Robin George Collingwood

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Robin George Collingwood.

Robin George Collingwood (Cartmel Fell, Lancashire, 22 de febrero de 1889Coniston, Cumbria, 9 de enero de 1943) fue un filósofo e historiador británico.

Hijo del académico William Garson Collingwood (professor of fine arts de la University of Reading), se educó en Rugby School y el University College, de Oxford, donde se graduó con honores de primera clase. Antes de ello había sido elegido fellow del Pembroke College de Oxford, cargo que ejerció quince años antes de convertirse en Waynflete Professor of Metaphysical Philosophy del Magdalen College de Oxford. Fue el único discípulo de Francis J. Haverfield que sobrevivió a la Primera Guerra Mundial.

Tuvo influencia de parte de los idealistas italianos como Benedetto Croce, Giovanni Gentile y Guido de Ruggiero, este último como amigo íntimo. Otras importantes influencias fueron las de Hegel, Kant, Giambattista Vico, F. H. Bradley y J. A. Smith. También John Ruskin, del que había sido alumno su padre.

Collingwood es principalmente conocido por su libro The Idea of History (La idea de historia), obra póstuma, compuesta por varias fuentes reunidas poco después de su muerte por su discípulo T. M. Knox. La obra se convirtió en la principal inspiración para la filosofía de la historia en el mundo anglosajón. Es ampliamente citada, lo que llevó a un comentarista a decir irónicamente que Collingwood se iba a convertir en "el mejor mal conocido pensador de nuestra época" ("the best known neglected thinker of our time").[1] Además de filósofo de la historia, Collingwood era también un historiador en la práctica, así como arqueólogo. En su época fue considerado una autoridad en la Britania romana.

Collingwood no entendía la historia como la recolección del pensamiento de un personaje histórico. Consideraba si dos personas diferentes podían tener el mismo pensamiento y no sólo el mismo contenido, concluyendo que "no hay una teoría sostenible de la identidad personal" ("there is no tenable theory of personal identity") que permitiera tal doctrina.

En The Principles of Art (Los principios del arte) Collingwood sostuvo (siguiendo a Croce) que las obras de arte son esencialmente expresiones de la emoción. Veía el arte como una función necesaria de la mente humana, y lo consideraba una actividad colaborativa. En política Collingwood defendía los ideales de lo que llamaba liberalismo "en el sentido continental" ("in its Continental sense":

The essence of this conception is ... the idea of a community as governing itself by fostering the free expression of all political opinions that take shape within it, and finding some means of reducing this multiplicity of opinions to a unity.

The Philosophy of Enchantment[2]

También publicó The First Mate's Log (1940), una relación de un viaje en yate por el Mediterráneo, en compañía de varios de sus estudiantes.

Murió tras años de empeoramiento en su salud.

Obra publicada en vida[editar]

Conviene notar que en su ensayo "Expressionism in Art" hace una distinción entre expresión y emoción.[3]

Obra póstuma[editar]

TRADUCCIONES AL CASTELLANO:

Enrique Bocardo & Pablo Badillo (edits.): Historia, Metafísica y Política. Ensayos e Interpretaciones. Servicio de Publicaciones de la Universidad de Sevilla: Sevilla, 2005.

Notas[editar]

  1. Mink, Louis O. (1969). Mind, History, and Dialectic. Indiana University Press, 1.
  2. R. G. Collingwood (2005), "Man Goes Mad" en The Philosophy of Enchantment, Oxford University Press, pág. 318.
  3. En esa expresión es trascendente que los cinco sentidos supongan acción y reacción, y que la emoción (resultante de actividad bioquímica en el cuerpo) sea puramente exhicición-ista si no se invoca por un puro pensamiento. (Esta es una traducción del artículo en inglés, y en este pasaje en concreto, de compleja estructura, puede no adecuarse al sentido original).

Enlaces externos[editar]