Risoterapia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se conoce como risoterapia a una estrategia o técnica psicoterapéutica tendiente a producir beneficios mentales y emocionales por medio de la risa. No puede considerarse una terapia, ya que no cura por sí misma enfermedades, pero en ciertos casos logra sinergias positivas con las curas practicadas. Se trata en general que las sesiones de risoterapia se practiquen en grupo aprovechando el contagio de persona a persona, ya que reír en grupo no es lo mismo que hacerlo solos: de esta forma el efecto grupal estimula a los que normalmente no reirían, en todo la risoterapia utiliza la risa la UNICEF la utiliza para reanimar a niños que han sobrevivido a un desastre natural.

El Laughter Yoga o Yoga de la Risa®, es un nuevo concepto en el camino de la auto-sanación, que día a día, adquiere mayor popularidad en todo el mundo. Fue introducido por el Dr. Madan Kataria, un médico de la India, quién en el año 1995 escribía un artículo titulado: “La Risa: La Mejor Medicina”. Inspirado en los hallazgos acerca del poder curativo de la risa, así como de la respiración, creó el primer Club de la Risa, y desarrolló el método para reír sin razón alguna, haciendo llegar los beneficios de la risa a miles de personas, que actualmente se reúnen en aproximadamente 5000 Clubes de la Risa en más de 50 países, así como en centros de yoga, empresas y centros de trabajo, escuelas, asilos, hospitales, prisiones, gimnasios y clubes deportivos. El Yoga de la Risa® surge a partir de la premisa de que todo el mundo puede reír sin necesidad de chistes, de humor o de comedia, ni de la utilización de substancias tóxicas o ajenas a nuestro organismo. Durante la práctica de Laughter Yoga, la risa se inicia como un ejercicio grupal, y pronto se convierte en risa real y contagiosa, gracias al contacto visual y al cultivo de una actitud infantil y juguetona. El nombre de Yoga de la Risa® deriva de la combinación de ejercicios de respiración del Yoga con ejercicios de risa y se fundamenta en el hecho científico en el cual, ya sea que riamos de verdad o que simplemente simulemos reír, nuestro cuerpo no reconoce la diferencia entre la risa real o la risa simulada, obteniendo así los beneficios fisiológicos, bioquímicos y psicológicos, gracias a la secreción por parte del cerebro de endorfinas y otros químicos “del bienestar” durante el acto de reír. Al término de una sesión del Yoga de la Risa, te sentirás pleno, amoroso, tierno, alegre, vital, energético y un sinfín de sentimientos positivos.

Es una invitación a jugar, a compartir, y a vivir el aquí y el ahora, en el que no nos detenemos a pensar ni a juzgar, ya que cuando reímos, nos encontramos en un estado total de meditación. Se dice que la risa es la música del alma, la mejor terapia que existe y el remedio para todos los males… La risa un factor muy importante y vital en nuestra vida cotidiana, pues además de obtener un beneficio en nuestra salud nos proporciona paz y bienestar mental.


Es importante aprender a reírse de uno mismo, de las capacidades limitadas del ser humano y de la vida.

La sociedad enseña a reírse de los demás en lugar de hacerlo con los demás. La risoterapia ayuda a desdramatizar las situaciones de la vida, desarrollando el espíritu competitivo y optimista. Por eso las personas que realizan risoterapia aprenden a tener una mejor visión de sí mismos, de su entorno y de sus posibilidades.

Lo básico que se debe hacer es reírse un minuto durante tres veces al día. Aunque eso parezca muy poco es lo esencial para que una persona tenga una mayor calidad de vida, siendo la risa la mejor medicina preventiva sin ninguna contraindicación.

Historia[editar]

Cuando se empezó a utilizar la risoterapia como técnica curativa se creía en el poder que tenía para influir en el cuerpo, sobre todo en los estados de ánimo alegres y felices, los cuales crean una predisposición favorable para la curación corporal. La recomiendan como una practica complementaria a las terapias curativas de gran efectividad.

En China los taoistas enseñaban que una simple sonrisa aseguraba la salud, la felicidad y la longevidad: pensaban que la salud de una persona era proporcional a las veces que se reía durante el día.

En la Edad Media uno de los momentos más importantes era la actuación de los bufones durante las comidas con el fin de producir hilaridad en los comensales, con lo que se lograba una mejor digestión.

Richard Mulcaster (1530-1611) recomendaba la risa moderada como ejercicio. Robert Burton (1577-1640) erudito inglés propone la risa como método terapéutico.

El filósofo alemán Immanuel Kant (1724-1804) decía que la risa es «un fenómeno psicosomático».

