Operación Greif

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Operación Greif
la Batalla de las Ardenas
GERMAN TANK DISGUISED AS AN AMERICAN TANK.jpg
Tanque panzer fuera de combate, disfrazado como un M10 Wolverine
Fecha 14-23 de diciembre de 1944
Lugar Ardenas
Beligerantes
Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos Bandera de Alemania Alemania Nazi

La Unternehmen Greif (Operación Grifo) fue una operación de bandera falsa alemana en la Segunda Guerra Mundial.

Descripción[editar]

Planificación[editar]

El 22 de octubre de 1944 Hitler convoca en su Cuartel General a Otto Skorzeny para informarle de la preparación de una ofensiva que llevaría a cabo en las Ardenas, una zona boscosa que comprende Bélgica y Luxemburgo, cuyo objetivo final era la captura del puerto de Amberes, lo que retrasaría notablemente la ofensiva en el Frente Occidental, dando tiempo a los alemanes para estabilizar el Frente Oriental, así como para intentar lograr la paz con las potencias de habla inglesa.

Copia de una operación de falsa bandera norteamericana[editar]

Luego Hitler encarga a Skorzeny una operación ideada tras enterarse de que algunos norteamericanos se habían disfrazado de alemanes cerca de Aquisgrán. El Führer había decidido que Skorzeny y sus unidades pasarían las líneas enemigas disfrazados de militares británicos y norteamericanos, y sembrarían la confusión entre las tropas aliadas, justo horas antes de iniciarse la ofensiva en las Ardenas. Esta operación secreta recibió el nombre de "Operación Greif".

Se lleva a cabo[editar]

La unidad de Skorzeny contaba con 80 soldados que hablaban inglés con soltura, así como 16 todoterrenos americanos y 60 carros armados camuflados como tanques Sherman. Skorzeny disponía también de unos 3.500 hombres que pasarían detrás de los soldados camuflados. Después de internar a sus soldados durante varias semanas en campos aislados del exterior para enseñarles costumbres estadounidenses, Skorzeny se sintió listo para llevar a cabo la misión.

En la mañana el 16 de diciembre de 1944, dos mil cañones alemanes dispararon sobre el frente de las Ardenas y se inició la ofensiva. Las tropas alemanas se abalanzaron sobre los sorprendidos norteamericanos pero, a pesar de cumplir sus objetivos iniciales, las bajas fueron elevadas y el avance inicial se detuvo.

Logran parte de su cometido[editar]

Mientras tanto varios todoterrenos "norteamericanos" penetraron las filas aliadas. Después de sembrar la confusión en el enemigo, lograron incluso desviar importantes unidades de su destino, y por un momento la confusión fue total. Pronto los Aliados se percataron de que las rutas de sus unidades habían sido alteradas por "oficiales" que estaban en los cruces de las carreteras en todoterrenos americanos y que sin duda eran infiltrados alemanes, por lo que tomaron medidas.

Fusilados por espionaje[editar]

Los alemanes disfrazados acabaron siendo descubiertos y arrestados uno por uno. Debido a que utilizaban el uniforme enemigo se les acusó de espionaje y fueron fusilados inmediatamente, muriendo al menos unos 20. No obstante, antes de ser ejecutados los soldados germanos habían declarado, basándose en rumores, que el objetivo de la Operación Greif era el asalto del Cuartel General de Eisenhower y su asesinato. Esto produjo pánico entre los Aliados y desató una ola de medidas paranoicas que dificultaron las operaciones militares, tales como el encierro de Eisenhower en el Cuartel General durante dos semanas. En este período los norteamericanos le asignaron a Skorzeny el título de el hombre más peligroso de Europa.

Mientras tanto, Skorzeny se había dado cuenta de que la misión estaba condenada al fracaso, pero ante la insistencia de Hitler decidió no cancelarla. Un día mientras se desplazaba por el frente fue alcanzado por metralla que le hirió gravemente en la cabeza y se le envió a Berlín.