Macuahuitl

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El macuahuitl ([ma ː 'k ʷ awit͡ɬ] (singular) era una arma con forma de espada de madera cuyo nombre se deriva de la lengua náhuatl. Sus lados se encajaban con navajas prismáticas hechas de obsidiana, una piedra de cristal volcánico, los cuales son más afilados que cualquier metal al ser un cerámico ígneo. Era similar a una espada grande de madera con ranuras en los lados para mantener la obsidiana en su lugar. Esta arma tiene diversas representaciones gráficas en diversos Códices sin embargo solamente un ejemplar sobrevivió a la Conquista de México el cual formó parte de la Real Armería de Madrid hasta que fue destruido por un incendio en 1884. Sólamente sobrevive su diseño original a partir de diversos catálogos de objetos entre ellos el creado por el medievalista Achille Jubinal en el Siglo XIX.

Dibujo de el macuahuitl Único ejemplar original destruido durante el incendio de la Real Armería de Madrid en 1884

Descripción[editar]

Guerreros Mexica con macahuitls, Codice Florentino (Vol. IX).

El maquahuitl ( náhuatl : macuahuitl , otras variantes ortográficas incluyen maquahutil , macquahuitl y māccuahuitl ), una especie de macana, era un arma común utilizada por las fuerzas militares aztecas y otras culturas de Mesoamerica, que se observó durante la conquista española de la región durante el siglo 16. También utilizaron otros instrumentos, como el escudo redondo ( chimalli [ t͡ʃi'mal ː i]), el arco ( tlahuītōlli [ t͡ɬawi ː ' a ː l ː i], y el lanza jabalinas ( atlatl [' at͡ɬat͡ɬ ] ). Fue la única espada con bordes de material cerámico en la antigüedad, solamente comparable con el cuchillo cerámico actual. Era capaz de causar laceraciones graves debido a las filas de hojas de obsidiana incrustadas en sus lados, las que podían ser incrustadas en forma de palas, picos, o en forma circular que se parecían a "escamas".

Según una fuente , el macuahuitl era de 3 a 4 pies ( 0.91 a 1.2m) de largo y tres pulgadas ( 80 mm) de ancho, con una ranura a lo largo de los bordes, en la que se insertan piezas de obsidiana afiladas, y firmemente fijadas con un adhesivo hecho a base de resina vegetal y carbón. Las filas de hojas de obsidiana eran a veces discontinuadas, dejando espacios entre los filos, mientras que otras veces las filas estaban juntas y formaban un solo borde. Se observó por los españoles que el macuahuitl fue tan hábilmente construido, que los filos de obsidiana no podían ser sacados.

El macuahuitl estaba hecho con empuñaduras para una sola mano o para las dos manos, así como en formas rectangulares, ovaladas, o puntiagudos. El macuahuitl de dos manos se ha descrito " tan alto como un hombre ".

Especímenes[editar]

Según Ross Hassig, el último macuahuitl auténtico fue destruido en 1884 por un incendio en la Real Armería de Madrid, donde se encontraba al lado de la última tepoztopilli. Sin embargo, según el arqueólogo Marco Cervera Obregón, de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), se supone que al menos un macuahuitl se encuentra guardado en un almacén del Museo Nacional de Antropología, pero esta posiblemente perdido.

No hay maquahuitl originales que hayan sobrevivido a la era moderna, y el conocimiento actual de ellas proviene de cuentas contemporáneas e ilustraciones que datan del principio del siglo XVI.

Orígenes y distribución[editar]

El maquahuitl precedía a los Mexicas. Herramientas hechas de fragmentos de obsidiana fueron utilizadas por algunos de los primeros grupos mesoamericanos . Obsidiana usada en recipientes de cerámica se ha encontrado en sitios aztecas. También se han encontrado cuchillos, hoces , raspadores , taladros, navajas para afeitar y puntas de flecha.