El médico inglés William Battie, realiza tratamientos a los enfermos mentales complementándolos con la utilización del sentido del humor.

Freud atribuyó a las carcajadas el poder de liberar nuestro organismo de energía negativa. Esa catarsis -según él- nos permitiría vivir mejor.

William McDougall, profesor de psicología en Harvard, sostiene que la función biológica de la risa es para ayudar a mantener el bienestar y la salud psicológica.[1]

Isabel Santos

Técnicas y Clases[editar]

Los puntos que abarca una clase de risoterapia son:


En las clases de risoterapia se utiliza mucho los sentidos porque éstos están en contacto directo con la risa, y es lo que más éxito tiene a la hora de hacer reír, pero además contemplan lo siguiente:


  • Teoría: se repasa todo lo referente a la risa en las diferentes culturas, así como las distintas clases de risa que se conocen (acogedora, maliciosa, nerviosa, hueca, histérica, profunda...). Se estudia también la parte de la memoria en la que almacenamos los momentos en los que se ha reído.
  • Una parte práctica de estiramientos: el movimiento desbloquea el cuerpo y éste se relaja. Por eso se hacen unos ejercicios de pulmones, espalda y estómago, para reír de la mejor forma y con la máxima facilidad.
  • Comunicación: Se hacen ejercicios de comunicación con el fin de desinhibirse y crear complicidad entre los asistentes a la terapia.
  • Técnicas: Se trata de practicar diversas técnicas con el fin de buscar la diversión y la vuelta a la infancia para lograr la mejor risa, es decir, la más saludable, esa que proporciona una carcajada intensa y pura.

Es importante conocer la dinámica y el momento para realizar esta terapia, porque aunque siempre ayuda, a veces el momento no es el adecuado. Para esto hay que asesorarse y comprometerse con las actividades de los enfermos.

Algunas técnicas de risoterapia son:


Ejercicios de risoterapia en grupo:


1. Liberar lo negativo


• Toma un globo y comienza a inflarlo.

• En cada soplido deja salir algo que deseas que desaparezca de tí, de tu vida, de tu entorno o del mundo.


2. Eliminar lo negativo


• Ata el globo con los cordones de tus zapatillas.

• Coloca música y empieza a bailar arrastrando el globo.

• Intenta hacerlo explotar antes de que se acabe la canción.


3. Tensar para relajar


• Contrae todo los músculos y camina rápido recorriendo la habitación de punta a punta.

• Intenta decir tu nombre sin aflojar la musculatura.

• Luego relaja de a poco, por partes, todo el cuerpo.


4. Técnica de risa fonadora


• Tirado en el suelo practica los tipos de risa (por ejemplo los que mencionó Guadalupe: acogedora, maliciosa, etc).


5. Técnica de las cosquillas


• La risa causada por cosquillas, es la forma de risa más primitiva. Las zonas más cosquillosas, axilas, flancos, cuello, cuando reciben cosquillas, envían a través de las terminaciones nerviosas de la piel, impulsos eléctricos al sistema nervioso central, lo que desata una reacción en la región cerebral. Por tal motivo, muy pocas personas pueden resistir a esta técnica infalible para reír.


6. Otra forma que he observado que ayuda mucho es escuchar la risa de un niño, actualmente existen sonidos para el celular y hay uno en especial que son las carcajadas de un bebe, yo lo he puesto en práctica con pacientes que van a entrar al quirófano, en cuanto llegan y los recibo les he puesto el sonido de la risa y en verdad que terminan riendo y bajando su tensión, como resultado entran más relajados a la cirugía y en el caso de los niños disminuye su miedo al encontrarse en un lugar desconocido y lejos de sus padres.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Robert M. Riggall. Psychoanalytic Electronic Publishing. (ed.): «Applied: William McDougall. A new theory of laughter. Psyche, 1922, vol. II, p. 292.» (en inglés). Consultado el 21 de agosto de 2009.

Bibliografía[editar]

  • Freud, Sigmund (1928). «CLV». En Biblioteca nueva. El humor. Obras completas. ISBN 9505185979. tomo II.  |autor= y |apellidos= redundantes (ayuda)
  • Burton, Robert (1612). New York Review Books Classics, ed. The Anatomy of Melancholy. ISBN 0940322668.  |autor= y |apellidos= redundantes (ayuda)
  • Kant, Immanuel (1790). Critique of Judgement. ISBN 0872200256.  |autor= y |apellidos= redundantes (ayuda)
  • McDougall, William (1922). A new theory of laughter. Psyche II. p. 292.  |autor= y |apellidos= redundantes (ayuda)

Enlaces externos[editar]