Phyllobates terribilis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Rana de dardo venenosa
Schrecklicherpfeilgiftfrosch-01.jpg
Estado de conservación
En peligro (EN)
En peligro (UICN 3.1)[1]
Clasificación científica
Reino: Animal
Filo: Chordata
Clase: Amphibia
Orden: Anura
Familia: Dendrobatidae
Género: Phyllobates
Especie: P. terribilis
Nombre binomial
Phyllobates terribilis
Myers, Daly & Malkin, 1978

La rana dorada venenosa, rana dardo dorada o rana de dardo venenosa (Phyllobates terribilis) es una anfibio anuro de la familia Dendrobatidae endémica de la costa pacífica colombiana y Panamá. Este anfibio es actualmente considerado el vertebrado más venenoso del mundo.[2] Su hábitat son las selvas húmedas del Chocó y la costa caribeña de Colombia.[3] El hábitat óptimo de la P. terribilis son los bosques lluviosos con alta tasa de lluvia (5 m o más), altitud entre 100 y 200 m, temperaturas de al menos 26 °C y humedad relativa entre 80% y 90%.

Descripción física[editar]

Es normalmente diurna (activa durante el día). Es una de las especies más grandes de rana dardo venenosa pues puede alcanzar los 55 mm en la adultez, aunque otras como las Dendrobates tinctorius puedan llegar a los 65 o 70 mm. La terribilis tiene pequeños discos adhesivos en los dedos de sus patas que le ayudan a trepar plantas. Una placa ósea en la mandíbula inferior le da la apariencia de tener dientes, característica no observada en otras especies de Phyllobates. Como todas las ranas dardo, los adultos están brillantemente coloreados, aunque carezcan de las manchas oscuras presentes en otros dendrobátidos, y su patrón de color es aposemático —una pigmentación para advertir a los depredadores su toxicidad—. A veces, es confundida con su prima, la Phyllobates truncatus, que tiene la franja verde en las patas traseras; también con la Phyllobates bicolor que es muy parecida a la P. terribilis variedad naranja, que distinguirlas a simple vista es muy difícil. La P.terribilis puede presentar tres variedades de color:

Phyllobates terribilis variedad verde menta.

Verde menta[editar]

Esta variedad existe en el área de La Brea, en Colombia, y es la forma más común en cautiverio. El nombre verde menta es en realidad engañoso pues las ranas de esta variedad suelen ser de un verde metálico o un verde pálido, o simplemente blancas.

Amarillo[editar]

La variedad amarilla es la razón del nombre común de rana dardo dorada. Estas terribilis amarillas son encontradas en la quebrada Guangüí, en Colombia; pueden lucir desde un tono amarillo pálido hasta un profundo dorado. Cierta vez, fue vendida una rana bautizada "Gold Terribilis (Terribilis Oro)", la que confundieron con una terribilis amarillo intenso; sin embargo, pruebas genéticas han demostrado que aquellas son una variedad de color uniforme de la Phyllobates bicolor o rana dardo de patas oscuras.

Naranja[editar]

Aunque no tan comunes como dos variedades anteriores, existen las terribilis naranja en Colombia; tienden a ser naranja metálico o amarillo anaranjado con diversas intensidades.

Defensa: El veneno[editar]

La piel de la rana dardo dorada está impregnada de un alcaloide venenoso, común entre los venenos comunes a las ranas dardo, llamado batracotoxina, el cual impide a los nervios transmitir impulsos y deja los músculos en estado inactivo de contracción. Esto puede llevar a fallas cardíacas como la fibrilación. Las ranas pueden mantener altos niveles de batraciotoxina por años incluso después de que se la prive de la fuente de alimento que produce el veneno -las hormigas-. La toxina es activa fuera del cuerpo de estos batracios: pollos y perros han muerto por el contacto con una toalla de papel en la cual una rana terribilis había caminado.[4] [5] La Phyllobates terriblis dorada es el animal que carga el veneno más letal del mundo (entre los vertebrados) , su piel despide un veneno duradero capaz de eliminar a un humano con velocidad y su cuerpo lo hace inmune a su propio veneno sin embargo al ser inofensivo no representa amenaza a menos de entrar en contacto con el veneno.

La dosis promedio llevada puede variar entre territorios y, por ende, por la dieta local; pero el promedio de veneno en la piel de una P. terribilis salvaje se estima en 1 mg, suficiente para matar alrededor de 10 000 ratones. Este estimado puede variar, pero la mayoría está de acuerdo en que esta dosis es suficiente para matar entre 10 y 20 seres humanos, o el equivalente a dos elefantes africanos.[6] En promedio serían 15 000 seres humanos por gramo, lo que lo convierte en uno de los venenos más potentes del reino animal.[7]

Este veneno extraordinariamente letal es muy raro. La batracotoxina[8] únicamente se halla en tres ranas venenosas de Colombia (género Phyllobates) y tres aves venenosas de Papúa Nueva Guinea: Pitohui dichrous, Pitohui kirhocephalus e Ifrita kowaldi. Otras toxinas afines son la histrionicotoxina y la pumiliotoxina, presentes en especies de ranas del género Dendrobates.

Las terribilis son quizás las únicas criaturas inmunes a su propio veneno. La batracotoxina ataca los canales de sodio de las células, pero esta rana tiene canales de sodio especiales que el veneno no puede dañar; como la mayoría de ranas venenosas, almacenan su toxina en glándulas de la piel; por ello, tienen mal sabor para los depredadores. El veneno de la P. terribilis matará a cualquiera que se la coma excepto a la serpiente Liophis epinephelus, resistente al veneno de la rana aunque no completamente inmune.

