Mozart y la francmasonería

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Pintura que representa el interior de lo que se piensa que es la casa de campo de Nueva Esperanza Coronada (Zur Neugekrönten Hoffnung) en Viena. Se cree que Wolfgang Amadeus Mozart está representado en el extremo derecho, sentado al lado de su amigo Emanuel Schikaneder. Pintura al óleo (1782).

Wolfgang Amadeus Mozart fue francmasón durante los siete últimos años de su vida. La orden masónica jugó un papel importante en su vida y obra.

Amadeus Mozart fue admitido con grado de aprendiz en la logia masónica de Viena llamada Zur Wohltätigkeit ("Beneficencia") el 14 de diciembre de 1784.[1] Fue promovido al grado de compañero masón el 7 de enero de 1785 y se convirtió en maestro masón "en un corto espacio de tiempo".[1] Para el 22 de abril de ese mismo año, Mozart figura ya como maestro masón en los archivos de la logia. Mozart también asistió a las reuniones de otra logia, llamada Zur wahren Eintracht ("Concordia verdadera"). Ambas logias practicaban el Rito Zinnendorf.[2] Según Otto Erich Deutsch, esta logia era "la mayor y más aristocrática de Viena. ... Mozart, como el mejor de los 'hermanos' músicos, fue bienvenido en todas las logias". Fue apadrinado por el naturalista Ignaz von Born.[3]

La propia logia de Mozart Zur Wohltätigkeit se consolidó con otras dos en diciembre de 1785, bajo la reforma imperial de la masonería (el Freimaurerpatent, "Decreto Masónico") del mismo mes y así Mozart llegó a pertenecer a una logia llamada Zur Neugekrönten Hoffnung (Nueva esperanza coronada).[4]

Según los documentos masónicos que se han conservado, Mozart era bien recordado por sus hermanos masones y muchos de sus amigos también eran masones. La colaboración musical de Mozart con las logias masónicas comienza aún antes de ser iniciado masón, ya que buena parte de sus amigos y patronos pertenecían a la masonería.

Durante la visita a Viena en 1785, el padre de Mozart, Leopold, también se hizo masón.[5]

Música e ideología masónica[editar]

Diseño del escenario de la ópera La flauta mágica de Mozart con símbolos masónicos, realizado por el arquitecto alemán Karl Friedrich Schinkel alrededor de 1815.

Mozart anhelaba reformas sociales en el sentido de progreso pero no al punto de apoyar las reinvindicaciones sociales que Pierre-Augustin de Beaumarchais defendía en la pieza original de Las bodas de Fígaro. Mozart tenía el espíritu del ideal masónico completamente opuesto al de los jacobinos. La condición de «doméstico» o «lacayo» no le parecía deshonrosa.[6]

La posición de Mozart dentro del movimiento masónico, según Maynard Solomon, tendía al racionalismo, inspirada en la Ilustración, como oposición a aquellos miembros orientados a través del misticismo y el ocultismo.[7] Esta facción racionalista es identificada por Katherine Thomson como los Illuminati, un grupo de inspiración masónica que fue fundado por el profesor bávaro de derecho canónico Adam Weishaupt, quien también fue amigo de Mozart.[8] Los Illuminati apoyaron la inspiración en la Ilustración, con la visión humanista dada por los filósofos franceses Jean-Jacques Rousseau y Denis Diderot. Por ejemplo, los Illuminati afirmaban que la clase social no coincidía con la nobleza del espíritu pero que las personas de las clases más bajas podían ser de espíritu noble tal como alguien de nacido dentro de la nobleza podía ser cobarde. Este punto de vista aparece en las óperas de Mozart; por ejemplo, en Las bodas de Fígaro, una ópera basada en la obra de Pierre Beaumarchais (otro masón), Fígaro es una persona de clase baja que es un héroe y el conde Almaviva es el villano.[9]

Los francmasones usaron la música en sus ceremonias y adoptaron la visión humanista de Rousseau en el significado de la música. "El propósito de la música en las ceremonias [masónicas] es de extender los buenos pensamientos y la unidad entre los miembros" de modo que puedan "unirse en la idea de la inocencia y la felicidad", escrito por L.F. Lenz en una edición contemporánea de canciones masónicas. La música debía "inocular sentimientos de humanidad, sabiduría y paciencia, virtud y honestidad, lealtad a los amigos y finalmente un entendimiento de la libertad.[10]

