Mago

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Magos»)
Saltar a: navegación, búsqueda

El término mago proviene del persa antiguo maguš por mediación del griego μάγος y finalmente del latín magus. El sentido original de la palabra Mago se refería a los integrantes de una tribu de Media y luego a los sacerdotes persas. En términos modernos se refiere, a una especie de astrólogo o adivino, que practica magia, hechicería o brujería. Comúnmente, "mago" se refiere a hechicero masculino, y "bruja" a una hechicera.

Historia[editar]

Originalmente, un magi era el miembro de una tribu de la antigua Media que se ocupaba de las prácticas religiosas y funerarias. Después de la conversión de esta tribu al zoroastrismo fueron considerados por los tres imperios persas guardianes del legado de Zaratustra (a pesar de que introdujeron algunas modificaciones al mensaje original). Los magos de Persia fueron incluyendo en su religión algunos temas o elementos de Babilonia, como la astrología, la demonología y la magia. En su rito religioso vertían libaciones de leche, aceite y miel sobre una llama y al mismo tiempo entonaban rezos y canciones. Llevaban vestiduras blancas, tiara, y en la mano un haz de ramas de tamarisco.

Ya en el siglo I fueron reconocidos como hombres sabios y cientificos . Los más tarde llamados reyes magos, personajes llegados de Oriente y mencionados en la Biblia (Mateo 2,1-12) eran magos en el sentido original del término, esto es, sacerdotes persas.

El cambio de significado del término, que pasa a designar a alguien que practica la magia o hechicería, se debe a la asimilación que la Iglesia hizo de las creencias y rituales religiosos no cristianos (como los zoroastrianos) con la brujería y prácticas similares.

Asimov en su libro "El Cercano Oriente", menciona que son sacerdotes de las tribus iranias, llamados magi y que puesto que la gente común piensa que los sacerdotes tienen poderes ocultos, magi en caldeo llegó a significar hechicero o mago.

En un sentido muy diferente, en épocas recientes el título de "Mago" se ha asignado a los artistas que practican el ilusionismo, es decir a quienes realizan juegos para crear ilusiones visuales o en cualquiera de los sentidos, simulando poderes especiales, con objetivos recreativos. Esta "magia" ha entrado a formar parte de las artes escénicas contemporáneas.

En la actualidad el arte de la magia y la ilusión es utilizado por los magos para lograr el asombro y la diversión de sus espectadores.

Magos en la literatura moderna[editar]

En la literatura fantástica (sobre todo en la fantasía épica) aparecen muchas veces los magos como personas (incluyendo también no solo a humanos sino también a otras razas como los elfos) capaces de realizar cualquier cosa con su don.

