Villa Montellano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Villa Montellano
Villa Montellano
Villa Montellano
Ubicación de Villa Montellano
País Bandera de la República Dominicana Rep. Dominicana
• Provincia Puerto Plata
Ubicación 19°43′48″N 70°36′00″O / 19.73000, -70.60000
Superficie 73,89 km²
Distritos Municipales 0
Población[1]  
• Total (2002) 18.280 hab.
• 9.530 hombres
• 8.750 mujeres
• Urbana 8.967 hab.
• Densidad 247,4 hab./km²
[editar datos en Wikidata]

Villa Montellano, o simplemente Montellano, es un municipio en República Dominicana en la provincia de Puerto Plata.

Datos básicos[editar]

Los primeros asentamientos humanos en centros industriales de importancia en nuestro país, ocurrieron en los ingenios azucareros. Esos asentamientos conformados por obreros, técnicos especializados y comerciantes procedentes de distintos lugares de la geografía nacional y el exterior, dieron origen a un interesante conjunto multiétnico único y quizás irrepetible.

Etimología[editar]

El nombre de Villa Montellano viene desde un pueblo en Sevilla, España llamado Montellano.

NUESTRA HISTORIA

INTRODUCCIÓN

Los primeros asentamientos humanos en centros industriales de importancia en nuestro país, ocurrieron en los ingenios azucareros. Esos asentamientos conformados por obreros, técnicos especializados y comerciantes procedentes de distintos lugares de la geografía nacional y el exterior, dieron origen a un interesante conjunto multiétnico único y quizás irrepetible.

La convivencia de culturas, tradiciones y costumbres diferentes ofreció a los nativos de este ingenio un enriquecimiento vivencial que dejó recuerdos imborrables.

Nacer y vivir la adolescencia en el ingenio, impactado por esas vivencias y un abanico de razas y culturas es lo que nos da la fuerza para involucrarnos en este proyecto, en el cual, pretendemos llevar a la generación actual, hechos, no nuevos, pero si agradables a la mente, el recuerdo de nuestro pasado.

Esto, unido a los acontecimientos actuales, donde trataremos de cooperar con los movimientos que surjan para el bien y desarrollo de nuestra querida comunidad y así dar inicio a un sueño de más de 30 años: investigar el nacimiento de una comunidad con tanta historia y tantos personajes de importancia.

Primeros pobladores Los primeros pobladores datan del de siglo 19 (1800), entre las primeras familias están: Pérez, Gómez, Ciriaco, Almonte, entre otros, los cuales vivían de la ganadería, agricultura en pequeñas porciones de tierra de su propiedad. El señor José Marmolejos (padre de Don Delio) tenía unas 2,000 tareas de tierra, desde el Tamarindo hasta llegar un poco antes de los Altos de los Ciruelos. En esta finca tenía ganado, cerdos, postrero y la agricultura era su principal actividad.

A partir del 1918 es cuando Monte Llano comienza su crecimiento. La necesidad de medios para ganarse la vida de la población nacional y pueblos cercanos, y la demanda de mano de obra para las labores agrícolas y fabril de la nueva empresa, provocaron un fenómeno migratorio, y en torno al ingenio se formó el asentamiento humano que hoy día se conoce como el Distrito Municipal Villa Monte Llano. Por esta razón podemos afirmar que la fundación de Monte Llano fue en el año 1918.

Entre las familias que llegaron después de iniciado el ingenio están: los Batista y Bernavides que se asentaron en el Tamarindo; Francisco Tineo; Pancho Mateo, procedente de La Vigía, quien se casó con Julia Ruiz y se asentó en un espacio de tierra de aquel lado del Río Camú propiedad de los Almonte, de ahí nace lo que es hoy Pancho Mateo.

Antecedentes del Ingenio Aunque para hablar del nacimiento de Monte Llano, es necesario hacer historia en torno a la industria azucarera en la provincia. Desde principios del siglo XVI comenzó en nuestro país la instalación de ingenios o trapiches para la producción de azúcar, pero no fue sino hasta finales del siglo XIX (19) cuando esta industria llegó al Norte de la isla. Para 1880 la familia Divagna establece en Boca Nueva un trapiche para la producción de alcohol y melao, que con el tiempo se fue modernizando, pasando a ser en el 1914 un pequeño ingenio, propiedad de los Hermanos Bentz, que jamás alcanzó los niveles de lo que hoy conocemos como un ingenio azucarero.