Esta visión sugiere un estilo musical bastante diferente del estilo galante, que era dominante en aquella época. El estilo galante en la música fue típicamente melódico con acompañamiento armónico, en lugar de polifónico; y la línea melódica fue a menudo rica en ornamentación con trinos y otros efectos virtuosos. El estilo promovido por la visión masónica fue mucho menos virtuoso y ornamentado. El estilo de composicón de Mozart es a menudo catalogado como "humanista" y es acorde con la visión masónica de la música.[11]

La música de los francmasones contiene frases y formas musicales que mantuvieron significados semióticos específicos. Por ejemplo, la ceremonia de iniciación masónica comenzaba con el candidato golpeando tres veces en la puerta para solicitar su admisión. Esto es expresado musicalmente como en la siguiente figura: DottedFigure.jpg

Esta figura aparece en la obertura de la ópera de Mozart La flauta mágica, sugiriendo el comienzo del ritual de iniciación masónico.[12] Según Katherine Thomson, hay muchos ejemplos de símbolos musicales específicos tomados de los rituales masónicos que aparecen a lo largo de las composiciones de Mozart. Estos incluyen el uso de suspensiones para indicar la hermandad y la amistad; el uso de armonías ternarias para enfatizar el significado especial del número tres en la francmasonería; y los ritmos y armonías especiales para simbolizar la fortaleza y otros atributos.[13]

Composiciones masónicas de Mozart[editar]

A continuación se listan las obras que se conservan compuestas por Mozart para las reuniones masónicas:

La historia y música de la ópera La flauta mágica, cuyo libreto escribe en colaboración con el también hermano masón Emanuel Schikaneder, es considerada por tener grandes influencias masónicas. De hecho, a pesar estar plena de guiños de la cultura popular, se puede seguir en ella el ritual de Iniciación masónica del Rito Zinnendorf. La obertura comienza con tres acordes similares a las denominadas "baterías masónicas" de diversos ritos. Asimismo, el tema toral de la obra; la lucha entre la luz y las tinieblas, es también el tema que atraviesa toda la enseñanza masónica. Por otro lado, muchos autores han visto una prefiguración de Ignas von Born en el papel de Zarastro.

Compañeros masones de Mozart[editar]

A continuación aparece una lista parcial con los miembros de la familia de Mozart, patrones y compositores que eran también masones:

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Notas[editar]

  1. a b Solomon, p. 321
  2. Gefen, p. 87. Gefen afirma que Mozart nunca perteneció a la Observancia Templaria, ya que esta obediencia masónica había desaparecido definitivamente en 1782.
  3. Deutsch, p. 231. El libro de Deutsch registra las visitas de Mozart a Zur wahren Eintracht, conservados en los libros de visitas de la logia.
  4. Solomon, p. 322
  5. Deutsch
  6. Brion, Marcel (2006). Mozart. Buenos Aires, Vergara, pág. 194. ISBN 84-666-2651-4. 
  7. Solomon, p. 327
  8. Thomson, p. 14.
  9. Thomson, p. 107.
  10. Citado en Thomson, p. 41.
  11. Thomson, p. 60.
  12. Thomson, p. 42
  13. Thomson
  14. Deutsch, p. 236: "El 11 de febrero de 1785 Haydn fue admitido en la logia Concordia pero como nunca apareció por allí, nunca pasó del grado de aprendiz".
  15. Braunbehrens, p. 318

Bibliografía[editar]

  • Braunbehrens, Volkmar (1990). Mozart in Vienna. Nueva York: Grove and Weidenfeld. 
  • Deutsch, Otto Erich (1966). Mozart: A Documentary Biography. Stanford University Press. ISBN 0-8047-0233-0. 
  • Gefen, Gérard (1993). Les musiciens et la Franc-maçonnerie. Fayard. ISBN 2-213-03167-3. 
  • Solomon, Maynard (1996). Mozart: A Life. Harper Perennial. ISBN 0-06-092692-9. 
  • Thomson, Katherine (1977). The Masonic Thread in Mozart. Londres: Lawrence and Wishart. ISBN 0853153817. 

Enlaces externos[editar]