Rebelión en Albania de 1997

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Rebelión en Albania de 1997
970315-N-0000S-008 NEO Operations USMC.jpg
Marzo 15, 1997, Tirana, Albania -- Ciudadanos norteamericanos son evacuados de la Embajada de los EE.UU. en un CH-53 Super Stallion de combate y resguardados por Marines, luego de que el gobierno de Albania perdiera el control sobre su ejército y se disolviera.
Fecha marzo de 1997
Lugar Albania (protestas violentas), Sur de Albania (rebelión armada)
Causas Crisis económica, fallo de esquema de pirámide
Resultado Gobierno derrocado, y rebelión neutralizada.
Beligerantes
Flag of Albania.svg Albania
Bandera de Italia Italia (Operation ALBA)
Bandera de Alemania Alemania (Operation Libelle)
Bandera de Grecia Grecia (participación limitada)
Flag of Albania.svg Milicias albanesas Ad hoc locales
Comandantes
Flag of Albania.svg Sali Berisha Varios líderes milicianos independientes del
Nuevo Partido Comunista.
Fuerzas en combate
7000 soldados Indeterminado
Bajas
1,700[1] - 2,000[2] fallecidos entre civiles y combatientes
[editar datos en Wikidata ]

La rebelión en Albania de 1997, conocida también como el Levantamiento de la lotería o Anarquía en Albania,[3] se dio durante el primer trimestre de 1997. Fue un momento muy delicado para Albania, en la que en unas pocas semanas el Estado rozó la descomposición hasta llegar a la anarquía y casi se produce una guerra civil, el gobierno fue derrocado y alrededor de 2000 personas fueron asesinadas.[4] Dos hechos fundamentales desencadenaron esta situación: a las caóticas elecciones legislativas en la que resultó ganador el Partido Democrático de Sali Berisha se le sumó el colapso de unos sistemas financieros piramidales de esquema Ponzi que tenían el aval de los funcionarios de gobierno y que perjudicaron enormemente al país.

Cronología[editar]

Pirámides y estafa masiva[editar]

La estafa consistía en una serie de depósitos que generaban unos intereses irrealmente altos, y de una dudosa solvencia, que prometía conseguir dinero rápidamente. El sistema contó con el estímulo del Gobierno de Berisha bajo el pretexto de la expansión del sistema crediticio. Muchos albaneses, la increíble cifra de cerca de dos tercios de la población,[4] confiaron sus escasas propiedades e incluso hipotecaron sus casas para obtener esos intereses; pero después de meses de euforia estos esquemas se derrumbaron de la noche a la mañana, dejando a un tercio de la población albanesa en la miseria (la población albanesa para 1997 era de alrededor de 3 millones de habitantes). Antes de la rebelión, el Fondo Monetario Internacional había llegado en una misión a Albania y había aconsejado a los albaneses no depositar dinero en esas compañías.[5]

Protestas, rebelión y caos[editar]

El descontento generalizado que se consumó en levantamientos armados y asaltos a cuarteles militares y depósitos de armas. Con una velocidad asombrosa, las instituciones militares se desvanecieron, el servicio de seguridad se disolvió y la población irrumpió en los depósitos militares para robar y apropiarse de todo tipo de armas, incluyendo fusiles de asalto Kalashnikovs y tanques. Se estima que unas 650.000 armas fueron tomadas, mientras que los muertos alcanzaron a más de 1.500 personas al final de las revueltas.[6] En esta situación de caos y de violencia, antiguas vendetas personales volvieron a aflorar y más de 10 mil albaneses iniciaron otra inmigración masiva a Italia como ya realizaran con la transición al capitalismo y la democracia, lo que provocó una seria crisis gubernamental en este último país. El 2 de marzo, la Asamblea del Pueblo decretó el Estado de Emergencia. El Primer Ministro, Aleksander Meksi, y su gabinete compuesto por miembros del Partido Democrático, renunciaron. En su reemplazo asumió el socialista Bashkim Fano, a la cabeza de un gobierno de reconciliación nacional y las nuevas elecciones nacionales fueron convocadas para el 29 de junio.

Las fuerzas de seguridad albanesas trataban de controlar los disturbios en el norte, pero la situación no era peor al sur de Albania. La mayor parte de la mitad sur del territorio cayó en manos de los rebeldes y bandas criminales: un levantamiento armado, dirigido por "comités de Salvación", algunos de ellos milicias independientes y otros organizados comunistas, estalló en Vlorë y el sur del país.[6] Luchas y enfrentamientos ocurrieron en la capital Tirana y las demás ciudades.

Los llamados exigiendo la renuncia del Presidente Sali Berisha vinieron de todos lados y Albania se convirtió virtualmente en un estado "sin Dios, ni Ley". A tal grado llegó la situación que varios altos miembros y oficiales del gobierno, como el ministro de Defensa Safet Zhulali, huyeron del país. El 2 de marzo, la Asamblea del Pueblo decretó el Estado de Emergencia.

Fuerza internacional y cambio de gobierno[editar]

El nuevo gobierno apela por una fuerza internacional para que le ayude a restablecer el orden en el país. A fines de marzo, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el envío de una fuerza militar multinacional a Albania para vigilar la distribución de la ayuda humanitaria y mantener el orden público, La "Fuerza de Protección Multinacional" (FPM) de 7.000 soldados liderada por Italia, desembarcó en Durrës y Vlorë el 14 de abril.[6]

El descontento generalizado causó que el Partido Socialista ganara las elecciones de 1997. En las relativamente pacíficas elecciones del 29 de junio, el Partido Socialista (ex Comunista) y sus aliados obtuvieron una aplastante victoria: 65 por ciento contra el 19 por ciento del Partido Democrático. El Presidente Berisha renunció a su cargo en julio, siendo reemplazado por el antiguo profesor de física y secretario del Partido Socialista, Rexhep Mejdani, que fue elegido Presidente en julio. Se formó un nuevo gabinete multipartidario de 20 miembros (excluyendo al Partido Democrático de Berisha), con Fatos Nano -líder del Partido Socialista- como Primer Ministro.

En agosto, el gobierno anuncia que el ejército y la policía han restablecido el orden en Vlorë y la fuerza multinacional deja el país ese mismo mes.

Efectos posteriores[editar]

Por otro lado, la economía albanesa también se deterioró gravemente. El desempleo voló por sobre la marca del 25 por ciento y la inflación en julio llegó al 28 por ciento. El crecimiento del Producto Nacional, que había tenido tasas de crecimiento de entre ocho y once por ciento en los años previos, cayó por debajo del siete por ciento y la moneda nacional sufrió una devaluación de 108 a más de 150 lek por dólar.

Tras la rebelión, tres millones de armas usadas fueron a dar en Kosovo, y las fuerzas guerrilleras del Ejército de Liberación de Kosovo recibieron una considerable cantidad de armamento.[7]

Referencias[editar]

  1. «Death Tolls». Twentieth Century Atlas. Consultado el 14-06-2010.
  2. «Albanian National Scandal Ponzi». Crimes-of-persuasion.com. Consultado el 14-06-2010.
  3. Anarchy in Albania. New York Times
  4. a b Christopher Jarvis, The Rise and Fall of Albania's Pyramid Schemes, Finance & Development: A Quarterly Magazine of the IMF, March 2000.
  5. Albania y el gran engaño de 1997. Revista de Periodismo Preventivo
  6. a b c John Pike. «Albanian Civil War (1997)». Globalsecurity.org. Consultado el 14-06-2010.
  7. «Kosovo: Background to crisis (March 1999)». Archivado desde el original el 15 May 2008. Consultado el 17 de junio de 2010.