La producción de esta rudimentaria fábrica se embarcaba por un pequeño muelle de madera enclavado en la playa de Bergantín, cuyos cimientos aún hoy día se pueden observar en esa hermosa playa del litoral norte.

Eran los propietarios de esa antigua instalación fabril los hermanos Bentz, quienes al decidir ampliar su fábrica, se encontraron con la dificultad del terreno arenoso, como es propio de toda zona cercana al mar, por lo que, buscando un lugar mejor, acordaron trasladarse más al sur, en el lugar que hoy es Monte Llano. Los Hermanos Bentz desde que llegaron a esta parte iniciaron un ofensiva en Bienes Raíces con la finalidad de conseguir las tierras necesarias para su plantación cañera.

Ingenio Monte Llano Diferentes fuentes coinciden en que los trabajos de construcción del ingenio Monte Llano se iniciaron a principios del siglo XX, específicamente en el año 1918 y duraron aproximadamente 4 años, realizándose la primera zafra en el año 1923.

Según datos suministrados, el Sr. Rodolfo Benz compró un ingenio en uso en Puerto Rico, por un préstamo que hiciera al National City Bank. Al principio de la instalación, 1918, el azúcar se estaba cotizando a un buen precio en los mercados internacionales US$20.00 ton., pero al terminar la instalación del ingenio los precios bajaron hasta cotizarse en el mercado a US$3.60 ton., lo que provocó un desequilibrio financiera en la industria azucarera local, por lo que en el año 1926 el Banco se adjudicó las propiedades del ingenio, garantía de un préstamo de 600,000 mil dólares, con un interés de un 7 1/2% anual, el cual vencía el 1.º de junio del 1936.

Hubo en ese momento una litis judicial ya que las sucesiones de Marcelino Pérez y Rosa Pérez, residentes en el lugar denominado Guainamoca de los García, hoy Los Pérez, reclamaban la propiedad de algunos de esos terrenos. Posteriormente las propiedades del ingenio fueron adjudicadas en pública subasta por el Tribunal de Justicia Ordinaria de Puerto Plata, a la Puerto Plata Sugar Company, Inc., compañía azucarera creada de conformidad con las leyes del Estado de Delareware, Estados Unidos de Norteamérica.

Algunos datos sobre la instalación y después de ésta - El ingenio comprado en Puerto Rico se llamó Providencia, Mr. Thompson, americano, fue quien lo instaló, el primer administrador se llamó, Juan Vale, puertorriqueño. Los primeros técnicos azucareros vinieron de Puerto Rico y San Pedro de Macorís. Mr. Herz, alemán, fue el primer químico y Joaquín Catán el primer Ingeniero Mecánico.

Fue en los años del 1918 cuando se construyó una hilera de casas, (aún se conservan algunas, no con la madera original). Estas casas estaban ubicadas en línea desde el mango hasta la esquina del corral, y fueron construidas por el puertorriqueño Marcos Nolasco para albergar a los trabajadores de mayor jerarquía del Ingenio. Su construcción se hizo en tabla de palmas, las que con el tiempo fueron remodeladas y cambiadas sus estructuras originales.

Más datos sobre el Ingenio La compañía Puerto Plata Sugar Company contrató a Mr. Gimbor, quien administró el ingenio desde 1926 hasta el año 1937. En esta fecha Mr. Gimbor se enferma y marcha hacia Cuba, pero antes recomienda como administrador a su amigo Mr. Kilbourne, quien estaba administrando 8 ingenios en el este del país. Mr. Kilbourne tenía su residencia en el Ingenio Consuelo y viajaba frecuentemente a Monte Llano a despachar asuntos relacionados con el ingenio. Estos viajes los realizaba en una avioneta de su propiedad, la cual aterrizaba en una pequeña aviación que estaba ubicada en el área de Transportación.

Durante la administración de Mr. Gimbor fue construida en el año 1927 la Casa del Administrador (la casa número uno), la cual está ubicada en una porción elevada de terreno a lado del Ingenio. Esta casa fue edificada por el Sr. Juanito Acosta, de Nacionalidad Puertorriqueña.

