Noël Leslie, condesa de Rothes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Noëlle Leslie, Condesa de Rothes.

Condesa de Rothes
Lucy Noël Martha Leslie, Condesa de Rothes.
Nacimiento 25 de Diciembre de 1878.
Pasajera del "RMS Titanic" Suite B77.
Título La Honorable Condesa de Rothes.
Esposos
  • 19° Conde de Rothes, Earl Evelyn Norman Rothes.
  • Coronel Claud Macfie.
Hijos
  • 20° Conde de Rothes, Malcom George Rothes-Leslie.
  • Vizconde John Rothes Leslie.
Padres Thomas y Clementina Dyer-Edwards.
Familiares notables Gladys Cherry. (Prima)
Muerte 12 de Septiembre de 1956.

La Condesa[editar]

No era más que la Condesa de mayor prestigio y de moda en Gran Bretaña, de banquetas y fiestas en el jardín, pero ella demostró que era mucho más que una cara bonita y lo valiente que fue, la noche que el Titanic se fue a pique en las gélidas aguas del Atlántico Norte. Lucy Noël Martha Leslie, La Honorable Condesa de Rothes (25 de Diciembre de 1878 - 12 de Septiembre de 1956). Era la esposa del 19° Conde de Rothes, con quién se casó el 19 de abril de 1900. Nació en Kensington, Londres. "Noëlle", como ella escribe su nombre de pila, era la única hija de Thomas y Clementina Dyer-Edwards. De impresionante riqueza, su padre era propietario de una abadía, convertida en residencia, que fue propiedad de unos monjes benedictinos, "Noëlle" poseía, también distinguida belleza, de tez blanca, cabello castaño oscuro, esbelta, ojos azules, la niña hermosa se conviertió con el tiempo en una exquisita belleza. Era de adorable modestia, tanto que cuando alguien elogiaba su hermosura, parecía un poco incómoda para aceptar el cumplido. La modestia era una de las grandes virtudes de "Noëlle", cosa que aprendió desde temprana edad de sus padres, por ejemplo, a pesar del amor que le tenía a su Residencia en Prinknash, su padre tenía la intención de legar a sus verdaderos dueños la residencia para convertirla de nuevo en Abadía.El quería que su familia disfrutara por el momento de la propiedad, pero instruyó claramente a "Noëlle" que a su mayoría de edad la devolviese a los monjes, y se convirtiese en lo que fue construida originalmente en 1520, cosa que "Noëlle" le aseguró a su padre de que lo haría.

Norman Rothes[editar]

Mientras tanto, "Noëlle", alcanza su mayoría de edad y su primera temporada social en Londres fue muy brillante, lo que la convirtió en un excelente partido para cualquier caballero, aunque en ese año, rechazó todas las propuestas de los caballeros. Fue en la siguiente temporada social, en el año 1899, cuando contaba con 20 años de edad, que "Noelle" conoció a su partido. Después de bailar con un soldado, delgado, pulcro y elegante en una baile en londres, "Noëlle" acepta su tarjeta de visita y en las siguientes semanas de noviazgo se enamora plenamente de él. El hombre que se ganó el corazón de "Noëlle" era Norman Evelyn Earl Leslie, 19° Conde de Rothes, un tipo simpático, joven, con la cara agradable y de buenos modales, Teniente en el Cuarto Batallón de Regimiento de Devonshire. Su distinción como soldado era igualada a su posición social. La cabeza de uno de los más antiguos títulos nobiliarios de Gran Bretaña (que data del 1457), Norman sucedió a su abuela como jefe del condado, a su muerte en 1893, la línea de Rothes, es una de las más antiguas de la Orden que permite el derecho de ascenso a través de las mujeres. A la muerte de su abuela, Norman también recibió el "Título de Barón de Leslie y Ballenbreich Barón".

Su familia, el célebre clan Leslie, tenía posesión de una magnífica finca de 10.000 hectáreas, la residencia, Leslie House, desde mediados del siglo 17, y también eran dueños de numerosas propiedades en toda Escocia y parte de Inglaterra. Escocés por ascendencia, e inglés por crianza, gran parte de su vida se la pasó viviendo en Londres y estaba familiarizado con Devonshire y su aristocracia local.

