Swinger

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Swinger o swinging (del inglés swing, «oscilar, columpiar») es una actividad sexual no monógama que se experimenta en pareja.[1]

Se refiere al comportamiento que reconoce y acepta la ampliación del horizonte sexual en pareja; incluye un amplio rango de actividades eróticas y sexuales realizadas entre tres o más personas.

Las actividades incluyen:

  • Practicar sexo con la pareja mientras un tercero o más personas observan.
  • Practicar sexo con la pareja en la misma habitación o lugar en el que otras parejas "Swinger" se encuentran teniendo sexo.
  • Besar, acariciar o practicar sexo oral con una tercera o cuarta persona ("intercambio light" o "soft swing").
  • Practicar la penetración con alguna persona además de la pareja (intercambio completo o "full swap").
Un trío que envuelve a dos mujeres y un hombre.

Un trío es la realización de prácticas sexuales entre tres personas, en cualquiera de las posibles combinaciones de sexos.

Caricias sexuales entre un hombre y dos mujeres. Obra de Peter Fendi (1796-1842).
Bandera de la comunidad Swinger , creada por Ted Williams y con diseño gráfico de Emilio Diseños Enaver . Argollas rojas representan la pasión y unión inquebrantable en la pareja, el fondo amarillo representa la luz y el fuego del deseo, el azul el color de la inmensidad del cielo

Típicamente estas actividades se definen "swinger" cuando una pareja estable, casada o de otra forma comprometida, se involucran con otra pareja o un tercer individuo. Estas actividades pueden ocurrir o no en un mismo cuarto.

Los novatos pueden descubrir rápidamente que no pueden con los celos que les inspira el ver a su pareja con otra persona. Las parejas que quedan, los swingers, afirman que incorporar a otros en sus relaciones sexuales mejora el vínculo de la pareja en lo sexual y lo emocional, al poder experimentar fantasías juntos, tener una variedad de parejas sexuales y eliminar el engaño por infidelidad. Tienen una regla que restringe la implicación emocional con compañeros sexuales que no sean su pareja.[1]

El swinging como forma de práctica sexual combina la sexualidad no monogámica con la monogamia emocional, situación que en el modelo católico de pareja se considera inaceptable, en la creencia de que la monogamia sexual refuerza a la emocional y viceversa. No hay seguridad acerca de si este estilo sexual fortalece o debilita las relaciones de pareja, sin embargo sí hay datos estadísticos que indican que muchas parejas monógamas tienen relaciones extramaritales.[1] No se consideran sin embargo "swingers" las prácticas de otras culturas en las que se permite tener relaciones simultáneas con más de una esposa (o más de un marido) porque estas prácticas sexuales se realizan dentro de un círculo "cerrado" equivalente al matrimonio cristiano: sin participación de personas externas a él.

La imagen de una tercera persona involucrada en la relación sexual es una de las fantasías más recurrentes. Según Kinsey, fantasear con la propia pareja follando a otro/a es también frecuente.[2]

Etiqueta[editar]

La principal directiva en este tipo de actividades: «no es no». Esto significa que el rechazo a una proposición sexual no requiere justificación y debe ser siempre respetada. En los clubs swingers el uso de condón es obligatorio. Los acercamientos se realizan mediante leves caricias en zonas no erógenas; si éstas son permitidas, se entiende el consentimiento tácito para continuar. En Estados Unidos se considera inadecuado tocar sin pedir autorización; mientras que en Europa, tocar, como el apartar firmemente la mano son ampliamente aceptados como adecuados, aunque no exista comunicación verbal en el contexto del juego. Se pueden resumir las reglas en: respeto, higiene y discreción.

Diferencias[editar]

Muchas personas piensan que ser swinger es lo mismo que el Intercambio de pareja. Aunque ésta es una práctica común en el ambiente, también existen prácticas como los tríos sexuales, gang bangs, orgía e incluso sexo uno a uno.

Cornudo y contento. Hotwife[editar]

Una variante en auge (aunque los mundillos están completamente separados) es el del cuckold (cornudo) que puede o no estar casado con un hotwife. La mujer tiene una o más otras parejas pero el hombre no. A este hombre se le estimula el ver a otro follando a su mujer. A veces tiene que "preparar" el otro varón mamándole, o ayudarle a penetrar el coño de su mujer, abriéndolo con las manos. Puede o no estar acompañado de insultos de su mujer: su pene pequeño, su incompetencia varonil, etc., y en casos extremos el tercero, el toro o corneador, empreña a la mujer, haciendo que el cornudo críe a su hijo. (Estos niños son muy queridos.) Al cornudo puede serle negado el orgasmo, incluso masturbándose; puede estar encerrado en un cinturón de castidad, o tener que vasectomizarse. Lo que la esposa tiene que hacer es comunicarle su infidelidad; una aventura secreta sería mal vista. Si no puede follar delante del esposo, llamarle por teléfono para que pueda al menos escuchar. El cornudo también tiene derecho al semen del toro, el cual come mientras limpia a su mujer con su lengua.

La esposa de un cornudo puede tener un solo amante. La "hotwife" (literalmente, "esposa caliente") no es así, quiere follar a varios, o a muchos, y activamente los busca, vistiéndose de puta, poniendo anuncios, visitando bares, etc. No es raro que el cornudo participa en buscar a quienes follen a su mujer.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c Bergstrand, Curtis y Jennifer Blevins Williams (10 de octubre de 2000). «Today's Alternative Marriage Styles: The Case of Swingers». Electronic Journal of Human Sexuality, Volume 3 (en inglés). Consultado el 27 de mayo de 2013. 
  2. Flores Colombino, Andrés. Instituto Kinsey de Sexología. «Fantasías sexuales: El límite de lo real». Rosario, Argentina. Consultado el 27 de mayo de 2013. 

Enlaces externos[editar]