Muerte de Carlo Giuliani

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Escudos de plástico usados por los Tute Bianche.

Carlo Giuliani (14 de marzo de 1978 - 20 de julio de 2001) fue un activista italiano simpatizante del movimiento antiglobalización. Se hizo conocido públicamente como consecuencia de su muerte durante uno de los disturbios de la Contracumbre del G8 en Génova: recibió un disparo efectuado por un carabinero y fue atropellado por el vehículo de la policía al que había estado atacando.

Las circunstancias de su muerte y la investigación subsiguiente generaron una gran polémica internacional, y actualmente siguen siendo discutidas.

Los hechos del 20 de julio[editar]

Coche incendiado entre Via Montevideo y Tolemaide.

Residente en el barrio de Righi, su familia era oriunda de Sestri Ponente. Carlo vivía con su padre Giuliano Giuliani, conocido sindicalista de la Confederación General Italiana de Trabajadores y su madre Haidi, que posteriormente fue senadora de Refundación Comunista. La muerte de Carlo Giuliani está vinculada a los disturbios ocurridos en Génova el 20 de julio de 2001 en la Via Tolemaide en el distrito de Foce cerca de la Estación de Brignole, donde se produjeron violentos enfrentamientos entre los manifestantes anti-G8 y efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad italianos, concretamente policía estatal y policía militar, los conocidos carabinieri. La participación en dichos eventos de Giuliani, según sus amigos y la familia, se vio alentada por los informes sobre los disturbios que circulaban en esas horas. Según estos testimonios, estas noticias le convencieron de renunciar al viaje a la playa que pensaba hacer por la mañana para ir a la manifestación del movimiento antiglobal Tute Bianche, Túnicas Blancas, de inspiración neozapatista.[1]

Carga de la policía en Corso Torino el 20 de julio de 2001

Durante un enfrentamiento violento entre los manifestantes y las fuerzas del orden en Piazza Alimonda, el conductor y dos soldados que iban en un Land Rover Defender quedaron bloqueados junto a un contenedor durante la retirada de los cerca de 70 militares que estaban en la plaza.[2] Según el testimonio de Dylan Martínez,[3] reportero gráfico de Reuters que fotografió la escena, algunos manifestantes, «en su mayoría con cascos o máscaras», «apedrearon el vehículo, luego saltaron sobre su techo y comenzaron a romper sus cristales con barras de metal y pedazos de madera».[4] Según la declaración del joven carabiniero que disparó «los cristales del vehículo, los laterales y posteriores (el coche sólo tiene protegidos por una tela metálica los cristales de delante) habían saltado en pedazos debido a las pedradas. Comencé a gritar al conductor que escapase y le chillé que nos estaban matando. De hecho, estábamos rodeados de manifestantes, que para mí eran centenares.»[5] En mitad de la refriega, Carlo Giuliani, «tomó un extintor de fuego que estaba en el suelo, lo levantó sobre su cabeza con ambas manos y rompió la ventanilla trasera del vehículo».[3]

Las fotografías del reportero muestran a Giuliani «vestido con pantalones vaqueros, una camiseta sin mangas y un pasamontañas negro», sosteniendo en alto el extintor mientras la mano del soldado asoma por la ventanilla rota.[6] En ese instante, «del interior del jeep salieron dos disparos y el manifestante cayó al suelo».[3] En medio de la confusión, el conductor maniobró para salir del atasco, pasando una vez marcha atrás y otra vez hacia delante por encima del cuerpo de Giuliani.[7]

La batalla continuó en torno a éste hasta que los servicios médicos del Foro Social de Génova acudieron a auxiliarle. Una enfermera alemana intentó un masaje cardíaco, pidiendo oxígeno, pero no se encontraba. Llamó un médico, pero en la ambulancia cercana no había. Finalmente Carlo Giuliani falleció, y la policía formó un cordón en torno a su cuerpo. Los manifestantes increpaban a la policía: "¡Asesinos! ¡Reíd, asesinos!". Poco tiempo después, una furgoneta del ayuntamiento de Génova llegó a la plaza a recoger el cuerpo.[8]

Primeras reacciones internacionales[editar]

Poco después de ser informado del asesinato de Carlo Giuliani, el entonces presidente de Francia Jacques Chirac declaraba a la prensa que "cientos de miles de personas no se molestan a menos que haya un problema en sus corazones y espíritus". En Estados Unidos, la Casa Blanca emitió una concisa declaración comunicando que el presidente George W. Bush había sido informado de la situación, y lo citaba diciendo que la muerte es trágica,y que la violencia fue "altamente lamentable".[9] Después de tener conocimiento de la muerte del manifestante, hicieron aparición un ceniciento Silvio Berlusconi, junto al presidente de la república Carlo Azeglio Ciampi, quien habló en nombre de los dos acerca de su dolor por la muerte de Giuliani.