  • Harry Potter: En esta saga los magos pueden tener una vida mágica pero también una vida muggle, término usado exclusivamente en la serie para denominar a las personas sin magia. Al principio los magos jóvenes tienen que ir al colegio para instruirse en el uso adecuado de la magia. En el libro, un joven llamado Harry Potter va al colegio y aprende sobre la magia y el mundo mágico mientras se enfrenta a los diversos ataques de su enemigo y antagonista de la historia, Lord Voldemort. Al pasar el tiempo Harry se va convirtiendo en un mago con grandes habilidades y con sus dos amigos Hermione Granger y Ron Weasley realiza un viaje para encontrar los horrocruxes que guardan pedazos del alma de Voldemort y así poder acabar con él.
  • Historias de Terramar, serie de novelas y cuentos de Ursula K. LeGuin. Son tal vez los más humanos de todos. Se les puede ver cultivando y criando animales o haciendo las tareas más cotidianas. Son simples personas con ciertos poderes sobre la naturaleza. Su poder radica en su sabiduría y en el conocimiento de los nombres reales de las cosas y poderes naturales. Usan la magia con sumo cuidado de no alterar el equilibrio. Aunque más tarde se descubre que alguien ha usado la magia para prolongar la vida más allá de la muerte y el equilibrio, el mundo la magia y la vieja paz entre dragones y humanos parece estar en peligro. También el poder mágico, lo mismo que se tiene se puede llegar a perder. La magia tiene también especializaciones como creación, transformación, invocación, reparación, etc. En las obras de LeGuin aparece además una visión dicotómica entre el mago y la bruja. Al mago se le atribuye poder activo con gran influencia mágica y política, mientras que las brujas se les atribuye un poder menor, sobre las pequeñas labores cotidianas o bien un papel pasivo como receptáculo de poder de espíritus muertos. Es curiosa esta crítica feminista velada que deja translucir la autora, siendo la primera mujer escritora de este género.
  • Mundodisco del autor Terry Pratchett. El autor aporta una visión cómica de los magos mostrándolos como terriblemente humanos, lo cual implica todos sus defectos más que sus virtudes. Son envidiosos y conspiranoicos. No existe el compañerismo por que todos se ven como posibles rivales y medradores de los demás. Los magos cambian constantemente debido a la vieja tradición por la que un mago asciende en el escalafón asesinando a su superior inmediato. Tanto es así, que el asesinato se considera causa de muerte natural entre los magos. Se dedican a fumar a espiarse, a conspirar y escasamente al cultivo de la magia. Da la sensación de que su poder no sirve para casi nada más que para meter en problemas a los demás habitantes del MundodiscoRincewind, el mago sobre el cual Pratchett focaliza sus obras es un hechicero sin capacidad para la magia, cuyo único interés es vivir una vida aburrida y sin sorpresas, que se propone hacer del tedio una ciencia y una carrera vital. Pero la causalidad lleva a que su vida se desarrolle en el polo opuesto de sus ambiciones, viviendo desventuras siempre a la fuga, y escapando de la muerte de forma tan increíble como infartante.
  • Dragonlance: en esta saga de fantasía épica los magos se dividen en tres dependiendo del color de su túnica: los túnica blanca (los magos benignos), los túnica roja (los magos neutrales), y los túnica negra (los magos malignos). En un principio, los magos aprendían a dominar su arte y a estudiarlo en las Torres de la Alta Hechicería. Había cinco torres, pero después del Cataclismo quedaron solo tres, ya que una de ellas quedó maldita y las otras dos fueron destruidas y asediadas por orden del Príncipe de los Sacerdotes. Destaca sobre todo el mago Raistlin Majere, quién tiene como consecuencia de una terrible prueba en una de las torres de la Alta Hechicería la piel amarillenta, las pupilas de los ojos con forma de reloj de arena y un terrible ataque de tos. Los magos fueron los creadores de unos objetos llamados Orbes de los Dragones, capaces de controlar la mente de los poderosos dragones.
  • Reinos olvidados: en este mundo de fantasía existe una gigantesca variedad de magos o hechiceros. Están principalmente los Magos Rojos de Thay, que utilizaban la magia para obtener más poder. Además de los magos humanos, otras razas tenían el poder de la magia, tales como los elfos, los drow e incluso algunas razas de enanos. El mago más famoso y poderosos de todos fue Elminster del Valle de las Sombras, quien tuvo un importante papel durante la conjuración del Mythal en la ciudad élfica de Myth Drannor. Además de los magos, en los Reinos también se encuentran los Druidas (quienes tiene la habilidad de transformarse en un animal), chamanes (principalmente de las razas bárbaras), brujos, nigromantes, etc. La magia en el mundo de los Reinos era transmitida por un dios de la magia que poseía el panteón de cada raza. Así por ejemplo, se encontraba Mystra, la diosa humana de la magia. Durante la época conocida como Era de los Trastornos, al ser todos los dioses expulsados del Olimpo (el lugar donde se encuentran), la magia se encontró terriblemente alterada.
  • En el Universo de DC Comics existe una especie humana llamada los homo magi que tienen poderes mágicos por naturaleza, a esta especie pertenece la heroína Zatanna.

Véase también[editar]