En la década de los años 40, Mr. Kilbourne, quien era vice-presidente de la Puerto Plata Sugar Company, compró el ingenio a esta empresa, administrado para ese entonces por el Sr. Jorge Marté, puertorriqueño, hasta el año 1950 cuando lo adquiere la Azucarera Haina (propiedad de Trujillo), junto al Ingenio Amistad, cuyo dueño lo era Cornelio Julián, de origen puertorriqueño.

Es entre los años del 1957 al 1958 cuando el ingenio entra en una etapa de reconstrucción, cambiándose en su totalidad toda la estructura de su planta física. Estos trabajos fueron realizados por la compañía Abarca, de origen puertorriqueño.

Luego del ajusticiamiento de Trujillo, en 1961, el Consejo de Estado promulgó una ley mediante la cual el Estado Dominicano nacionalizaba y hacía suyas las propiedades de la familia Trujillo. Así es como el Ingenio Monte Llano pasó a ser administrado por la Corporación Azucarera Dominicana, la cual, a su vez, fue liquidada en el año 1966 mediante la ley no. 7 de ese año, que creó el Consejo Estatal del Azúcar-CEA.

COMERCIO Y ECONOMÍA[editar]

Antes de la construcción del ingenio, el comercio y la economía se basaban en la actividad agrícola, fundamentalmente la crianza de ganado vacuno y porcino. Es a partir de la construcción del ingenio, 1918, cuando la economía se va dinamizando con la instalación de negocios informales como bodegas o colmados y tiendas de provisiones.

El ingenio proveía a los trabajadores de provisiones en una bodega que se habilitó para tales fines, en donde daba créditos a los trabajadores con un vale –ticket- cuyo monto era luego descontado del sueldo de la quincena, pero también le vendía al público en general. Existían también otras bodegas, como la del Sr. Luli Martínez, (donde está ahora el PRD), tienda el Tropezón de Segundo González, la cual vendía provisiones y tejido en general.

La comunidad vivía principalmente de los empleos directos e indirectos que creaba el Ingenio Monte Llano, y gracias a éste el pequeño asentamiento humano fue creciendo en tamaño, población e importancia.

Mientras tanto, el mercado público de Monte Llano se construyó en el año 1954, durante la tiranía de Trujillo, y en su tiempo fue una moderna plaza comercial pública, aunque hoy luce total y completamente abandonado, arrabalizado y obsoleto para el crecimiento que ha experimentado Monte Llano. La Cooperativa de Consumo Monte Llano, incorporada, fue fundada en fecha 26 de junio de 1964, y su primera directiva la integraron:

León Capellán M. Nicolás Tauri Víctor Campos Alfredo Smead Francisco Capellán M. Arcadio Gómez Ramón D. Spéncer Héctor Villa Florentino de la Rosa -Michelá- Jesús Ml. Domínguez -Papón- Jesús Ma. Martínez Julio Villa Ramón William Marte Luis Villa Luis Ml. Poliné -Guicho-

TRANSPORTE[editar]

Como es sabido por todos, antes de que existiese el transporte vehicular, existió la costumbre y todavía perdura de usar el transporte animal, como es caballo, burro y las carretas tiradas por animales. En nuestra comunidad el transporte vehicular y específicamente el transporte público comenzó a funcionar en la década de los años 20. Para ese tiempo la comunicación vial era como sigue: desde Santiago entrando por Los Ciruelos hasta salir por la carretera que sale al tamarindo, siguiendo la calle principal o por el río Camú en el Tamarindo o el puente que nos comunica con Los Pérez, luego seguía hasta salir a Sabaneta de Cangrejos. Mientras que para ir a Puerto Plata también se utilizaba esta ruta, subiendo por la Gran Parada, después se creó un camino vecinal por donde hoy está la estación de gasolina, como si uno fuera para Boca Nueva, saliendo al Siete, y tomando rumbo directo a Puerto Plata. Esa era la ruta de todos los viajeros y transportistas, hasta que a principio de los años 60 se construye la actual autopista Puerto Plata – Sosúa.

