Rudolf Caracciola

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Caracciola en 1938.

Rudolf Caracciola (1901 - 1959) fue un piloto alemán de automovilismo, de grandes premios. Nacido en Remagen el 30 de enero de 1901, es conocido en Alemania como el mejor piloto de su era.[1] [2] Logró 16 victorias de grandes premios, más que cualquiera en su época, superando a importantes pilotos como Tazio Nuvolari o Bernd Rosemeyer. Su marca por excelencia fue Mercedes Benz; con ella logró las más importantes victorias en el mundial.

Su tan itálico apellido se debe a que sus antepasados migraron durante la Guerra de los Treinta Años desde Nápoles hasta Renania, donde el príncipe Bartolomeo Caracciolo comandaba la fortaleza de Ehrenbreitstein cerca de Coblenza. Desde entonces hasta que nació Rudolf, han pasado gran cantidad de generaciones de habla alemana.

Rudolf Caracciola murió el 28 de septiembre de 1959, a consecuencia de una enfermedad ósea.

Récords[editar]

Su récord más importante está relacionado con el Gran Premio de Alemania, desde el año de 1929 hasta 1939 el piloto logró 6 victorias en esta competición, siendo además tercero en el primer Gran Premio de Mónaco, en el que tuvo una importante actuación en un circuito complicado para su vehículo Mercedes Benz.

Monumento a Caracciola en su Remagen natal.

También obtuvo el récord de velocidad de 432,7 km/h el 28 de enero de 1938 con el Mercedes-Benz W125 Rekordwagen. Si bien ese récord absoluto tardó décadas en ser batido, sigue siendo la mayor velocidad alcanzada en una carretera pública. En 1933, a los mandos de un Alfa-Romeo 8C "Monza", en el Gran Premio de Mónaco sufrió un aparatoso accidente. Fue sacado del coche y trasladado en una silla hasta un estanco, siendo evacuado después hacia un hospital, para ir después a una clínica privada en Bolonia, donde permaneció durante seis meses. Los médicos le dijeron que jamás podría volver a conducir, ya que su pierna derecha quedó más corta que la izquierda. Durante una visita del jefe de competición de Mercedes-Benz, Alfred Neubauer, a la casa de Caracciola, lo desafío a caminar, cosa que Rudolf hizo y le ofreció un contrato para la temporada de 1934. Su imagen cojeando al par de su Mercedes mientras era empujado por sus mecánicos hacia la línea de salida ha pasado a la historia del motor. En 1934 ganó el gran premio de Mónaco bajo un intenso aguacero, de ahí su sobrenombre "Regenmeister" que significa "Señor de la lluvia" en alemán.

Caracciola obtuvo además importantes victorias en pruebas de carretera como la Mille Miglia, culminó su carrera a los 52 años, luego de la vuelta a la competición con Mercedes Benz.

Referencias[editar]