Orfandad

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Huérfano»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Niñas en el Asilo de Huérfanas de Buenos Aires, fines del siglo XIX.

Un huérfano (del griego ὀρφανός) (en el sur de Latinoamérica guacho[1]​) es un niño cuyos padres están ausentes, muertos, o lo abandonaron. Una definición legal utilizada en los EE.UU. es alguien privado a través de "la muerte o la desaparición, por abandono o deserción, o la separación o la pérdida de ambos padres". Su uso común está referido a niños (o a animales jóvenes) que han perdido a ambos padres. Sobre esta base los medio-huérfanos son los que tienen un padre aún vivo.

Abandono, estado en que quedan los hijos por la muerte de sus padres o de uno de los dos, a pesar de vivir con su familia, se considera huérfano aquel que está descuidado, abandonado y que no puede valerse por sí mismo para remediar su abandono o falta de compañía y cariño.

En algunas especies animales, donde normalmente el padre abandona a la madre y los jóvenes durante o antes del nacimiento, los jóvenes serán llamados huérfanos cuando la madre fallezca, independientemente de la condición del padre.

Población[editar]

Continente Número de
huérfanos (x1000)
% de huérfanos
sobre todos los niños
África 34.294 11,9%
Asia 65.504 6,5%
América Latina y Caribe 8.166 7,4%

Huérfanos en la literatura[editar]

Huérfanos, por Thomas Kennington.

Personajes huérfanos son muy comunes como protagonistas literarios, especialmente en la literatura para niños y de fantasía. La falta de los padres deja a los personajes vidas más interesantes y la posibilidad de aventuras, liberando de las obligaciones familiares y del control, y los privan de una vida más prosaica. Crea personajes que son independientes y que se esfuerzan en el desarrollo introspectivo y del afecto. Huérfanos pueden metafóricamente realizar una búsqueda para la auto-comprensión a través de tratar de conocer sus raíces. Los padres también pueden ser aliados y fuentes de ayuda para los niños, y la eliminación de los padres hace que el carácter de las dificultades se agrave. Los padres, además, pueden ser irrelevante para el tema de un escritor está tratando de desarrollar, orfandad y el carácter libera al escritor de la necesidad de describir esa relación irrelevante, si una relación padre-hijo es importante, la eliminación de los demás impide a los padres que complica la relación necesaria. Todas estas características hacen de los huérfanos atractivos personajes de los autores.

Los huérfanos son comunes en los cuentos de hadas, como algunas variantes de Cenicienta y más recientemente la saga de Harry Potter, que se basa en el sacrificio materno y la orfandad recompensada.

Muchos superhéroes, incluyendo Superman, Batman, Robin, Spiderman, Wolverine, Ironman, Tormenta y Daredevil, son huérfanos.

Programa de acompañamiento a jóvenes sin cuidados parentales[editar]

En Argentina el Programa de acompañamiento a jóvenes sin cuidados parentales protege y ayuda a los adolescentes y jóvenes que están separados de sus familias y viven en dispositivos de cuidado formal porque las autoridades tomaron medidas de protección de sus derechos. Los dispositivos de cuidado formal pueden ser institutos, hogares, residencias juveniles, casas hogares, familias cuidadoras, familias comunitarias, familias de acogimiento, pequeños hogares, familias solidarias, familias sustitutas, familias de tránsito, familias de contención, amas externas, familias guardadoras u hogares transitorios.

El ingreso al programa es voluntario, el adolescente o joven siempre tiene que dar su consentimiento informado para ingresar al programa y si el joven quiere salir del programa puede hacerlo, el programa debe terminar si el joven decide salir y lo comunica de una manera que se pueda comprobar. El programa tiene diferentes dos tipos de acompañamientos: el acompañamiento personal y la asignación económica mensual. El acompañamiento personal indica que el joven es acompañado por una persona referente que debe trabajar para que el joven tenga mayor autonomía y con respeto a los contenidos de salud, salud sexual, procreación responsable y planificación familiar; educación, formación y empleo; vivienda; derechos humanos y formación ciudadana; familia y redes sociales; recreación y tiempo libre; habilidades para la vida independiente; identidad y planificación financiera y manejo del dinero. La asignación económica es una suma de dinero que cobra el joven a título personal cada mes y es igual al 80% de un salario mínimo vital y móvil; lo cobra desde el momento en que salen de los dispositivos de cuidado formal hasta los 21 años, pero si el joven estudia o se capacita en un oficio, el beneficio se puede extender hasta los 25 años.

Véase también[editar]

Referencias[editar]