Según nos cuentan, los primeros que comenzaron en el transporte público fueron Esteban, Urbano, Félix Veras fue el primero que se dedicó al transporte de pasajeros, en la ruta de Monte Llano a Puerto Plata. Poco tiempo después le siguió Don Remigio Antonio Gómez, Montilí, y más tarde también el señor Viterbo transportaba pasajeros de Monte Llano hacia Gaspar Hernández.

Antes de iniciarse los viajes en la ruta Monte Llano – Santiago, los montellaneros tenían que tomar un transporte en la Gran Parada para viajar hacia Santiago por la carretera de Yásica. Los primeros que comenzaron a viajar a Santiago fueron, Rafael Mala Fe, El Yanki, Gregorito y después continuó Montilí.

TRANSPORTE DE LA CAÑA[editar]

La caña era transportada de las plantaciones al ingenio en carretas tiradas por bueyes, y luego en ferrocarril. Las líneas de las locomotoras estaban tendidas en diferentes direcciones a fin de conectar con casi todos los bateyes. En los campos de caña se utilizaba el sistema denominado la portátil, que consistía en montar rieles-móviles- para mover hacia fuera y hacia adentro los vagones de la locomotora, tirados por bueyes y la fuerza humana. Existían también en diferentes puntos vigías, o controladores de tráfico, que se encargaban principalmente de indicar a los transeúntes, escasos conductores de motocicletas o algún otro vehículo, del paso del tren. Los trabajadores del ingenio que vivían en Bateyes como Severet, Caraballo, Boca Nueva y Berganteen, entre otros, eran transportados por una máquina a la que todos llamaban “El Buda”, no sabemos por qué este nombre. Algunas familias aprovechaban también este transporte para ir a las playas de Berganteen y Boca Nueva.

Pero había otro medio de transporte más pequeño y ligero, que también se deslizaba por los rieles del ferrocarril, pero que a diferencia de este, era movido por la fuerza humana, mediante el movimiento de dos palancas o pedales, que, ubicados en el centro, eran accionados rítmicamente, hacia arriba y hacia abajo, por dos personas. Este vehículo era conocido como “La Cigüeña”. Había varios de ellos y tenían su estación o parqueo, al lado de unas matas de Buen Pan que todavía hoy están en los alrededores del Cine Cooperativo. Acerca de este vehículo, La Cigüeña, los jóvenes de entonces, lo tomaban a escondidas en muchas ocasiones, sin autorización, y se iban a la playa o simplemente a dar una vuelta para darse un “gustico”. El sistema de ferrocarril fue descontinuado en el año 1967, y se introdujo el sistema mecanizado, que es el que funciona hoy día.

SALUD[editar]

En la década de los años 20, en la casa donde hoy vive Calín, era la residencia de una mujer que con el tiempo tendía un papel protagónico en la práctica de la medicina en Monte Llano: Doña Dolores de la Cruz -Lolita-. Esta dama asistía a las mujeres de la comunidad en sus partos, y ofrecía servicios de salud a todas las personas; era enfermera. Más tarde, el ingenio cedió al Dr. Bournigal, la casa donde vive María Nidia Vda Pérez, ubicada justo en el frente de donde vivía doña Lolita, para instalar una pequeña policlínica. Este fue el primer centro médico que hubo en Monte Llano, amén de la propia casa de Doña.

Allí, con el Dr. Bournigal, Doña Dolores de la Cruz amplió la cobertura de sus servicios como enfermera principal. Además ejercieron en esa clínica el fallecido Saturnino Milanés-Titina- como practicante, Juana Almonte y otros. Esta policlínica estuvo funcionando hasta los años en que se construyó el nuevo hospital, ya que la escuela que funcionaba allí fue trasladada a la policlínica, quedando está abolida. En el año 1953, el Instituto Dominicano de Seguros Sociales-IDSS-, construyó y puso en funcionamiento el Hospital General Gregorio Luperón, dirigido por el Dr. Otto Bournigal. Aunque no fue de los fundadores del hospital, debemos destacar aquí la labor de un destacado profesional de la medicina que sirvió en este centro de salud, y que tuvo una relación muy especial con el pueblo de Monte Llano, trabajando además en la promoción del deporte y la cultura, el inolvidable Dr. Antonio Canto Sosa.

