Mariano Salvador Maella

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Autorretrato (1758-1765), óleo sobre lienzo, 45 x 38 cm, Madrid, Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Según una inscripción al dorso es «Retrato de D. Mariano Maella, pintor que fue de cámara de D. Carlos IV, director gral. De esta Academia, etc. Pintado por él mismo cuando estaba en Roma. Lo regala D. Valentín Carderera».

Mariano Salvador Maella Pérez (Valencia, 21 de agosto de 1739 - Madrid, 10 de mayo de 1819). Pintor español.

Biografía[editar]

Mariano recibió su primera formación artística de su propio padre, pintor también. Después se desplazó a Madrid donde Felipe de Castro le dio clases inroduciéndolo en la pintura neoclásica al gusto de la época. También Castro le permitió continuar su formación en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y fue acogido con especial interés por Antonio González Velázquez (con cuya hija se casaría años más tarde). En 1757 su familia y los tres premios obtenidos en la Academia, le permitieron financiar un viaje a Roma donde reforzó su gusto academicista. Regresó a España en 1765 donde trabajó en la remodelación del Palacio Real de Madrid bajo el amparo de Mengs, del que recibirá una notable influencia.

Inicia en Madrid una vertiginosa carrera, ingresando como Académico de la de San Fernando, de la que llegó a ser Director General de 1795 a 1798. Fue nombrado pintor de cámara en 1774, donde se reconoció su espléndida técnica para el retrato. A partir de este momento se integra de lleno en las obras de todo el patrimonio real. Ya no sólo trabaja en Palacio, sino en la La Granja de San Ildefonso, el Palacio de El Pardo y el Palacio de El Escorial. La Ilustración marcaba la época y Maella se adaptaba a ellos a la perfección, recogiendo la admiración de la Casa Borbón. Los trabajos se suceden con otras obras al fresco que debe atender por interés de la Corona como la decoración de las Catedrales de Toledo y de Burgo de Osma, al tiempo que irá incrementando sus trabajos como retratista oficial de la Casa Real o la elaboración de patrones para tapices en la Real Fábrica de Tapices con quien fue durante toda su vida el oponente más firme a Maella, Francisco Bayeu.

Decadencia[editar]

El embarque, 1784, óleo sobre lienzo, 56 x 74 cm, Madrid, Museo del Prado.

En 1799 alcanzó la cima de su fama, al ser nombrado primer pintor de cámara, junto con Goya, y encargado de la custodia y restauración de los Reales Sitios, pero tras la caída de Carlos IV y la llegada de José I en 1808 no dudó en servir al monarca francés, del que recibió honores y agasajos. Esta situación fue, al final, la que provocó su ocaso. Acusado de afrancesado, al regreso de Fernando VII fue apartado de la Corte, pensionado con una quinta parte del sueldo y sustituido por el que había sido su discípulo, Vicente López, tanto ante el monarca como en la propia Academia.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]