Atraída más por su encanto personal que por su patrimonio histórico, "Noëlle" quedó prendada de la historia de la familia de su novio y pronto la abrazó como suya. Además su nueva familia había dejado huella en la historia y la política local desde la investidura del 1° Conde de rothes en 1070.

La Boda[editar]

La boda del Conde y su nueva esposa tuvo lugar el 19 de Abril de 1900, en la Iglesia de Santa María de Abbot, Kensington, la misma iglesia donde se casaron los padres de "Noelle". Una revista londinense publicó en su edición del 25 de Abril: "Clima deliciosamente brillante y genial a favor de la boda del Conde de Rothes y la Srta. Noëlle Dyer-Edwards en la tarde del jueves pasado. La ceremonia tuvo lugar en la Iglesia de Santa María de Abbott, Kensington, y los clérigos oficiante fueron, el Decano de Gloucester, Pennefather Cannon, el Reverendo Smith Shapley y el Reverendo Hanson. Noëlle se veía encantadora con un vestido hermosa de raso blanco de exquisito encaje de Bruselas, un velo de encaje de Bruselas, y una corona adornada con flores de ámbar",

"Noëlle" dispuso siete damas de honor compuestas por primos, amigos y hermanas de Norman. Hubo un impresionante programa coral y luego la recepción en la Residencia de Kensington, propiedad de los padres de "Noëlle". Después de allí el Conde y la nueva Condesa partirían a la isla de Wight en donde sería la primera parte de su luna de miel. Los nuevos esposos no pudieron ocupar inmediatmente la ancestral residencia de Leslie House, ya que por voluntad de la tía-abuela de Norman, su viudo debería vivir allí hasta el día de su muerte, así que Norman y "Noëlle" instauraron su residencia temporal en Londres.

Vida en Londres[editar]

Mientras el matrimonio Rothes, no podía vivir en la grandeza de la Residencia, Leslie House, este duro golpe a los privilegios de Norman no afectaron su popularidad, y los dos, "Noëlle" y Norman estuvieron muy activos soccialmente en Londres donde eran favoritos en el Baile Anual del Royal Caledonian, bajo el patrocinio de la Reina Victoria, este evento era de caridad organizada por Royal Caledonian Institute y Royal Scottish Corporation, "Noëlle" se convirtió en presidenta de ambas instituciones, y así ayudó a la organización de los Bailes Anuales. Inevitablemente la Condesa hizo nuevas amistades, gracias a su juventud, belleza excepcional y más que eso su ingenio, llamando la atención en dondequiera que iba. Después de un mes de matrimonio, "Noëlle" se destacó como una de las más notables novias presentadas en la Corte. Su aspecto y vestimenta llamaron la atención en el Palacio de Buckingham, cuando se presentaba a la prensa al Príncipe y la Princesa de Gales, su presentación tuvo lugar el 14 de mayo de 1900 en el Salón de Dibujo, acompañando al Principe de Gales (futuro Rey Eduardo VII), a la Princesa de Gales (futura Reina Alexandra) y otros miembros de la familia real. Allí "Noëlle" brilló con un vestido con un vestido de satén y encaje antiguo invalorable, del siglo 16 heredado a través de la familia de su madre, fue una de sus preciadas posesiones que sólo usaba en ocasiones especiales.

El matrimonio Rothes, se mencionaba cada vez más en periódicos escocéses e ingleses y en las noticias internacionales. Norman fue noticia a mediados de Agosto de 1900 cuando viajó a Estados Unidos a comprar un par de caballos para sus establos levantando las críticas de los criadores de Escocia. Norman era deportista entusiasta y compartía todos los intereses deportivos con "Noëlle", ambos admiraban la equitación y el canotaje, deporte que sería muy útil en los años siguientes.

"Noëlle" y su amado Norman enorgullecieron a la familia cuando "Noëlle" dio a luz a su primer hijo heredero, un bebé robusto que nació el 8 de Febrero de 1902. Bautizado como Malcolm George, Malcolm George Rothes-Leslie, conocido más tarde como 20° Conde de Rothes, se casó con Beryl Violeta Dugdale, hija del Capitán James Lionel Dugdale y Maud Violeta Woodroffe, el 17 de julio de 1926, ese pequeño, envolvió a su progenitores en un ambiente doméstico después de una activa vida social en Londres. Con el nacimiento de Malcolm, en "Noëlle" se despertó ese amor por los jóvenes, y comenzaron sus obras de caridad para ayudar a los niños pobres y sus familias, enfermos y huérfanos y los menos afortunados.

