Nicarao

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Nicarao

Datos personales
Nacimiento ¿1485?
Dominio de los Nahuas
Fallecimiento ¿1540?
Nicaragua
[editar datos en Wikidata ]

Nicarao es una variante popular del nombre de Niqueragua o Nicaragua, quien fue el jefe amerindio más importante de los niquiranos, siendo considerado como el más poderoso Cacique de la región del Pacífico de Nicaragua y Costa Rica al momento de la llegada de la expedición de conquista al mando del capitán y explorador español Gil González Dávila, en 1522.

Cacicazgo[editar]

Los dominios bajo su cacicazgo se extendían desde el istmo de Rivas (Nicaragua) junto al Gran Lago de Nicaragua hasta la actual Provincia de Guanacaste (Costa Rica). Su poblado principal era Nicaraocallí, que algunos investigadores llaman Nequecheri y lo sitúan cerca del actual puerto lacustre de San Jorge en el Departamento de Rivas.

Según una versión poco respaldada por los historiadores actuales, de su nombre proviene la actual denominación de Nicaragua.

Expedición de Gil González[editar]

En 1522, Gil González Dávila parte de Panamá con 100 hombres, iniciando la primera incursión al territorio de las actuales Nicaragua y Costa Rica.

Andrés de Cereceda, tesorero real de la expedición, anotó en su relación los nombres de los caciques de los pueblos donde recogían oro. En el golfo de Nicoya (norte de Costa Rica) encontraron el primer pueblo más numeroso de los visitados hasta el momento, el cual era gobernado por el cacique Chorotega. A partir de entonces las referencias linguísticas se harán en base a este cacique, usando su nombre como epónimo para englobar a un conjunto de pueblos en un mismo orden linguístico y cultural: a pesar de la separación física entre unos y otros.

Niqueragua o Nicarao[editar]

Más al norte encontraron otro pueblo más numeroso y aguerrido: el grupo del cacique Niqueragua. El oro conseguido (18,500 pesos, pero bajísimo) y la entrevista mantenida con este cacique supuso una de las grandes experiencias para el conquistador español. Tanto que a partir de entonces las crónicas hablarán no sólo de la lengua náhuatl, sino también de la tierra de Niqueragua o Nicaragua. Los españoles terminaron adjudicándole ese nombre a la nueva provincia conquistada.

Es realmente poco lo que a ciencia cierta se sabe de Niqueragua, la mayor parte de lo cual se ha formado y ha llegado hasta la actualidad gracias a la tradición popular.

Su figura, tal a como se conoce comúnmente, es recordada por el gesto amistoso que mostró ante Gil González Dávila en 1523, al mando de los primeros conquistadores españoles que entrando por el sur. Se encontró con el cacique y su pueblo a orillas del Lago Cocibolca (La Mar Dulce), recibiéndolos éste con agrado, teniendo un breve intercambio cultural (los indígenas les mostraban a los españoles sus creencias religiosas, costumbres y conocimiento de la región) y permitiendo que muchos de los miembros de su tribu acogieran el bautismo y con ello el Cristianismo. Niqueragua mismo, supuestamente recibió la propuesta de parte de los conquistadores de someterse al Rey de España y convertirse al Catolicismo.

Luego de este encuentro, otro jefe indígena llamado Diriangén -de los dirianes, en constantes luchas tribales con los nicaraos -vino a ver a los españoles. Al principio los trató con cautela y luego los atacó, obligándolos a retirarse.

Diálogo de Niqueragua con Gil González[editar]

Es posible conocer elementos de la cultura de los nicaraos o niquiranos de la época del contacto.

El diálogo de Niqueragua y el conquistador González, por medio de lenguas o traductores, fue recogido por Pedro Mártir de Anglería, Cronista de Indias, de origen italiano, en su obra De Novo Orbe Decadas (Décadas del Nuevo Mundo), en 1524.[1]

Pedro Mártir de Anglería tomó la información de las cartas del mismo conquistador Gil González Dávila, así como del testimonio de su cuestor o tesorero real, Andrés de Cereceda, uno de cinco testigos de ese diálogo. En el diálogo se expresa la cosmovisión y pensamiento de los nicaraos.

Según el cronista, entre otras cosas, Niqueragua preguntó a González:

¿Ha escuchado hablar de un gran diluvio que acabo con la humanidad? ¿Volverá Dios a naufragar la tierra?
¿Qué sucede después de la muerte?
¿Cómo se mueven el Sol, la Luna y las Estrellas? ¿A qué distancia se encuentran? ¿Cuándo dejaran de brillar?

Polémica sobre la figura de Niqueragua o Nicarao[editar]

La realidad histórica sobre la figura del cacique Nicarao se ha visto profundamente cuestionada por algunos historiadores y demás estudiosos a lo largo de los últimos años. Hay quienes, como el escritor e investigador Fernando Silva (miembro de número de la Academia Nicaragüense de la Lengua) argumentan que tal verdad histórica jamás ha existido, considera que la figura de Nicarao, no es más que una construcción ficticia (quizá por equivocaciones de los cronistas españoles, o bien por un error de copia, del diplomático norteamericano y estudioso del patrimonio histórico de Nicaragua, Ephraim George Squier), sobre la personalidad histórica de Macuil Miquiztli, que se traduce Cinco muertes, en la lengua náhuatl hablada en la región, como el nombre real del caudillo indígena, que sale al encuentro de los españoles, a orillas del Gran Lago de Nicaragua.

Silva argumenta que no existe registro alguno en el Archivo General de Indias, sobre el famosos diálogo e intercambios, entre el cacique Nicarao y el conquistador Gil González Dávila. Asimismo, piensa que el supuesto diálogo entre los nativos y los europeos, no pudo haber sido posible, al menos no al nivel que comúnmente se supone, puesto que no hay registro alguno, de que los españoles contaran con alguien, que sirviera de intérprete, ni mucho menos, los indígenas.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]