Aborto autoinducido

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Cartel de la Unión Soviética de 1925. Traducción: “Los abortos realizados por personas no calificadas no sólo pueden mutilar a la mujer, sino que también a menudo conducen a su muerte”.

El aborto autoinducido es aquel provocado por la propia embarazada para ocasionar la expulsión del feto. A pesar de estar disponibles los medios legales y dentro de las recomendaciones para terminar el embarazo, el aborto autoinducido es provocado por métodos no recomendados por la medicina y que pueden poner en riesgo la vida de la mujer. Este tipo de práctica es común en países donde el acto del aborto está prohibido por ley, o bien donde la mujer no tiene acceso al aborto seguro. Este puede ser provocado más fácilmente durante las primeras semanas de gestación.

Métodos[editar]

Los siguientes métodos son frecuentes en países como la India; no son considerados peligrosos, pero no garantizan la expulsión del feto:

  • Levantamiento de peso en exceso.
  • Masaje abdominal.
  • Consumo de médula ósea de carne de cordero.
  • Consumo de henna en polvo.
  • Consumo de sopa de semillas de zanahoria.

Hay otros métodos que si garantizan la expulsión del feto, pero son considerados peligrosos y está altamente contraindicado realizarlos:

  • Esfuerzo físico dirigido para el aborto.
  • Masaje abdominal intenso.
  • Recibimiento de golpes en el vientre.
  • Práctica de Bellyflopping sobre una superficie rígida.
  • Tratar de extraer al feto con un objeto no esterilizado y no proyectado para eso, tal como un gancho.
  • Tratar de romper el útero con un objeto de fierro.
  • Ingestión de abortivos con elevadas cantidades de vitamina C, poleo y otras sustancias que se cree que provocan el aborto (automedicación).

Aborto clandestino[editar]

Específicamente, el aborto clandestino es aquel que se realiza habitualmente en los países que está penalizada su práctica o es ilegal. El propósito es ocultar su realización así como la identidad de la mujer con el objeto de eludir las penas que puedan imponer las autoridades. El aborto clandestino se puede realizar en el país donde es ilegal o en otros donde sea legal su práctica o esté menos penada (turismo abortivo). El aborto clandestino cuando se realiza en países donde es ilegal se suele practicar en condiciones de inseguridad sanitaria o jurídica; cuando se lleva a cabo en otros países puede realizarse en condiciones de seguridad sanitaria y jurídica.

El aborto clandestino no solo provoca la muerte del feto, sino que también provoca graves lesiones orgánicas a la mujer que muchas veces la deja incapacitada para procrear en el futuro, y en otros casos le ocasiona la muerte.

Referencias[editar]

Véase también[editar]