Ese mismo año fue también muy importante para los Rothes, Inglaterra porque se celebraba la ascensión de un nuevo Rey y Reina, cuando Eduardo y Alejandra fueron coronados el 9 de Agosto de ese mismo año y por supuesto los Rothes participaron en la Coronación; en donde se distinguieron como una de las mejores parejas que hacían honores a Sus Majestades. Las sillas de mimbre que usaron el Conde y la Condesa, todavía están en posesión de la Familia Leslie. De vuelta a casa, los Rothes reanudaron su activa vida social y cívica, organizando eventos de caridad.

En Leslie House[editar]

La generosidad de la Condesa aumentó aún más cuando ella y su familia se mudaron a Escocia en el verano de 1904, cuando Norman tomó posesión de la finca, Leslie House, cuando su tío-abuelo, el Excmo George Waldegrave Leslie, falleció a la edad de 79 años.

La finca Rothes era enorme, compuesta por tres parroquias. Construida por el Duque de Rothes en la época de Carlos II, la propiedad real fue adornada con verdaderos tesoros y reliquias que eran posesiones de la familia Leslie, pero a pesar de su grandeza la vieja mansión necesitaba una verdadero cambio de imagen. Sus instalaciones eran muy antiguas y el lugar estaba en un estado de abandono. El buen gusto de "Noëlle" se encargó de una renovación profunda, el resultado fue que la vieja mansión se convirtió paulatinamente en un Palacio extremadamente lujoso. La remodelación interior como exterior, representaba toda la moda y las tendencias del siglo XX. Con 37 habitaciones y 20 salones, así como 26 hectáreas de jardín con césped y árboles, toda la redecoración tardó dos años en culminar. Entre los toques personales de la Condesa estaban un invernadero y un jardín a la italiana.

"Noëlle" amaba a su nueva casa, y más que eso amaba a la gente de su pueblo, tanto ella como Norman hicieron mucho para ganarse el amor y el respeto de las personas del pueblo gracias a su interés por los asuntos locales, el amor por los pobres, los niños y los ancianos.

En 1906, "Noëlle" se encontraba envuelta en sus eventos de caridad y ese mismo año Norman ganó en la elecciones un puesto como representante de Escocia en la Cámara de los Lores, cargo que ocupó durante los próximos 17 años. Aunque el nuevo trabajo del Conde lo alejaba de su familia y su casa, "Noëlle" no se encontraba sola, pues, mientras su marido hacía negocios en Francia, Estados Unidos e India, sus eventos caritativos la mantuvieron ocupada por mucho tiempo. Uno de los primeros proyectos que la Condesa tomó cuando se convirtió en ama de casa, fue el de la construcción de la Escuela de la Reina Victoria en Dunblane, prevista para la educación de los hijos de soldados y marines escoceses, y en memoria de la fallecida Reina. En este proyecto "Noëlle" trabajó en estrecha colaboración de Constance, Condesa de La Warr, una de las matronas de la sociedad más prominente y activista de los derechos sufragistas. De acuerdo a los registros civiles, para recaudar dinero, cada soldado donó un día de salario y la mano de obra escocesa dio una generosa respuesta, lo que cautivó la imaginación del público escocés. Entre los entretenimientos ambiciosos, "Noëlle" organizó un baile de disfraces en el Salón de Asamblea y Música de Edimburgo en Enero de 1906, en este baile las patrocinadoras como las damas invitadas vestían todo con piedras preciosas, recibiendo este baile una gran cobertura periodística, esto se debió principalmente a la extravagancia de los decorados, los cuales fueron diseñados para recrear principalmente un Palacio Árabe, con pórticos, pasillos de columnas, jardines, fuentes, y pavimento de mosaicos. En total más de 600 invitados asistieron al evento.

