Pardaillan (novela)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Pardaillan
Género Novela
Idioma francés
País Bandera de Francia Francia
[editar datos en Wikidata ]

Pardaillan es una serie de diez novelas históricas creada por el escritor francés Michel Zévaco (1860-1918), que se desenvuelve en un periodo de la historia francesa comprendido entre 1553 y 1616.

El Caballero de Pardaillan[editar]

El personaje principal es Juan de Pardaillan, uno de esos hombres "que dios crea a veces para hacer sentir a los príncipes la nada de su poder", un hombre personificación de la bondad, el valor, la frialdad, la generosidad y también del orgullo; un espadachín aventurero "sin casa ni hogar" que podría ser la encarnación del mejor discípulo de Diógenes. Caballero de los tiempos antiguos con ciertos toques del pensamiento liberal propios de la Revolución Francesa se ve inmerso en la historia de su país casi a regañadientes, siendo un personaje tan anárquico que se llegó a ganar la admiración de Jean-Paul Sartre y de Simone de Beauvoir [cita requerida]. El Caballero de Pardaillan es un personaje sumamente complejo. Los motivos y razones de sus acciones son en ocasiones incomprensibles, aunque están siempre guiadas por la lógica de la personalidad del caballero.

Trama[editar]

Según la novela, el caballero de Pardaillan nace en Francia en febrero de 1549 y es hijo de Honoré Guy Henri de Pardaillan y madre desconocida. Incluso el autor no deja muy en claro la paternidad del caballero, mencionando que este podría ser sólo un hijo adoptado. A pesar de todo, la filosofía de Pardaillan se ve claramente marcada por los consejos de su padre: "Desconfía de los hombres, desconfía de las mujeres y sobre todo desconfía de ti mismo".

El Caballero se ve involucrado en diferentes periodos históricos importantes de la historia francesa; como por ejemplo el año de 1572, un año en que las guerras religiosas en Francia llegaron a su triste clímax con la matanza de San Bartolomé. Se involucra en toda la trama de las guerras religiosas que enfrentan a Catalina de Médicis y Juana de Albret y que inevitablemente lo lleva a querer ayudar y rescatar a los necesitados, cambiando el rumbo de la historia de forma dramática.

Participa así mismo en la lucha por el trono entre Enrique III y Enrique de Guisa e interviene para que al final sea Enrique de Borbón quien se convierta en Rey de Francia. En este punto se ve la entereza y autosuficiencia del caballero, quien proclama tranquilamente: "Enrique de Guisa no va a ser rey sencillamente por que yo no lo quiero"

Pardaillan viaja a Sevilla (España), donde es embajador de Enrique IV. En esta ocasión se tiene que enfrentar ante el Gran Inquisidor Francisco Jiménez de Cisneros y tiene la curiosa oportunidad de conocer al escritor Miguel de Cervantes Saavedra. Es en esta parte de la historia, mientras se enfrenta a las torturas psicológicas de la Inquisición, donde se aprecia mejor la gran fuerza de voluntad del caballero.