Mujeres Libres

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Mujeres Libres fue una organización feminista dentro del anarcosindicalismo español que existió entre abril de 1936 a febrero de 1939, durante la Guerra Civil Española. Junto a la Confederación Nacional del Trabajo, la Federación Ibérica de Juventudes Libertarias y la Federación Anarquista Ibérica constituyó una de las organizaciones clásicas del movimiento libertario español.

A pesar de la igualdad de género que proponía la CNT desde sus orígenes, muchas de las mujeres que militaban en el movimiento pensaron que era necesario que hubiera una organización específica para desarrollar plenamente sus capacidades y su lucha política. [1]

Historia[editar]

En 1934 Amparo Poch y Gascón, Lucía Sánchez Saornil y Mercedes Comaposada fundaron la revista Mujeres Libres, que era portavoz de la Federación Mujeres Libres, en pro de la liberación de la mujer obrera. La Federación creció rápidamente y en octubre de 1938 tenía más de 20 000 integrantes.[2] Era una revista para mujeres y escrita por mujeres. Vetó la colaboración de hombres, a excepción del artista Baltasar Lobo, que era ilustrador y maquetista de la publicación.

En mayo de 1936 apareció el primer número de la revista. El editorial decía:

... encauzar la acción social de la mujer, dándole una visión nueva de las cosas, evitando que su sensibilidad y su cerebro se contaminen de los errores masculinos. Y entendemos por errores masculinos todos los conceptos actuales de relación y convivencia: errores masculinos, porque rechazamos enérgicamente toda responsabilidad en el devenir histórico, en el que la mujer no ha sido nunca actora, sino testigo obligado e inerme... no nos interesa rememorar el pasado, sino forjar el presente y afrontar el porvenir, con la certidumbre de que en la mujer tiene la Humanidad su reserva suprema, un valor inédito capaz de variar, por la ley de su propia naturaleza, todo el panorama del mundo. ... que miles de mujeres reconocerán aquí su propia voz, y pronto tendremos junto a nosotras toda una juventud femenina que se agita desorientada en fábricas, campos y universidades, buscando afanosamente la manera de encauzar en fórmulas de acción sus inquietudes.

[2]

La educación y la capacitación profesional eran premisas determinantes a la hora de conquistar los derechos de la obrera en el ámbito de una formación libertaria. Su objetivo era la emancipación de la mujer de la esclavitud, de la ignorancia y de la sumisión sexual.[2]

Las agrupaciones Mujeres Libres de Madrid y el Grupo Cultural Femenino de Barcelona se fusionaron en septiembre de 1936 en la Agrupación de Mujeres Libres. En Barcelona la Agrupación de Mujeres Libres estableció comedores colectivos, organizó cursillos de enfermeras y puericultura y envió viveres al Madrid asediado.[2]

La Agrupación Mujeres Libres abrió una Escuela de Chóferes para mujeres para ser útiles en los Servicios de Sanidad de la retaguardia. También impartió cursillos para capacitar a mujeres como conductoras de tranvías.[2]

Entre las colaboraciones de Amparo Poch en la revista Mujeres Libres destacan:

  • El recién nacido es una guía de primeros cuidados y puericultura.
  • El Sanatorio del Optimismo donde la Doctora Salud Alegre y otros personajes relatan la realidad con elementos irónicos y digresiones surrealistas. Amparo ilustró los textos con dibujos propios realizados a línea.
  • Proyección para la creación de una fábrica de bodas en serie (Churros auténticos) se cuestionaba el hecho de obtener un certificado matrimonial entre las parejas libertarias, desechando el ribre consentimiento tradicional de unir sus vidas voluntariamente.
  • ¡Oooooh! ¡Ginebra! criticaba la arbitraria actitud de la Sociedad de Naciones.
  • Miasmas ministeriales es el trasunto de lo que vivió en el Ministerio de Sanidad como directora de Asistencia Social entre 1936 y 1937.
  • Un viaje de placer relata que la Doctora Salud envía al Doctor Buen Humor a Marte.
  • La raza esforzada del aval trata la política del aval que complica la marcha de las actividades convirtiendo asuntos nimios en casi irresolubles.
  • Poema Canción breve del miliciano muerto que escribió mientras trabajaba como médica miliciana cobrando el sueldo reglamentario de un soldado raso de 10 pesetas.
  • Poema El niño asesinado (Romance pequeñito) dedicado a la infancia refugiada durante su trabajo como responsable de las expediciones de niños que los trasladaban al extranjero para salvarlos de la guerra y del hambre.
  • Poema La casa rota en el que describe los bombardeos sobre las casas.[2]

En los años 1970, durante la Transición Española hubo intentos de volver a crear esta organización e incluso llegaron a formarse algunos grupos, perdurando algunos en la actualidad.

Filmografía[editar]

Referencias[editar]

  1. Liaño Gil, Conchita. Mujeres Libres. Luchadoras libertarias. Fundación Anselmo Lorenzo. ISBN 84-86864-33-X en la página 151
  2. a b c d e f Rodrigo, Antonina (2002). Una mujer libre. Amparo Poch y Gascón, médica y anarquista. Flor del Viento Ediciones. p. 300. ISBN 84-89644-76-4. 

Bibliografía[editar]

  • Mujeres Libres: El anarquismo y la lucha por la emancipación de las mujeres. VIRUS editorial. Barcelona, 2006 (tercera edición). ISBN 84-88455-66-6. ISBN 978-84-88455-66-6
  • Mujeres Libres: España 1936-1939. Selección y prólogo de Mary Nash. Tusquets. Barcelona, 1976. ISBN 84-7223-704-4

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]