La dedicación de "Noëlle" a los eventos de caridad no le impidieron que disfrutara de los privilegios que se le otorgaron por su posición social, después que terminó la remodelación de Leslie House, Norman y "Noëlle" reanudaron sus relaciones sociales, y comenzaron a asistir a los banquetes de lujo y a vivir la vida de la alta sociedad eduardiana. Con la llegada del invierno en 1907, Norman y "Noélle" se unieron al éxodo de aristocráticos que fueron a pasar sus vacaciones a Egipto, acompañados por sus amigos, el Duque y la Duquesa de Devonshire, con los que cruzó el Nilo por primera vez. Bailes, Ópera, Teatro, fiestas de fin de semana en casa, todo estuvo repleto en el calendario social de los Rothes, además una que otras veces eran invitados a las bodas del pueblo, una de las más distinguidas fue en 1908, en la boda Cairs-Scott.

El 1908 fue un año muy ocupado, socialmente hablando, para el Conde y la Condesa su temporada social culminó el 28 de Septiembre de ese mismo año, con la apertura formal de Eduardo VII de la escuela de La Reina Victoria. El Conde y la Condesa eran invitados de honor y estuvieron en la fila principal para recibir al Rey y la Reina, actualmente la escuela aún sigue en funcionamiento y para educar a las mismas personas para la que fue creada.

Al año siguiente, la Condesa, se tomó un descanso para esperar la llegada de su segundo hijo, el Excmo. John Leslie Wayland. Para la llegada de su nuevo hijo Norman se encontraba de viaje en Egipto acompañado por Lord Milner y algunos ministros coloniales, después de enterarse del nacimiento de su hijo, regresó de inmediato a su casa y canceló la segunda etapa de su viaje en Italia.

Sin embargo el Conde y la Condesa no estuvieron exentos de críticas, algunos los ridiculizaron por el estilo de vida reservada que llevaban, algo poco común para la clase alta de la época, un columnista de un periódico los calificó de "pareja pasada de moda". Su apego afectivo pudo haber sido inusual en un mundo hastiado y amoral de la era eduardiana, pero esto no afectó su popularidad global, de hecho ese amor, les dio una distinción especial.

Archivo:El Conde y la Condesa.jpg
"Noëlle" y Norman en las carreras de Perth, Septiembre de 1910

Por ejemplo, cuando "Noëlle" y Norman fueron a las carreras de caza de Perth, en Septiembre de 1910, los periodistas los buscaban con afán para fotografiarles, porque a diferencia de las demás parejas, ellos se mantuvieron juntos durante todo el evento.

1911 fue un año muy gratificante para "Noëlle" ya que logró inaugurar una filial de la Cruz Roja en Leslie, que dotó con tres ambulancias, y 63 voluntarios que recibieron certificados por los doctores que impartieron las clases. El cuerpo de ambulancias de la Cruz Roja, fue llamado en honor a "Noëlle": "Destacamento de socorro, Condesa de Rothes y voluntarias".

Acercándose el Año Nuevo, Norman y "Noëlle" fueron invitados de la Marquesa de Bute para pasar dos semanas en su finca, semanas que fueron de relax para el Conde y la Condesa.

A finales de febrero de 1912, Norman viaja a Estados Unidos acompañado por Sir Curtis Lampson, a bordo del Lusitania de la Cunard Line, en una misión para comparar el funcionamiento de los servicios telegráficos. Aunque el viaje era principalmente de negocios, Norman quedó especialmente encantado de la costa del pacífico California y desde allí envió un cable telegráfico a "Noëlle" para que se reunieran allí, pero luego le dijo que se reunieran en Vancouver, Columbia Británica para cerrar un negocio allí y luego volver a California en donde él había comprado una finca de bosques de naranjos y deseaba establecerse allí con su familia.

Londres, antes del viaje[editar]

La Condesa estaba emocionada anta la posibilidad de una soleada California y pidió a su prima-hermana, Gladys Cherry, que la acompañara a "vivir la aventura de América". Gladys aceptó la invitación considerándola como una buena oportunidad para pasar tiempo con su hermano, Carlos, que entonces vivía en New York.

Gladys era tres años menor que "Noëlle" y llevaba una activa vida social en Londres, ella lamentaba no estar para la próxima temporada social de Londres, las cuales no se perdía, pero la perspectiva de Estados Unidos era una tentadora propuesta.