De 1970 a 1972, la Secretaría de Estado de Salud Pública y Asistencia, con el aporte de los trabajadores del Ingenio, construyó un centro de salud orientado a brindar asistencia a las parturientas y los niños, que se bautizó con el nombre de Centro Materno Infantil Dolores de la Cruz, en homenaje a la inolvidable Doña Lolita, por sus invaluables servicios en beneficio de la salud pública de los montellaneros. El primer director de la maternidad, como la llamamos, fue el Dr. Bienvenido Aquino Pimentel, un activo profesional venido de la capital que al poco tiempo, al margen de su trabajo en la Maternidad, se involucró en actividades culturales, deportivas y sociales de la comunidad.

MOVIMIENTO CULTURAL Y RELIGIOSO[editar]

En lo relativo a lo social y cultural, solo sabemos que en los años 30 y 40 en la casa no. 1, o casa del administrador se realizaban encuentros festivos solo para los jefes del ingenio, entre otras actividades funcionaba como club social.

En otro orden, en los años 40 se inició la proyección de películas por un judío llamado Felicó, quien venía desde Sosúa. Estas películas eran proyectadas en la casa que ocupa hoy el local del PRD. A Felicó le siguieron en la proyección de películas, Jaime, quien las daba en el local que ocupa hoy la casa de Rey. Debemos también recordar que Papi González, también proyectaba películas en los bateyes.

Ya para los años 60, las actividades sociales seguían siendo muy reducidas y no había un lugar donde las familias de los trabajadores del ingenio pudieran divertirse y recrearse sanamente. Preocupados por esta situación, un pequeño grupo de trabajadores, encabezados por Negro Machuca y Arcadio Gómez, fueron donde el administrador del ingenio, que lo era en ese entonces el ingeniero Santini, y le plantearon la situación, solicitándole un terreno y ayuda para construir un local que sirviera de Club Recreativo.

El lugar en que ellos en principio pensaban levantar la obra, era un montículo situado en la Mesopotamia que formaba el río, detrás de las casas de Vinicio Silverio y Don Salvador Martínez, y pensaban hacer un puente para cruzar al lugar y llegar al club, pero la idea entusiasmó al administrador Santini, y decidió que la obra debía levantarse en otro lugar más accesible. Así, por órdenes de la administración del ingenio, Don Porfirio Pérez, entonces encargado de Carpintería, construyó el primer Club Recreativo, y más tarde el complejo deportivo que incluye el play de Softbol y la cancha mixta. El Club Recreativo Monte Llano se inauguró oficialmente el Sábado 7 de octubre de 1964, con una rumbosa fiesta que amenizó la Orquesta Los Colosos del Ritmo, cuyo cantante principal y leader era el sonero Cheché Abreu.

El movimiento cultural y artístico en Monte Llano puede afirmarse que nació el 28 de noviembre de 1970, con la formación de lo que primero se llamó Club Depórtivo y Cultural Monte Llano. Fue Aramis Ciriaco -Bobo-, entonces un joven inquieto y travieso, el que trajo esta nueva forma de expresión a Monte Llano. En uno de sus frecuentes viajes a la capital, Bobo Ciriaco entró en contacto con este tipo de manifestación que ya practicaban los jóvenes capitaleños. Entusiasmado con la idea, a su regreso a Monte Llano reunión un pequeño grupo de amigos y compañeros y formó el Club, que en principio realizaba muy pocas actividades. Más tarde dentro del club se formó el Grupo de Poesías Coreadas, que llegó a través de Luis Peralta, quien ya había pertenecido al Grupo La Tuerca, que orientaba la Iglesia episcopal en Puerto Plata a través del Padre Potter.