En contraste con las primeras declaraciones del por entonces primer ministro británico Tony Blair, que rechazaba condenar a las autoridades italianas por el modo de manejar la situación en Génova, el ministro inglés para asuntos europeos, Peter Hain, declaró a Sky News que eran indefendibles las acciones de la policía, disparando y matando a alguien.[10] Berlusconi afirmaba que "tenemos que distinguir entre los profesionales de la guerrilla y los manifestantes pacíficos", que expresan su rechazo a un sistema económico-político determinado,[11] al tiempo que Vittorio Agnoletto, portavoz del Foro Social de Génova, denunciaba la represión usada contra los pacifistas, mientras unos miles de anarquistas mantenían en vilo la ciudad durante tres días.

El Papa Juan Pablo II, que frecuentemente se había dirigido a los líderes del G8 para que hicieran más por la pobreza en el mundo, deploraba la violencia en Génova, diciendo que sentía "tristeza y dolor" por la "hostilidad" que había explotado en la ciudad.[12]

Seis días después de la muerte de Carlo Giuliani, la BBC destacaba la dureza habitual de los carabinieri en sus intervenciones, y que muchos de los presentes en el incidente (entre ellos el propio Placanica) eran jóvenes realizando su servicio militar, sin experiencia en este tipo de situaciones. También informaba que en la prensa italiana se hablaba de que "se había dado permiso desde "las alturas" a la policía para un ataque de represalia contra los manifestantes" y que primeros informes apuntaban que se habría azuzado a los soldados con cuentos de ataques terroristas y posibles ataques con sangre contaminada con SIDA, entre otras historias.[13]

Investigación judicial[editar]

Todos los cargos en contra del carabiniero que disparó, Mario Placanica, fueron retirados cuando la juez que presidía el caso, Elena Daloiso, llegó a la conclusión de que la bala que golpeó a Giuliani no iba directamente encaminada a él y había "rebotado en yeso".[14] La juez dictaminó que Placanica había actuado en legítima defensa, y el caso no llegó a juicio.[15] La resolución de la juez Elena Daloiso, que ya había sido objeto de fuertes críticas, fue muy discutida por la prensa, así como el no haber procesado al conductor del Land Rover por haber atropellado a Giuliani sobre la base de que el mismo ya estaba muerto. Los médicos que atendieron a Giuliani después de que fuera atropellado declararon que su corazón seguía latiendo,[16] lo cual fue confirmado más tarde por el profesor Marco Salvi durante el juicio que se celebró en Génova contra algunos de los manifestantes, presuntamente involucrados en los enfrentamientos el mismo día que Giuliani fue asesinado. El profesor Marco Salvi, médico forense, había actuado previamente como consultor para Silvio Franz, el fiscal que llevó el caso contra Mario Placanica, y declaró en el posterior juicio de Génova que Giuliani había sido víctima de un "impacto directo", contradiciendo así el "cambio de rumbo de la bala" en que se basó la decisión de no juzgar a Placanica.[17]

Il coraggio del petirosso, escultura de Alfonso Gialdini dedicada a Carlo Giuliani, que «como el petirrojo, de Maurizio Maggiani, tiene el coraje de enfrentarse al halcón».

Placanica cambió su versión de los hechos en cuatro ocasiones, y a finales de 2003 declaró al diario de Bolonia Il Resto del Carlino: "he sido utilizado para encubrir la responsabilidad de otros". Denunciaba que la escena de la muerte "fue contaminada para ocultar pruebas relevantes", destacaba que la bala encontrada en el cuerpo de Giuliani no se corresponde con la munición utilizada por los carabinieri, y declaraba que el disparo mortal había llegado desde algún lugar del exterior, de las fuerzas del orden en la plaza.[18]

Después de hacer esta declaración, Placanica sufrió un accidente de coche que sus abogados calificaron de "sospechoso".[19] Estando de baja por enfermedad -una depresión aparentemente ocasionada por los sucesos en cuestión- y después de haber visitado a su abogado para denunciar que sospechaba que alguien estaba manipulando su auto, su auto perdió el control, se salió del camino y chocó. Platanica sufrió heridas graves que podrían haberle ocasionado una parálisis permanente. El padre de Carlo Giuliani declaró que no descartaba la posibilidad de que el accidente hubiera sido provocado, y que "tanto él como su mujer hacía tiempo que temían por la vida del joven policía", puesto que "sus declaraciones contradictorias indicaban que el 20 de julio pasó algo distinto a lo que nos han hecho creer".[14] Placanica fue mantenido en aislamiento tras el incidente, y no se permitió a sus padres visitarlo en el hospital.[16]

En abril de 2005, Placanica fue licenciado de los carabinieri, por "no ser apto para el servicio" debido a una enfermedad derivada del servicio. El abogado de Placanica comentó que eran "motivos psíquicos".[20]

Reconocimientos[editar]

Tras su muerte, la figura de Carlo se ha convertido en un símbolo para los activistas antiglobalización. En abril de 2003 RisorAnziani, una asociación de solidaridad con las personas ancianas, creada a iniciativa de sindicato CGIL inauguró un colegio en el Sahara dedicado a Giuliani.

En octubre de 2006 el grupo de Refundación Comunista en el senado decidió llamar Carlo Giuliani a la sede de su oficina. Esta iniciativa generó una gran polémica por parte de los grupos de centro derecha y representantes de la policía y los carabinieri, que pidieron al Jefe del Estado Giorgio Napolitano que lo impidiese. Finalmente, el Presidente de la República resolvió a favor de los senadores comunistas.