Mientras tanto "Noëlle", se sumergió en la preparación de su viaje hasta en los detalles, típicamente femeninos. Su primer objetivo fue ordenar ropa nueva, sus dos hijos, Malcolm de 10 años y John de 2 años no la acompañarían en este viaje (a Dios gracias), así que los dejó al cuidado de la institutriz en la casa, esta situación era la única que "Noëlle" lamentaba ya que no pasaría unas merecidas vacaciones con sus hijos.

Cuando la Condesa le dijo a su madre y su padre del viaje que emprendería, el matrimonio Dyer-Edwards decidió que las acompañarían hasta Francia, en donde abrirían su nuevo chalet en Normandía, durante la primavera. Esta finca el Chateau de Retival, había sido descrita en la prensa como una de las mejores propiedades de la costa francesa, "Noëlle"había pasado mucho tiempo allí durante su infancia en donde mantenía junto a su madre un hermoso jardín.

Temprano en la mañana del 10 de Abril de 1912, después de un día de compras para incluir vestidos en su valija, "Noëlle", su prima Gladys Cherry, sus padres y su criada privada, Roberta "Sissy" Maioni, subieron al tren en la estación ferroviaria de Waterloo, Londres, con destino a Southampton. El grupo estaba totalmente ansiosos por su llegada, "Noëlle" admitió más tarde a su nieto que era "el viaje de su vida".

La idea de ir a Estados Unidos fue muy emocionante para "Noëlle", pero lo que más la emocionaba era que ella y su familia viajarían en el viaje inaugural del "buque más grande del mundo".

Southampton[editar]

La venerable White Star Line, no reparó en gastos para su nueva nave maravilla, la más grande, la más lujosa, jamás construida. De acuerdo a las publicaciones en los periódicos era la más segura a flote; una revista especializada calificó al barco prácticamente "indestructible".

La Condesa quedó maravillada con el tamaño del monstruo, más de 46.000 toneladas, 11 cubiertas de altura, 900 pies de largo, piscina cubierta, Restaurant a lé Cart, Café´s, Salones, el nombre "Titanic" estaba totalmente justificado. Antes de que el barco abandonara el muelle, una horda de periodistas se apresuraron a entrevistar a los muchos viajeros ricos y famosos, "Noëlle" consideró estas entrevistas un poco molestas, pero accedió a conversar con un corresponsal del Herald de París. En su breve entrevista confirmó que su marido y ella están interesados en comprar una finca de naranjas en California, dijo que volvería en Julio para llevar de regreso a sus hijos, el periodista le preguntó que "si le gustaba la idea de abandonar una vida activa en Londres, para dedicarse a la explotación de frutas en una finca de California", ante esto "Noëlle" no pudo contener su alegría y le respondió, "estoy llena de esperanzas para este viaje".

Los padres de "Noëlle", Thomas y Clementina, la acompañarían en el viaje, pero este sería corto ya que ellos desembarcarían en Cherburgo, el primer puerto de escala del "Titanic" (una suerte para la pareja), durante la salida del "Titanic", un bote el "New York",se soltó de las amarras y casi colisiona con el "Titanic", este evento causó la preocupación de los padres, quienes se preguntaron por la seguridad de su hija, mientras ella seguía el viaje al extranjero sola.

A bordo del Titanic[editar]

Noëlle Rothes, es mejor conocida por ser una de las aristócratas que se embarcaron en el RMS Titanic y sobrevivir a su naufragio. Una vez a bordo la Condesa, su prima y sus padres, exploraron la nueva nave, pidieron el té en la sala de recepción y pasearon por la cubierta. La conversación incluía la preocupación por los niños, la reunión dentro de unos pocos meses o en su alegría - o ansiedad- el rendimiento que tendría la nave.

Retrasado por el leve incidente, el "Titanic" echó anclas en la bahía de Cherburgo, un ferry contratado por la White Star Line se acercaba lentamente para embarcar más pasajeros y trasladar a puerto a los que desembarcarían, entre ellos los padres de "Noëlle", a las 7:30 pm el matrimonio Dyer-Edwards se despidió de su hija y su sobrina. "Noëlle" dijo más tarde que su madre, cerca de la puerta de embarque dudó un poco y se apresuró a darle un "último abrazo" , sin que le pasara por en mente el peligro que correría su hija.