En cautiverio, debido a que la comida fácilmente adquirible —como moscas de fruta y grillos pequeños— no es rica en el alcaloide que se necesita para fabricar batraciotoxina, las ranas dardo doradas no la producen y terminan perdiendo su toxicidad. De hecho, muchos herpetologistas han reportado que la mayoría de ranas dardo en cautiverio no consumen hormigas, a pesar de las hormigas constituyen la mayor porción de su dieta en estado salvaje; esto se debe a que sus criadores no disponen de las especies de hormigas que son presa natural de estas ranas. Entonces, Todas las ranas venenosas cautivas pierden su toxicidad cuando son privadas de ciertos alimentos y las ranas doradas venenosas nacidas en cautiverio son inofensivas, pero una rana venenosa proveniente de estado salvaje puede retener los alcaloides por años. No está claro cuál de las especies de su dieta que suministra el potente alcaloide que le da a la rana dardo dorada su extraordinaria toxicidad, o si las ranas modifican otras toxinas disponibles para producir una variante más efectiva, como lo hacen algunas de sus primas de la familia Dendrobatidae.

Entonces, la alta toxicidad de la P. terribilis aparentemente se debe al consumo de un tipo de cucaracha que sería realmente la criatura más venenosa de la Tierra. Los científicos sospechan que este misterioso insecto es un pequeño escarabajo de la familia Melyridae que también produce la toxina de la P.Terribilis. Este escarabajo 'neoguineano' es cosmopolita: tiene parientes en la selva lluviosa colombiana que podrían ser la fuente de la batracotoxina encontrada en las altamente tóxicas ranas Phyllobates de esa región.[9]

Las ranas venenosas y la gente indígena[editar]

P. terribilis es una rana muy importante para las culturas indígenas locales, tales como los chocó o emberá, en el bosque lluvioso tanto de Colombia como de Panamá. Esta rana es la fuente principal del veneno para dardos que los nativos usan para cazar su alimento.

La gente emberá, cuidadosamente, expone la rana al calor del fuego para que exude pequeñas cantidades de fluido venenoso. La punta de las flechas y dardos se humedecen en el fluido y mantienen su efecto mortal por cerca de dos años.[2] [10]

P. Terribilis en cautiverio.

Cuidados en cautiverio[editar]

Como las otras ranas dardo venenosas, la Phyllobates terribilis es inofensiva cuando es alejada de su fuente natural de alimento; son miembros populares de bioterios del bosque lluvioso y son algo más fáciles de alimentar que otras ranas dardo: grandes especies de moscas de fruta, pequeños grillos, gusanos de seda, pequeños gusanos de harina (Tenebrio molitor), termitas y larvas de mosca soldado negra (Hermetia illucens) pueden emplearse como suplemento junto con calcio y otros minerales. La temperatura debe mantenerse en un punto bajo entre los 20 °C para ellas, pues son sensibles al calor y sufren de una condición llamada síndrome de sudor si son expuestas a altas temperaturas por tiempo prolongado; requieren gran humedad debido a que vienen de uno de los bosques lluviosos más húmedos del mundo. Si bien las P.Terribilis no son territoriales —como la mayoría de las ranas dardo— y pueden con éxito permanecer en grupos, también requieren un espacio ligeramente mayor debido a su tamaño adulto, similar al utilizado por Dendrobates tinctorius. Puede que ocurran disputas ocasionales, pero las heridas son raras y ninguna muerte se ha reportado como resultado de tales conflictos.

Esta especie se encuentra bajo amenaza de extinción ya que su único hábitat es la selva húmeda, la cual se viene desforestando rápidamente; además, son animales con poca tolerancia a la contaminación.[11]

Referencias[editar]

  1. Wilmar Bolívar, Stefan Lötters (2004). «Phyllobates terribilis». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2012.2. Consultado el 31 de mayo de 2013.
  2. a b Atlas Dr. Pez :: Phyllobates terribilis
  3. Frost, Darrel R. 2008. Amphibian Species of the World: an Online Reference. Version 5.2 (15 July, 2008). Electronic Database accessible at http://research.amnh.org/herpetology/amphibia/index.php. American Museum of Natural History, New York, USA.
  4. ADW: Phyllobates terribilis: Information
  5. WonderQuest: Most poisonous animal, Contentious ethanol debate, Do fish sleep?
  6. Most poisonous creature on earth could be a mystery insect
  7. Albuquerque, E. X. and Daly, J. W. (1977). Batrachotoxin, a selective probe for channels modulating sodium conductances in electrogenic membranes. The Specificity and Action of Animal, Bacterial and Plant Toxins. Receptors and Recognition, Series B., Volume 1 P. Cuatrecasas, eds., Chapman and Hall, London, 297-338.
  8. www.chm.bris.ac.uk/motm/batrachotoxin/batrah.htm
  9. Most poisonous creature update: mystery solved
  10. Myers, C. W., Daly, J. W., and Malkin, B. (1978). A dangerously toxic new frog (Phyllobates) used by Emberá Indians of Western Colombia, with discussion of blowgun fabrication and dart poisoning. Bulletin of the American Museum of Natural History, 161, 307-366.
  11. Bolívar & Lötters (2004). Phyllobates terribilis. 2006 Lista Roja de Especies Amenazadas IUCN. IUCN 2006. Consultado el 11 mayo 2006.

Bibliografía[editar]

  • Dumbacher, J.P., Wako, A., Derrickson, S.R., Samuelson, A., Spande, T.F., and Daly, J.W (2004). Melyrid beetles (Choresine): a putative source for the batrachotoxin alkaloids found in poison-dart frogs and toxic passerine birds. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America, 101, 15857–15860.
  • Myers, Daly, and Malkin, 1978, Bulletin of the American Museum of Natural History 161: 313.

Enlaces externos[editar]