Presentación de María

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Manuel Panselinos, ca. 1290-1310.
Bartolo di Fredi, ca. 1360

Presentación de María o de la Virgen, o Consagración de la Virgen María, son denominaciones[2] de una festividad litúrgica cristiana (21 de noviembre, particularmente importante en Oriente, al ser una de las "doce fiestas" que marcan el año litúrgico), basada en un episodio de los evangelios apócrifos y la Vida de María de Epifanio el Monje; y un tema artístico relativamente frecuente en el arte cristiano.

El origen de la piadosa tradición surge del llamado Protoevangelio de Santiago, según el cual la Virgen María fue llevada a la edad de tres años por sus padres, San Joaquín y Santa Ana, al Templo de Jerusalén, junto a otras doncellas. Se describe la entrada de las niñas en el templo, portando lámparas, y la particular recepción de María por el gran sacerdote (denominado Yodae o Baraquías en la Vida de la Virgen de Epifanio el Monje), que profetiza su misión en la redención y la sitúa en un lugar de privilegio ("la tercera grada del altar"), donde la niña baila. La estancia de María en el templo, que se describe como un hecho milagroso (su alimentación "como una paloma" por un ángel -prefiguración de la escena de la Anunciación-), se inicia en un momento distinto en la narración de Epifanio ("regresaron a Nazaret y, cuando la niña tuvo siete años, de nuevo sus padres la condujeron a Jerusalén y la ofrecieron al Señor, consagrada para todos los días de su vida"), pero en cualquier caso se prolonga hasta los doce años; momento en el que, para evitar la contaminación que supondría la presencia de una mujer, el gran sacerdote, a quien se en esta ocasión se nombra como Zacarías (identificado como hijo de Baraquías en el texto de Epifanio), convoca un concurso para decidir con quién se casará, lo que ya constituye otro episodio evangélico (los Desposorios de la Virgen).

VII 1. Y los meses se sucedían para la niña. Y, cuando llegó a la edad de dos años, Joaquín dijo: Llevémosla al templo del Señor, para cumplir la promesa que le hemos hecho, no sea que nos la reclame, y rechace nuestra ofrenda. Y Ana respondió: Esperemos al tercer año, a fin de que la niña no nos eche de menos. Y Joaquín repuso: Esperemos.

2. Y, cuando la niña llegó a la edad de tres años, Joaquín dijo: Llamad a las hijas de los hebreos que estén sin mancilla, y que tome cada cual una lámpara, y que estas lámparas se enciendan, para que la niña no vuelva atrás, y para que su corazón no se fije en nada que esté fuera del templo del Señor. Y ellas hicieron lo que se les mandaba, hasta el momento en que subieron al templo del Señor. Y el Gran Sacerdote recibió a la niña, y, abrazándola, la bendijo, y exclamó: El Señor ha glorificado tu nombre en todas las generaciones. Y en ti, hasta el último día, el Señor hará ver la redención por Él concedida a los hijos de Israel.

3. E hizo sentarse a la niña en la tercera grada del altar, y el Señor envió su gracia sobre ella, y ella danzó sobre sus pies y toda la casa de Israel la amó.

VIII 1. Y sus padres salieron del templo llenos de admiración, y glorificando al Omnipotente, porque la niña no se había vuelto atrás. Y María permaneció en el templo del Señor, nutriéndose como una paloma, y recibía su alimento de manos de un ángel.

2. Y, cuando llegó a la edad de doce años, los sacerdotes se congregaron, y dijeron: He aquí que María ha llegado a la edad de doce años en el templo del Señor. ¿Qué medida tomaremos con ella, para que no mancille el santuario? Y dijeron al Gran Sacerdote: Tú, que estás encargado del altar, entra y ruega por María, y hagamos lo que te revele el Señor.

3. Y el Gran Sacerdote, poniéndose su traje de doce campanillas, entró en el Santo de los Santos, y rogó por María. Y he aquí que un ángel del Señor se le apareció, diciéndole: Zacarías, Zacarías, sal y reúne a todos los viudos del pueblo, y que éstos vengan cada cual con una vara, y aquel a quien el Señor envíe un prodigio, de aquel será María la esposa. Y los heraldos salieron, y recorrieron todo el país de Judea, y la trompeta del Señor resonó, y todos los viudos acudieron a su llamada.[3]
Tiziano, Albergo de la Scuola della Carita (hoy Academia de Venecia), ca. 1534-1539.[4]

El origen de la festividad fue la dedicación de la iglesia de Santa María la Nueva de Jerusalén, en el año 543; conmemorada en Oriente desde el siglo VI, de lo que hay referencias en una Constitución de un emperador Comneno.[5] Un gentilhombre francés, canciller en la corte del rey de Chipre, habiendo sido enviado a Aviñón en 1372, en calidad de embajador ante el papa Gregorio XI, describió la magnificencia con que en Grecia celebraban esta fiesta el 21 de noviembre. Se introdujo entonces en la ciudad papal; posteriormente Sixto V la impuso en todo Occidente.[6]

Congregaciones de la Presentación de María[editar]

Numerosas órdenes religiosas, congregaciones o instituciones semejantes se intitulan con ese nombre:

Iconografía[editar]

La Presentación de la Virgen María es un tema muy presente en la pintura bizantina y en la pintura gótica italiana. La convención del tema permite a los pintores desarrollar una particular variante del paisaje: la representación del entorno arquitectónico[8] (particularmente el que se desarrolla a partir de las "gradas" o escaleras sugeridas por el pasaje protoevangélico) y, con ello, las distintas formas del tratamiento de la perspectiva, que se modificaron intensamente en los últimos siglos de la pintura medieval hasta la imposición del modelo brunelleschiano en el Renacimiento.

En muchas ocasiones la escena aparece encuadrada junto con otras en el ciclo de la vida de la Virgen.

Iglesias y monasterios[editar]

Con esta advocación hay numerosas iglesias y monasterios (iglesia de la Presentación de María, monasterio de la Presentación de María), especialmente en el Este de Europa.

Véase también[editar]

[15]

[16]

Notas[editar]

  1. Maurizia Tazartes, Giotto, Rizzoli, Milano 2004, fuente citada en it:Presentazione di Maria al Tempio (Giotto)
  2. Las denominaciones "Presentación de la Santísima Virgen" o "de la Bienaventurada Virgen María", con o sin la adición de "en el Templo", son habituales en los santorales y el uso devocional. La denominación "Consagración de la Virgen María" es de menor uso, y se vincula a veces a la Encarnación, auque se deriva propiamente de la expresión que se usa en el texto de Epifanio el Monje (Vida de María, pg. 40: "regresaron a Nazaret y, cuando la niña tuvo siete años, de nuevo sus padres la condujeron a Jerusalén y la ofrecieron al Señor, consagrada para todos los días de su vida"). También es la expresión que se utiliza en la presentación del capítulo del Protoevangelio de Santiago (op. cit.). Véase también su uso en referencia a un himno de San Francisco de Asís (Stefano de Fiores, La Santísima Trinidad misterio de vida, pg. 115). Véase la expresión "Consagración de María" explicitada como "misterio" (Historia de los dogmas : Tomo III : los signos de la salvación, pg. 458).
  3. Consagración de María en Evangelios apócrifos, pg. 40
  4. Cecilia Gibellini (a cura di), Tiziano, I Classici dell'arte, Milano, Rizzoli, 2003., fuente citada en it:Presentazione di Maria al Tempio (Tiziano)
  5. La fuente indica "el emperador Miguel Comeno cuenta sobre esto en una Constitución de 1166". No se corresponde tal nombre con tal fecha
  6. La Presentación de la Santísima Virgen María - 21 de Noviembre en arciprensa.com
  7. Site international des Sœurs de la Présentation de Marie. Fuente citada en fr:Sœurs de la Présentation de Marie
  8. Arquitecturas pintadas, exposición en el Thyssen. Los pintores de arquitecturas y vistas urbanas en Artehistoria. Véase también ciudad ideal.
  9. Museum of Fine Arts, fuente citada en it:Presentazione della Vergine al Tempio (Fra Carnevale)
  10. Gemäldegalerie Alte Meister, fuente citada en it:Presentazione della Vergine al Tempio (Cima da Conegliano)
  11. Gloria Fossi, Uffizi, Giunti, Firenze 2004. ISBN 88-09-03675-1, fuente citada en it:Storie della Vergine (Niccolò di Bonaccorso)
  12. Jochen Luckhardt: Der Hochaltar der Zisterzienserklosterkirche Marienfeld. Westfälisches Landesmuseum für Kunst und Kulturgeschichte, Münster 1987, ISBN 3-88789-080-9. Fuente citada en de:Marienfelder Altar
  13. Schmidt, Hans M.. Der Meister des Marienlebens und sein Kreis: Studien zur spätgotik Malerei in Köln (Düsseldorf:Schwann) 1978. Fuente citada en en:Master of the Life of the Virgin
  14. Snyder, James E. (1988). "Ouwater and the Master of the Tiburtine Sibyl". The Art Bulletin 42. Fuente citada en en:Master of the Tiburtine Sibyl
  15. Encíclica papal Sacra Virginitas, de Pío XII, 25 de marzo de 1954, fuente citada en en:Consecrated virgin. No debe confundirse con otras formas de vida consagrada (monjas, beguinas, etc.)
  16. María Celina de la Presentación (1878-1897). Fuente citada en en:Jeanne-Germaine Castang (Sister Marie-Céline of the Presentation).

Enlaces externos[editar]