"Peligro" era la última cosa que todos pensaban cuando el "insumergible" Titanic brillaba bajo el sol de la mañana anclado en el puerto de Queenstown (ahora Cobh), Irlanda, en donde el buque tomó más pasajeros y carga. La ansiedad por el leve accidente que había pasado el día anterior había pasado. La Condesa, su prima y la mayoría de los pasajeros veían el suceso de ayer, como una prueba de la "invencibilidad" del Titanic. Gladys Cherry se maravilló con la confianza que le tenían las personas a la nueva nave. "Noëlle" y su prima Gladys se instalaron en su nueva casa transoceánica, juntas reservaron una habitación, la C-37, en la cubierta "C", pero luego fueron cambiadas a una Suite más cómoda, la B-77 a estribor, en la cubierta "B".

"Noëlle" viajaba con nada menos que tres baúles y decenas de maletas, y Gladys la igualaba en equipaje. La Condesa parecía haber traído de todo, desde el oro y la plata, cuadros y hasta la ropa interior nueva que había comprado en Londres. Había traído con ella todas sus pieles favoritas (el armiño, el sello y el zorrino), boas de plumas, zapatos de botones, abanicos, guantes, una selecta colección de sombreros de la tienda ultra chic de Hanover Square, y por supuesto una gran variedad de joyas fabulosas. La mayor parte de la colección de "Noëlle" consistía en perlas y diamantes, incluyendo una extraordinaria banda de diamantes, que pudo estar en el escudo de armas histórico de los Leslie, de un valor de 1000$ (actualmente, 30.000), pero nada en su guardarropas era tan preciado como el encaje de Bruselas de 400 años que su madre le regaló el día de su boda, y un collar de perlas de 300 años de antigüedad.

Para desempacar su equipaje pudo haber sido una tarea difícil, ya que "Sissy", se había enfermado ese día y estaba descansando en su habitación en la cubierta "E", ella era de 19 años de edad y de una belleza inigualable lo que despertó el interés de un joven camarero del buque, romance del que la Condesa se enteró unos días después del naufragio leyendo en una revista, una entrevista a la joven criada.

Cuando el "Titanic" levantó las anclas de su última escala, Queenstown; la Condesa recibió una serie de cables, todos de Norman, diciéndole de lo exitosa que había sido su gira, y que ya no la esperaría en Vancouver, Columbia Británica, pues el viajaría hasta New York para recibirla cuando el famoso buque arribara a puerto. Esa misma tarde otro mensaje no tardó en llegar, esta vez era de, Leslie House, informándole a "Noëlle" que su hijo Malcolm estaba enfermo, lo que la preocupó mucho,pero no podía hacer nada, sólo orar por la salud de su hijo y tener la esperanza de que los médicos contratados mejoraran su condición. A pesar de la gran preocupación que cayó sobre ella en esos días, la Condesa hizo todo lo posible por disfrutar el viaje, y socializar con Gladys. Los amigos, que para su sorpresa eran muchos, a bordo del Titanic esperaban.

El primer de ellos fue Henry Forbes Julian, de 50 años de edad, un ex vecino de la Rothes-Devonshire. Se había hecho rico a través de un proceso patentado de extracción de oro de cuarzo en el sur de África. Julian estuvo acompañado por su socio de negocios, el coronel John Weir, de 60 años, un millonario minero escocés que había vivido durante muchos años en Estados Unidos, por lo que la mayor parte de su fortuna se encontraba en Utah y Nevada. La pareja se dirigía a inspeccionar la propiedad minera en California.

En las charlas,"Noëlle" y Gladys se enteraron que Elmer y Juliet Taylor, estadounidenses de mediana edad, vivían en Londres y que estaban viajando con su socio de negocios Fletcher Lambert Williams. Taylor había fundado una empresa manufacturera con éxito, "Mono Containers Ltd",y tenía fábricas en 10 países.

Otros amigos de las damas a bordo eran, Tyrell y Julia Cavendish, una pareja joven y atractiva, activa en organizaciones de caridad de Londres. Julia, una estadounidense, era la hija del comerciante de Nueva York Henry Siegel, a quien los Cavendish iban a visitar. Al igual que "Noëlle", ellos tenían dos hijos pequeños en casa.

