Madame de Sévigné

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Marquesa de Sévigné.

Marie de Rabutin-Chantal, marquesa de Sévigné (París; 5 de febrero de 1626Grignan; 17 de abril de 1696); escritora (escritora de cartas: épistolière) francesa.

Biografía[editar]

Hija de un gentilhombre borgoñés y descendiente de una familia de financieros, quedó huérfana en su niñez. Juana Francisca Frémyot de Chantal cofundadora junto con Francisco de Sales de la Orden de la Visitación, la confió a su familia materna que le facilitó una buena educación. A los dieciocho años, el 4 de agosto de 1644 se casó con Henri de Sévigné. Tuvieron dos hijos:

El 4 de febrero de 1651, Henri de Sévigné se batió en duelo con el caballero de Albret a causa de su amante Mme de Gondran. Henri de Sévigné murió al día siguiente. Madame de Sévigné pudo, de este modo, hacer y llevar la vida que ella quería. Frecuentó los salones, en especial el de Fouquet, queriendo experimentar “todos los placeres” como escribiría su primo Bussy-Rabutin. En 1657 Madeleine de Scudéry escribió su obra Clélie en la que, con el nombre de Clarinte, aparecía representada la marquesa de Sévigné. Ésta pasaba temporadas en su residencia de París alternándolas con estancias en su casa bretona de Vitré, en el castillo de Rochers-Sévigné que había heredado de su marido.

El 27 de enero de 1669, su hija se casó con François Adhémar de Monteil, comte de Grignan, descendiente de una importante familia de Provenza; en noviembre, François fue nombrado lugarteniente general en Provenza, cargo que le obligaba a residir en esta provincia. El alejamiento de su hija, a la que amaba profundamente fue, para la marquesa de Sévigné, la peor prueba de su vida. El 6 de febrero de 1671, Madame de Sévigné envió, por primera vez, una carta a su hija. Este fue el comienzo de una larga correspondencia que duró hasta su muerte ocurrida en 1696. Madame de Sévigné fue enterrada en el panteón familiar en Grignan.

En 1793, unos revolucionarios que buscaban plomo para sus armas, abrieron su ataúd. Su cráneo fue abierto para que lo analizara un especialista de la época. Una duda quedó pendiente acerca de la veracidad de esta historia, y la presencia de sus restos en el ataúd. Duda que fue disipada cuando se realizaron los trabajos de restauración de la colegiata de Grignan en mayo de 2005, la apertura del ataúd permitió encontrar el cráneo sin ningún desperfecto.

Obra[editar]

Las cartas de Madame de Sévigné fueron editadas, clandestinamente, en 1725, la edición contenía 28 cartas o extractos de las mismas. En 1726 se editaron otras dos recopilaciones; Pauline de Simiane, nieta de la interesada, decidió entonces publicar oficialmente las cartas de su abuela. Confió este cometido a un editor de Aix-en-Provence, Denis Marius Perrin. Fueron publicadas 614 cartas en 1734-1737, y después se publicaron 722 cartas en 1754. Las cartas fueron seleccionadas siguiendo las instrucciones dadas por Mme. de Simiane: se eliminaron las que afectaban muy de cerca a la familia, o aquellas cuyo nivel literario no parecía adecuado. Las cartas restantes fueron objeto de distintas correcciones siguiendo el gusto de la época.

La cuestión de su autenticidad queda, por tanto, en entredicho. De las 1120 cartas conocidas, sólo un 15% son autógrafas y fueron destruidas después de su publicación. Sin embargo, en 1873, un lote de copias manuscritas, fueron encontradas en la tienda de un anticuario. Son, aproximadamente, la mitad de las cartas dirigidas a su hija.

Citas[editar]

  • "Cuán feliz era yo cuando era una infeliz."
  • "Las infidelidades se perdonan, pero no se olvidan jamás."
  • "Si los hombres han nacido con dos ojos, dos orejas y una sola lengua es porque se debe escuchar y mirar dos veces antes de hablar."
  • "En cuanto recibo una carta, me gustaría recibir otra al instante, sólo vivo para ellas. Pocas personas son dignas de comprender lo que siento." (Citado por Marcel Proust en "A la sombra de las muchachas en flor", editorial Mondadori, Barcelona, 2010, página, 281)

Bibliografía[editar]

En la novela " En busca del Tiempo Perdido " del escritor Marcel Proust, " Madame de Sévigné" es la escritora preferida de la abuela de Marcel.

Enlaces externos[editar]