Con el tiempo, los miembros del Club Deportivo y Cultural Monte Llano se fueron desencantando por la falta de actividad, menos los miembros del Grupo de Poesías Coreadas, pues eran los únicos que en realidad desarrollaban alguna actividad en el Club. Finalmente, el Club se disolvió por la deserción masiva de sus miembros, y el Grupo de Poesías continuó sus actividades, esta vez como una institución independiente, ahora bajo el nombre de Grupo de Poesías Coreadas SAFO, en honor a una famosa poetisa Griega. Más tarde, los directivos del grupo tuvieron conocimiento de que la tal poetisa Griega, había llevado una vida licenciosa. Pero ya el nombre era popular en la comunidad y toda la región, por lo que decidieron mantener el nombre, pero dándole una nueva significación; Así surgió la “SOCIEDAD ARTISTICA Y FUERZA ORGANIZADA -SAFO-”, que se convertiría en la organización insignia de Monte Llano, y el grupo de poesías coreadas más importante de toda la región. Luego surgieron otros grupos culturales y artísticos animados por el éxito SAFO. Entre ellos el Club Canto Sosa, en honor a un reconocido médico y deportista que residió aquí, La Barrera, y un grupo infantil que se llamó, “SOCIEDAD INFANTIL DE POESIAS COREADAS -SINPOCO-”.

Debemos destacar la celebración en la década de los años setenta, de unos famosos festivales que se realizaban en el club Recreativo. Entre algunos de sus iniciadores contamos a Mario Zapata, Neney Vásquez, entre otros.

No había en Monte Llano para aquel entonces Ministerio Católico, y fue en el año 1957 cuando se construyó la iglesia católica en el mismo lugar donde hoy todavía se encuentra, con la categoría de Capilla. La iglesia católica fue construida, al igual que el parque central y el complejo de Transportación, por el ingeniero Civil Cayetano Alberto Castro, -Tanito-, hijo de Don Cayetano Castro, y quien lamentablemente murió en un accidente de tránsito en el año 1975. De los primeros y más populares sacerdotes de todos los que ejercieron su ministerio en Monte Llano, son los padres ángel Abad y Daniel Cruz.

Ministerio Evangélico[editar]

El ministerio evangélico comienza en esta comunidad con visitas que hacían pastores de la ciudad de Puerto Plata. Es a partir de los años 30 cuando Bienvenido Coble Valdespina de la Iglesia Metodista Libre, Lesli Mezco de la Iglesia Evangélica Dominicana hacían algunas visitas en casas de familias para enseñar la palabra de Dios. Es a partir del año 1946, cuando una persona muy querida por la comunidad cristiana, (Pablo Clase, quien vino de Puerto Plata a trabajar zapatería en tiempos de zafras), empieza a predicar en la casa de Don Jaime Kingsley, frente al Mercado, quien junto a su esposa Fidelia, eran de los primeros cristianos en Monte Llano, además de Don Mateo Vásquez y su esposa Prebista, estos últimos vivían en Los Ciruelos.

En el año 1948 se alquila una casa en la orilla del río en el barrio el Tamarindo, donde se comienza formalmente la predicación del evangelio en una capilla. Es después de este tiempo que viene al evangelio Don Emilio Perdomo, quien vivía al lado de la casa de Andrés y Corina, a quienes él predicaba el evangelio y los trajo al redil del Señor. Según nos cuenta Don Pablo, la celebración del bautismo de Andrés Polanco y Corina, que se realizó en el Río, en el Tamarindo, fue un evento inolvidable, ya que se desbordó la comunidad entera a ver a dos personas queridas por todos.

La iglesia luego se traslada a la calle principal, casi frente a la iglesia Templo Bíblico actual, donde se alquila una casa que servía como capilla. Unos meses más tardes se compra un local frente a la actual cancha del Tamarindo, desde donde se predicaba el evangelio.

Es a mediado de los años 60 cuando la iglesia consigue un terreno al lado del play y comienza la construcción de su nueva capilla, la cual hasta el día de hoy se ha mantenido predicando el evangelio en la comunidad y sus bateyes. Hasta la fecha, Don Pablo Clase está viniendo dos veces al mes a brindar sus conocimientos con estudios bíblicos a todos los miembros de la Iglesia Templo Bíblico Monte Llano.

Actualidad[editar]

Ahora sin la principal fuente de ingresos que teniamos que era el ingenio, muchos viven de sus negocios propios y otros de trabajar en el Ayuntamiento. Pero a pesar de esto creemos en el progreso de nuestro Municipio.

Referencias[editar]

  1. Censo 2002 de Población y Vivienda, Oficina Nacional de Estadistica