Aunque no está documentado, es probable que las mujeres sabían que Christopher Head, el apuesto ex alcalde de Chelsea de 42 años de edad, y una figura popular en la vida social de la ciudad de Londres, se encontraba a bordo. Lady Duff Gordon, también conocido como la diseñadora del vestido "Lucile", se dirigía en un viaje de negocios relacionado con la sucursal de Nueva York de su salón de la moda. Célebre por sus creaciones en ropa interior provocativa y de noche, Lucile, de 48 años, estuvo acompañada por su segundo marido, propietario de tierras escocesas y deportista, Sir Cosmo Edmund Duff Gordon. "Noëlle" fue un cliente seguro de Lucile, lo que le proporcionó un vínculo más común con los Duff Gordon.

Uno de los pasajeros ingléses más reconocido por "Noëlle" y para cualquier pasajero de primera clase fue, William Stead un hombre bigotudo, de 62 años, periodista pionero y activista social, cuyos polémicos escritos y las causas lo habían otorgado un renombre especial. El iba a Nueva York para asistir a una conferencia de paz, invitado por el presidente William Howard Taft; Stead fue consciente de su celebridad, y para evitar la atención de algunos pasajeros se mantuvo ermitaño durante la mayor parte del viaje.

Los pasajeros británicos fueron superados por los magnates estadounidenses, que regresaban a casa después de pasar las vacaciones de invierno en Francia, Egipto y la Riviera. Magnates multimillonarios como John Jacob Astor IV, Benjamin Guggenheim y Straus Isidor encabezaron la lista de los más ricos pasajeros a bordo. Además de los peces gordos corporativos hubo muchos otros pasajeros que habían alcanzado la fama y la fortuna en la sociedad, la literatura, las artes, el entretenimiento, la política y el deporte. Entre éstos se encontraban importantes personalidades como Archie Butt, asesor militar del presidente Taft, Henry B. Harris, el productor de Broadway, el campeón de tenis, Karl Behr, el pintor Millet Frank, la popular estrella de cine Dorothy Gibson, Helen Churchill Candee, azafata de Washington y experta en diseño de interiores,el novelista de detectives Jacques Futrelle, la filántropa Margaret "Molly" Brown, entre otros. El Titanic alojaba a más pasajeros famosos que cualquier otro viaje transatlántico de la época dorada de los viajes transoceánicos. Con sus amigos a bordo, Gladys y "Noelle" se dieron todos los lujos de la nueva nave, ya sea hablando durante el almuerzo en el restaurant francés, paseando por la cubierta, tomando el té en el café, escuchando a la banda en el Salón, las jóvenes pasajeras pasaron un buen rato. Dos de los compañeros de viaje de "Noëlle" no eran pasajeros del todo. Thomas Andrews, de 39 años, sobrino del constructor del Titanic; el señor Pirrie, era el jefe de diseño de la nave y se encontraba a bordo para observar el desempeño de su última creación. De suave y dulce habla, Andrews hizo rondas diarias en la nave y sus pasajeros, asegurándose de que todo estaba funcionando correctamente y que las personas se sentían cómodas. Además también se encontraba el gerente de la White Star Line, J. Bruce Ismay, de 49 años, también estuvo presente para dar su sello de aprobación. Ismay fue una personalidad afable, extrovertida, cuya familia estaba bien conectada en la sociedad londinense, sus suegros, la familia Cheape, habían sido muy amigos de la abuela de Norman Rothes. "Noëlle", sin duda, sabía su nombre, pero ella no sabía que el estaba a bordo del Titanic hasta que se lo encontró en la cena.

El 14 de Abril, el cuarto día en el mar, los pasajeros se acostumbraron a una rutina de distracción. "Nöelle" no fue la excepción, disfrutó de su chocolate caliente en el desayuno, y un paseo por la cubierta acompañada por Gladys. Era domingo, y las mujeres eran fieles activos y asistieron a un servicio religioso en el Salón en la mañana, presidido por el Capitán de 62 años de edad.

El día era claro y frío, y al caer la noche el frío aumentaba; a pesar de las heladas en el aire no detenían a una multitud reunida en la cubierta para ver la puesta de sol, rayas púrpuras en el cielo estrellado a través de una ligera niebla y espuma de mar. Fue la última vez que el Titanic y muchos pasajeros verían un día apacible.

El atardecer exquisito ocultaba una horrible realidad, el Titanic, estaba a punto de entrar a un vasto campo de hielo; y aunque ya varios barcos lo habían atravesado y enviaron señales de advertencia al Titanic de la presencia de icebergs, el Titanic aumentó la velocidad a 22 nudos.

