Lugares comunes (película)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Lugares comunes es la undécima película de Adolfo Aristarain y se estrenó el 12 de septiembre de 2002. Está basada en El renacimiento, novela de Lorenzo F. Aristarain y cuenta con un guion adaptado por Adolfo Aristarain y Kathy Saavedra. Lugares comunes es una película sobre el amor, sobre el envejecimiento, sobre la familia, sobre los ideales políticos y, por encima de todo, un homenaje al personaje de Liliana, mujer del protagonista.

Descripción de la historia[editar]

Es la historia de Fernando Robles (Federico Luppi), un veterano profesor de literatura, y Liliana Rovira (Mercedes Sampietro), su mujer, española, que trabaja como asistente social en barrios marginales de Buenos Aires; ambos queridos y respetados por su entorno y amigos, viviendo juntos y felices. Sin embargo, esta tranquilidad se verá afectada por la jubilación anticipada que recibe Fernando, debido a la crisis en el país. Esto les obligará a replantearse su situación y quizá a pedir ayuda a su hijo (Carlos Santamaría), emigrado en España, que ha prosperado y se ha aburguesado, abandonando su vocación literaria para dedicarse a la informática. Esta relación con el hijo tiene aspectos traumáticos, ya que su vida simboliza todo aquello que Fernando y Liliana, muy de izquierdas, repudiaron siempre.

Apoyados en su amigo de toda la vida, Carlos Solla (Arturo Puig), un abogado de cierto prestigio, Fernando y Liliana toman la decisión de trasladarse a vivir a una chacra en la provincia de Córdoba (Argentina), vendiendo su departamento, poniendo así fin a sus problemas económicos e iniciando una nueva vida. En el viaje al campo se hacen ilusiones de continuar siendo felices viviendo con más austeridad, pero la experiencia resultará más amarga de lo previsto.

Premios[editar]

La película recibió dos Premios Goya a la mejor actriz, para Mercedes Sampietro; y al mejor guion adaptado.

Otros premios: