Regina Duarte

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Regina Duarte
Regina Duarte.jpg
Nacimiento Bandera de Brasil Franca, São Paulo, Brasil
5 de febrero de 1947 (67 años)
Ocupación Actriz

Regina Blois Duarte (Franca, 05 de febrero 1947) es una actriz brasileña de Televisión Globo, considerada por muchos la más grande actriz de telenovelas en su país.

Su carrera comenzó a los 14 años de edad como actriz en el grupo de aficionados TEC (Teatro Estudiantil de Campinas). Debutó hacer el payaso en ;Auto da Compadecida por :Ariano Suassuna. Participó en el montaje de "Pluft, el Espíritu", de María Clara Machado, "Rapunzel", "Navidad en la Plaza" y "El tiempo y los Conway", Priestley, y "Vía Sacra" de Ghéon.

En 1964 apareció en los carteles para una campaña de helados. Luego hizo para el anuncio de televisión para una marca de refrigeradores.

Se ganó el apodo de novia en Brasil cuando hizo la telenovela Mi dulce novia, en 1971, TV Globo. Luego fue invitada a participar en la versión brasileña del musical "Hair", pero no aceptó el papel porque no desnudarse en el escenario.

En las novelas, Regina Duarte es la actriz con las calificaciones más altas en la carrera de sweeps de duración.

Encarnó personajes antológicos de televisión como Simone Marqués de Selva de Pedra (1972), de la serie Malu Mulher (1979-1980), la doble personalidad Luana Camara / Priscilla Capricci en Séptimo Sentido (1982), lo políticamente correcto en Raquel Accioli en la versión original de la telenovela Vale todo (1988), Maria do Carmo en la Reina de la Chatarra (1990), además de ser la actriz que dio vida a Helena de Manoel Carlos, en Historia de amor (1995), Por Amor (1997) y Páginas de la Vida (2006). En 2008 dio vida a María Waldete, una mujer marcada, divertida con un lenguaje pragmático y contundente, en la novela Tres Hermanas. Pero sin duda su mayor éxito fue la viuda extravagante viuda Porcina en la telenovela Roque Santeiro (1985).

Se destacó también en el teatro como Segismundo en la obra La vida es sueño, de Calderón de la Barca, así como en Zil Retrato de una mujer especial, con texto de Noemi Marinho, que fue el primer programa de la televisión brasileña que se rodó íntegramente con técnica de cine.