Más ejemplos son la Caravana Libertaria Carlo Giuliani de México o la Piazza Carlo Giuliani en la misma Italia.

Por otro lado, el mundo de la música acusó también la repercusión de la muerte de Giuliani en forma de numerosas canciones dedicadas a su memoria.

Notas y referencias[editar]

  1. «Ese día Carlo no estaba seguro si ir al mar con un amigo. Salió de casa a mediodía y se dirigió, con el amigo, hacia Sant'Agata. Dan una vuelta. A las dos del mediodía fueron fotografiados en corso Torino, curiosos y preocupados y sobre todo indignados al ver el escándalo desencadenado entre los Black block y las fuerzas del orden» extraído de: Haidi y Giuliano Giuliani Un anno senza Carlo con Antonella Marrone, Baldini&Castoldi, Genova, 2002, pagina 45.
  2. «El morro del vehículo golpeó el contenedor; entonces traté de dar marcha atrás, pero el Land-Rover de otros compañeros me bloqueaba por ese lado. Intenté empujar más de una vez el contenedor, sin lograr apartarlo, porque estaba lleno, y entonces se me caló el motor.» elpais.com "Declaración de Filippo Cavataio, conductor del vehículo, a la fiscalía de Génova"
  3. a b c elmundo.es "EL OJO PUBLICO: Morir en una calle de Génova " por Dylan Martinez
  4. "Carlo estaba entre los al menos seis manifestantes enmascarados que lo atacaron con objetos pesados. Él rompió la ventanilla trasera con un extintor de incendios, mientras otros atacaban el techo. Los tres oficiales de policía del interior, según testimonios, gritaban de dolor, terror y furia. Cuando Carlo se aproximó una segunda vez con el extintor, una pistola apareció por la ventanilla, dos disparos salieron y él cayó, aparentemente herido en la frente." guardian.co.uk "The wild boy who became a martyr"
  5. elpais.com "El carabinero que mató de dos disparos a un manifestante en Génova explica ante el fiscal cómo vivió los hechos"
  6. «Después de esto, una gran piedra blanca con los bordes cortantes me golpeó en la cabeza. Esta piedra no estaba siendo lanzada y me golpeó por dos veces en la cabeza, hiriéndome. A la vista de la sangre y de mi amigo herido eché mano de la pistola, que portaba a la altura del muslo, poniendo, no obstante, el seguro. (...) En la agitación, y tratando de defenderme -me he acordado posteriormente-, inadvertidamente quité el seguro con mi mano. El lanzamiento de piedras continuó y sentí cómo mi mano se contraía y de mi pistola salían dos disparos. Yo estaba acurrucado con la mano alzada y armada. Mi mano con la pistola era eso que sobresalía de la camioneta.»elpais.com "El carabinero que mató de dos disparos a un manifestante en Génova explica ante el fiscal cómo vivió los hechos"
  7. «Finalmente conseguí realizar la maniobra y alejarme. No me di cuenta de que hubiera obstáculos en el camino. No vi a nadie en el suelo, porque tenía la máscara puesta, que sólo me permitía una visión parcial. Di marcha atrás y no noté ninguna resistencia, mas sentí un resbalón en la rueda de la izquierda, pero pensé que era un poco de basura, dado que el contenedor estaba volcado, y sólo pensé en alejarme de aquel desastre.» elpais.com "Declaración de Filippo Cavataio, conductor del vehículo, a la fiscalía de Génova"
  8. repubblica.it "Tragedia a Genova ucciso un manifestante"
  9. NewYorkTimes "GENOA SUMMIT MEETING: THE OVERVIEW; ITALIAN PROTESTER IS KILLED BY POLICE AT GENOA MEETING"
  10. "The way in which Genoa is handled has to be looked at and some serious questions posed and answered - the action of the police shooting and killing somebody, you can't defend that," news.bbc.co.uk "Hain condemns Italian police"
  11. elpais.com "Cumbre del Grupo de los Ocho. Muerte y destrucción" L. G. / F. G. - Génova - 23/07/2001
  12. NewYorkTimes "GENOA SUMMIT MEETING: THE POLITICAL AFTERMATH; Italy's Prime Minister Steps Out of the Summit Meeting and Into a Firestorm"
  13. news.bbc.co.uk "Fearsome reputation of the Italian police" (Inglés)
  14. a b Guardian.co.uk "Genova officer in 'suspicious' car crash"
  15. La Reppublica "Legittima difesa il giudice archivia il caso Giuliani"
  16. a b Piazza Carlo Giuliani
  17. Habiéndose determinado que Placanica disparó a Giuliani en legítima defensa, un juicio habría sido necesario, pero la conclusión de que la bala no se disparó directamente a Giuliani había eliminado la necesidad de un juicio.
  18. «La verita di Placanica: "Il colpo è partito dalla polizia in piazza"» (2 de diciembre de 2006). Consultado el 4 de febrero de 2008.
  19. Guardian
  20. La Reppublica "I carabinieri licenziano Placanica"

Enlaces externos[editar]