Acogimiento familiar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El acogimiento familiar es una medida de protección de la infancia de carácter temporal o permanente, mediante la cual se ofrece un entorno familiar adecuado a los menores que, por distintas circunstancias, han pasado a ser tutelados por la administración correspondiente, hasta su mayoría edad, o puedan volver con sus familias biológicas o mientras se formaliza el proceso de adopción.[1]

A diferencia de la adopción plena, el acogimiento permite que el niño/a siga manteniendo el vínculo de unión jurídico y afectivo con su familia biológica, lo que significa que las familias de acogida no se convierten en padres totales del menor y en algunos casos el niño/a podrá seguir teniendo contacto con su familia biológica, ya sean padres, abuelos, tíos, etc.

Familias acogedoras[editar]

Las familias de acogida precisan de una formación específica, tales como información sobre la temporalidad de la estancia, la posibilidad de que siga manteniendo relación con su familia biológica y el respeto que debe existir hacia los antecedentes personales del menor.

Estas familias ejercen el cuidado del niño/a debiendo de comprometerse a proporcionar no sólo su sustento sino también una formación personal y educativa, hasta que el menor alcance la mayoría de edad (18 años) pueda regresar con un pariente biológico. Normalmente la administración mantiene el contacto y vela porque estas familias cumplan su labor y los asesoran en este proceso.

El apoyo de las distintas administraciones es imprescindible para un correcto desarrollo del menor acogido y de la familia de acogida. Pero en muchas ocasiones no es suficiente por lo que adquieren importancia las distintas asociaciones de familias de acogida que en muchas comunidades autónomas ayudan y colaboran en las tareas de difusión, apoyo y formación entre otras tareas asumidas.

Una revisión sistemática, hecha en 2017, en la que se examinó 102 estudios realizados en Estados Unidos, Europa, Australia e Israel, presentó como conclusión que los niños colocados al cuidado de parientes tienen mejor salud mental y conductual que los niños en hogares temporales.[2]


Modalidades de acogimiento[editar]

  • Acogimiento familiar de urgencia.
  • Acogimiento familiar temporal.
  • Acogimiento familiar permanente.
  • Acogimiento especializado o profesionalizado.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Caparrós, Neus (2001). «4». En Ediciones Rialp, 2001, ed. El acogimiento familiar: aspectos jurídicos y sociales Volumen 29 de Documentos del Instituto de Ciencias para la Familia. https://books.google.es/books: Rialp. p. 86. ISBN 9788432133541. Consultado el 8 de enero de 2017. 
  2. Campbell Collaboration (2017). «La salud y bienestar de los niños colocados al cuidado de parientes es mayor en comparación con la de los niños colocados al cuidado de hogares temporales.». Oslo: The Campbell Collaboration. Consultado el 24 de marzo de 2021. 

Enlaces externos[editar]