Nacionalismo del Ulster

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La bandera no oficial de la nación Ulster propuesta por los nacionalistas de Ulster.

El Nacionalismo de Ulster, es un movimiento político de carácter protestante, que rechaza la unión de Irlanda del Norte con la República de Irlanda y también el actual estatus de pertenencia de la provincia al Reino Unido. Defienden la independencia del pueblo del Ulster, de sus vecinos irlandéses y británicos.

El movimiento fue formado por militantes lealistas protestantes que estuvieron insatisfechos del tratamiento británico hacia ellos, en particular la encarcelación de militantes de la UVF y UDA/UFF

Distinciones de otros movimientos[editar]

Nacionalismo en Ulster tiene rasgos comunes con cada otro grupo políticia en Ulster, si bien es un desarrollamiento de descontento protestante con ellos:

  • Republicanismo y nacionalismo irlandés son inaceptables para los protestantes que componen el nacionalismo del Ulster. La razón de la partición de Irlanda entre el Norte y el Sur fue las preocupaciones de la minoría protestante que temieron del riesgo de estar bajo control católico. Pastores protestantes avisaron a ellos feligréses contra la Iglesia Católica y la condición de personas protestantes en países católicos como España franquista e Italia. Aunque el IRA Provisional renunció el sectarianismo y declaró que protestantes tuvieran libertad religiosa en una Irlanda unida, la prensa y el público protestante consideran al IRA y todos sus filiales ser pantallas para Roma.
  • Unionismo es el antecesor más antiguo de los lealismo y nacionalismo del Ulster, pero tiene diferencias muy distintos con ellos. En general, unionistas son en favor de mantener el lugar de Irlanda del Norte en el Reino Unido, pero el liderazgo de ahí sector fue siempre de las clases altas de sociedad norirlandés. Al principio de los Troubles, muchos protestantes ya creyeron que la caudillaje de los Partido Unionista del Ulster (UUP), Orden de Orange y semejantes instituciones fueron dominados por una élite aristócrata. En los años 1970 la política unionista fue dividida entre los moderados como el Capitán Terence O'Neill, el primer ministro de Irlanda del Norte y líder del UUP, y partidarios de la línea dura como el Reverendo Ian Paisley. Durante el entero tiempo de los Troubles, los partidos unionistas como el UUP y Partido Democrático Unionista (DUP) de Paisley fueron los más fuertes entre la comunidad protestante, pero protestantes socialistas y de la clase obradora sintieron marginalizados por el élite unionista. Los militantes protestantes, usualmente de sectores pobres de la provincia, fueron a menudo maltratados por las autoridades de la Real Constabularia del Ulster (RUC) y el Ejército Británico. Como resultado de eso la prensa y las autoridades preferieron llamar a los militantes de la UVF y UDA/UFF como "lealistas".
  • Lealismo es más semejante a nacionalismo del Ulster que cualquiera otra opinión. Lealistas son protestantes que son dispuestos violar la ley británica para luchar contra el peligro de la reunión de las dos Irlandas. A diferencia de unionistas en general, un lealista apoya en las actividades de paramilitares sectarias y rechaza la idea de transigir con republicanos o católicos en general. El lealismo se inició en los años 1960 coo una reacción a las reformas del primer ministro norirlandés O'Neill, y sus primeres líderes, Augustus "Gusty" Spence (UVF) y Charles Harding Smith (UDA) fueron protestantes de la clase obradora. Los lealistas tuvieron sospechas contra políticos unionistas y británicos además. La división entre los paramilitares lealistas y el unionismo hizo más descarnada en el 9 de diciembre de 1973 con el Acuerdo de Sunningdale en que poder política en Irlanda del Norte hubiera ser compartido entre católicos nacionalistas y protestantes unionistas. Los paramilitares opusieron el Acuerdo, y tras una huelga lealista y una campaña de violencia sectaria ellos llevaron el estado a sus rodillas. El último primer ministro de Irlanda del Norte, el Barón Faulkner, se resignó su puesto como resultado de las manifestaciones protestantes. Las acciones de terrorismo causados por pandilleros lealistas fueron la razón primera del fracaso del Acuerdo de Sunningdale, más que terrorismo del IRA Provisional o cualquier grupo republicano.

Evolución de lealistas a separatismo de Bretaña[editar]

Sunningdale fue el primer ejemplode una separación de opiniones entre los rangos protestantes. Unionismo, y su filial lealismo, tienen metas muy conservadoras, y están en favor de mantener el statu quo en Irlanda del Norte: La preferencia de protestantes para empleos públicos y de obreros. Muchos protestantes obradores, como Charles Harding Smith, inicialmente vieron en católicos como rivales para ellos trabajos. La élite norirlandés, en particular la nobleza, animaron a la enmidad entre los protestantes obradores y católicos para salvar ellos alto nivel de vida, pero siempre retrocedieron de biendecir las acciones terroristas del UVF y UDA/UFF. Muchas divisiones desarrollaron después la caída de Sunningdale que causaron el aislamiento del UVF, UDA, y ellos seguidores del resto de la comunidad protestante.

Reacción del Estado a las milicias[editar]

Con ingenuidad, muchos lealistas veteranos del Ejército Británico, la policía, o otros servicios británicos, creyeron que el estado hubiera agradecer a ellos para impedir una revolución republicana. En los años 1960 el IRA fue bajo influencia comunista, éste en los tiempos más tensos de la Guerra Fría. A un tal punto, los servicios de seguridad como MI5 y la RUC aprovecharon en figuras lealistas para manipular el movimiento. El director de colegio William McGrath fue un ejemplo muy famoso: Un homosexual y infractor sexual de jóvenes, McGrath encabezó el grupo protestante fundamentalista Tara y trató sin efecto tomar control de la UVF. McGrath fue también un informante de MI5.

En vez de hacer aliados de ellos, las autoridades solieron de aprovechar en los militantes cuando les resultía conveniente. En 1966 el UVF fue prohibido por el gobierno de Irlanda del Norte como resultado de asesinatos sectarios. En los años 1970 la policía infiltró a las militantes y muchos de ellos fueron encarcelados.