"La noche del 14 de Abril, vi un cielo lleno de estrellas, pero no había luna. Algunos compararon la quietud del agua como la de un estanque, solo el frío interrumpió la belleza de la noche" comentó la condesa más adelante.

A pesar del frío "Nöelle" y Gladys asistieron a una cena de gala que se ofreció en el restaurant francés, en honor al Capitán, en donde tocaba la orquesta, los hombres en estricta corbata blanca y frac y las mujeres con vestido de noche.

"Nöelle" vistió un vestido de diseñador y un collar de perlas de 300 años de antigüedad entre otras joyas. Alrededor de las 10:30 pm las damas se retiraron a sus camarotes, esperando un día más agradable mañana, que no iba a ser, desde luego.

El Titanic continuó surcando el mar a toda velocidad. Cerca de hasta 20 minutos para la medianoche fue cuando el destino se encontró en un abrazo de hielo. Emergiendo de la oscuridad apareció ante el Titanic un iceberg, era demasiado tarde para evitar la masa fantasmal que perforó al Titanic adelante al lado de estribor. Como la gran nave se deslizó en el mar plano, el iceberg se deslizó en silencio entre las sombras. Titanic, real y ajeno, había conocido su partido. En cuestión de segundos, la naturaleza había dado una herida mortal al orgullo del hombre, y el "insumergible" barco fue condenado.

A gusto en su camarote, "Nöelle" y Gladys fueron despertados por la colisión, Gladys la recordó como "un estallido enorme" y "Nöelle" como "un ruido de rejilla". Las mujeres se quedaron en sus camas desconcertadas hasta que se dieron cuenta de que los motores no funcionaban. "Habiamos tenido una horrible sensación de que algo había pasado, ya que no había un silencio terrible". Dijo Gladys más adelante. "Nöelle" encendió la luz de la mesita de noche y miró el reloj en el tocador, marcaban las 11:46 pm y le dijo a Gladys, "No te parece extraño que los motores se hayan detenido".

El rescate[editar]

La Condesa, su prima y su criada fueron rescatadas en el bote salvavidas N° 8. Thomas William Jones, el marinero encargado de su bote salvavidas, dijo más tarde en una entrevista "La Condesa tenía mucho que decir, así que la puse a gobernar en el timón del bote", elogiando las habilidades de liderazgo de la Condesa. "Noëlle", tomó el timón desde que el pequeño bote salvavidas se alejaba lentamente del costado del revestimiento que se hundía, un tiempo después, mientras el Titanic se partía en dos, le pidió a su prima, Gladys Cherry, que tomara el timón del bote para consolar a María Josefa Peñasco, una joven española recién casada, cuyo esposo se había quedado en el buque. Después de consolarla, permaneció al mando del bote toda la noche y levantando la moral de las mujeres que la acompañaban hasta que su bote fue recogido por el Carpathia. Una vez a bordo del buque de rescate, el Carpathia, se dedicó a cuidar a las mujeres y los niños de tercera clase del Titanic que habían perdido todo en el naufragio, ganándose el título de "Condesa Valiente".

Como muestra de estima, tiempo después, Tom Jones le entregó una placa de bronce con el número del bote salvavidas, ellos matuvieron correspondencia, principalmente en Navidad, hasta el día de su muerte.

Segundo matrimonio y muerte[editar]

Después de que su marido, el Conde de Rothes, murió en Marzo de 1927, se casó con el Coronel Claud MacFie, en Diciembre de 1927, en Londres, la pareja no tuvo hijos. La popular Condesa murió en Hove, Sussex, Inglaterra, el 12 de septiembre de 1956, después de haber sufrido un tiempo por una enfermedad cardíaca.

Referencias[editar]

  1. ¨Lehrer, Stanley;McMillan, Beverly (1998). Titanic:fortune&fate:cataloguefromtheMariner´s Museum Exhibition. New York Simon&Schuster.p.96.ISBN 0-684-85710-3.

Enlaces externos[editar]

  • Lucy NoëlMartha Leslie, Countess of Rothes (neé Dyer-Edwards)Encyclpedia Titanica Byography
  • A Matter of course: Titanic´s Plucky Countess