Varias minas de obsidiana se encontraban cerca de las civilizaciones aztecas en el Valle de México, así como en las montañas al norte del valle, entre ellas la Sierra de las Navajas, nombrada así por su riqueza en obsidiana. En una talla de Chichén Itzá, un posible ancestro del macuahuitl se muestra como un garrote con hojas separadas que salen de cada lado [cita requerida] . . En un mural , un guerrero tiene un arma con muchas hojas en un lado y una punta afilada en el otro , un posible ancestro del macuahuitl.[1]

Efectividad[editar]

Este dibujo, de el siglo 16 Codice Florentino, muestra guerreros Mexica con macahuitls.

El maquahuitl era lo suficientemente aguda para decapitar a un hombre, de acuerdo con un relato de Bernal Díaz del Castillo, uno de los conquistadores de Hernán Cortés , incluso podía decapitar a un caballo, tal como da fe el siguiente testimonio español:

Pedro de Morón era muy buen jinete , y cuando el y otros tres jinetes atacaron las filas de los enemigos, los indios se apoderaron de su lanza y él no pudo recuperarla, y otros lo hirieron con sus espadas gravemente, y luego atacaron a la yegua , y le cortaron la cabeza en el cuello hasta que colgaba de la piel, y cayó muerta.

Otra cuenta por un compañero de Cortés conocido como El Conquistador Anónimo cuenta una historia similar de su eficacia :

Ellos tienen espadas de este tipo - de madera hecha como una espada de dos manos , pero con la empuñadura no tan larga, unos tres dedos de ancho. Los bordes tienen ranuras , y en las ranuras se insertan cuchillos de piedra , que cortan como una cuchilla de Toledo . Vi a un día, que un indio peleando con un hombre a caballo , y el indio dio el caballo de su antagonista tal golpe en el pecho que lo abrió a las entrañas , y cayó muerto en el acto. Y el mismo día vi a otro indio dar a otro caballo un golpe en el cuello, que lo extendió muerto en su hazaña. "Armas ofensivas y defensivas" (pág.23)

Otro relato de Francisco de Aguilar decía:

Ellos usan... garrotes y espadas y un gran número de arcos y flechas ... Uno de las Indios en un solo golpe le abrió todo el cuello al caballo de Cristóbal de Olid, matando al caballo. El indio en el otro lado ataco al segundo jinete y el golpe corto a través de la cuartilla del caballo , con lo cual este caballo también cayó muerto. Tan pronto como el centinela dio la alarma , todos salieron corriendo con sus armas para enboscarnos, nos siguieron con gran furia , disparando flechas, lanzas y piedras , y nos hirieron con sus espadas. Aquí muchos españoles cayeron, algunos muertos y algunos heridos , y otros sin ningún tipo de lesión que se desmayaron del susto. Los Conquistadores (págs. 139-40).

Así mismo, el macuahuitl tenía también algunos inconvenientes. Se necesita más tiempo para levantar y manejar un palo que para apuñalar con una espada, se necesita más espacio, así que los guerreros avanzaban en formaciones sueltas.

Cultura popular[editar]

Réplicas del macuahuitl han sido construidas y probadas contra costados de res para documentales de el History Channel y el Discovery Channel, los cuales demuestran la efectividad del arma. En el show de History Channel Warriors, el operador de fuerzas especiales y artista marcial Terry Schappert se irió al esgrimir el macuahuitl en el anverso de su pierna como resultado de un movimiento de vuelta en retroceso, para lo cual respondió: " Creo que necesitaré suturas, es profundo".

Para el programa de realidad de Spike TV, Deadliest Warrior, una réplica fue creada y probada contra un modelo de la cabeza de un caballo (creada con el esqueleto de un caballo y gel balístico). El actor y artista marcial Éder Saúl López fue capaz de decapitar el modelo sin embargo tomo tres golpes. Fue más eficaz cuando se golpeaba y luego arrastró hacia atrás, creando un movimiento de sierra. Esto puede haber sido debido a los filos de obsidiana relativamente crudamente hechas utilizadas en el arma, en comparación con las láminas prismáticas de obsidiana más finamente hechas como en el espécimen de la Armería de Madrid.

Véase también[editar]

  • Hassig, Ross, Aztec Warfare: Imperial expansion and political control p.85