fernando Ruza Tarrio. Tratado de cuidados intensivos pediátricos I (Tercera edición). Madrid: Norma-Capitel. p. 328. ISBN 84-8451-009-3. Consultado el 14 de diciembre de 2015. 
  3. Bers, Donald M. (2002). «Cardiac excitation–contraction coupling». Nature 415 (6868): 198-205. PMID 11805843. doi:10.1038/415198a. 
  4. Gaztañaga, Larraitz; Marchlinskia, Francis E.; Betenskya, Brian P. (2012). «Mecanismos de las arritmias cardiacas». Revista Española de Cardiología 65 (2): 174-85. PMID 22192903. doi:10.1016/j.recesp.2011.09.018. 
  5. Fozzard, Harry A. (1985). «Electromechanical Dissociation and Its Possible Role in Sudden Cardiac Death». Journal of the American College of Cardiology 5 (6s1): 31B-34B. PMID 3889111. doi:10.1016/S0735-1097(85)80524-6. 
  6. a b Neumar, Robert W. et al. (2010). «Part 8: Adult Advanced Cardiovascular Life Support». Circulation 12 (18, Suppl. 3): S729-S767. PMID 20956224. doi:10.1161/CIRCULATIONAHA.110.970988. 
  7. Jacobs, Ian et al. (2004). «Cardiac Arrest and Cardiopulmonary Resuscitation Outcome Reports». Circulation 110 (21): 3385-3397. PMID 15557386. doi:10.1161/01.CIR.0000147236.85306.15. 
  8. French, Robert; DeBehnke, Daniel; Hawes, Stephen (2008). «Chapter 16. Cardiac Arrest Rhythms». En Francis Morris, William J. Brady y John Camm. ABC of Clinical Electrocardiography (Segunda edición). Blackwell Publishing. pp. 69-72. ISBN 978-1-4051-7064-2. Consultado el 14 de diciembre de 2015. 
  9. a b Desbiens, Norman A. (2008). «Simplifying the diagnosis and management of pulseless electrical activity in adults: A qualitative review». Critical Care Medicine 36 (2): 391-396. PMID 18216597. doi:10.1097/CCM.0b013e318161f504. 
  10. Ward, Kevin R.; Kurz, Michael C.; Neumar, Robert W. (2014). «Chapter 9. Adult Resuscitation». En John A. Marx, Robert S. Hockberger y Ron M. Walls. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice I (8° edición). Elsevier Saunders. p. 94. ISBN 978-1-4557-0605-1. Consultado el 14 de diciembre de 2015. 
  11. a b c Eisenberg, Mickey S.; Mengert, Terry J. (2001). «Cardiac Resuscitation». The New England Journal of Medicine 344 (17): 1304-1313. PMID 11320390. doi:10.1056/NEJM200104263441707. 
  12. American Heart Association (2016). Libro de bolsillo de atención cardiovascular de emergencia (ACE) de 2015 para profesionales de la salud (Libro de bolsillo electrónico de ACE de 2015). ISBN 978-1-61669-462-3. 

Enlaces externos[editar]