Los venenos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Final del juego
de Julio Cortázar
Género Cuento
Subgénero Realismo mágico
Idioma Español
Editorial Los Presentes
País Argentina
Formato Impreso
Páginas 2
[editar datos en Wikidata ]

Los venenos es un cuento autobiográfico aparecido en la primera edición de Final del juego de Julio Cortázar, publicado en 1956 por la editorial mexicana Los Presentes[1] y fue traducido a diferentes idiomas como el francés, inglés, alemán y portugués.[2] [3] Hace mención a un episodio de su niñez cuando un tío compró una máquina para matar hormigas en el patio de su casa.

En 1995 Ediciones Colihue SRL publicó una reseña de obras de Cortázar titulada «Los venenos y otros textos: antología I».[4] Mare Nostrum Comunicación hizo lo propio con «Los venenos y otros cuentos» en 2004.[5]

Resumen[editar]

Es un niño el que nos habla en primera persona, a su modo y a sus tiempos. Para el narrador, la tranquilidad del verano en Banfield se ve afectada por la llegada del tío Carlos y una máquina para matar hormigas, que será objeto de su atención y entusiasmo por unos días. El relato se adentra con sutileza en la configuración típica de estos días de verano en las pequeñas ciudades: las horas interminables buscando algo para hacer; el billiken, los juegos en el patio -terreno de aprendizaje de todo niño-, y el recreo durante la siesta. El foco de atención pasa lentamente de la máquina para las hormigas (descrita y analizada con la inocencia y el infinito asombro de los niños) a la relación entre el recién llegado primo Hugo, la hermana del niño y Lila, una vecina de la casa de al lado. Es aquí donde el lector se deja llevar de la mano por la pluma de Cortázar hacia un final inesperado que hace resignificar el título “Los venenos”: un día después de la partida de Hugo, mientras el niño ayuda a su tío Carlos con la máquina, descubre sin querer que su primo le regaló a Lila una hermosa pluma de pavo real que sólo mostraba a ciertas personas. Desilusionado y lleno de ira, vuelve hacia la máquina de matar hormigas, recargándola de veneno, sin importarle que con su humo podía llegar a matar un jazmín que él le había regalado a Lila y que se hallaba en su jardín. Lleno de tristeza y desazón por haber sufrido el primer gran desamor.

Explicación[editar]

El cuento “Los venenos” -publicado originalmente en el libro “Final del juego”-, es un perfecto ejemplo de la extraordinaria capacidad de Cortázar para generar voces narrativas verosímiles: así como en Torito, realmente “escuchamos” a ese boxeador retirado y analfabeto; en Los venenos, es un niño el que nos habla en primera persona, a su modo y a sus tiempos.

Referencias[editar]

  1. «25 años sin Cortázar - Cronología». La Nación. Consultado el 13 de febrero de 2013.
  2. «Final del juego». clubcultura.com. Fnac. Consultado el 13 de febrero de 2013.
  3. Pérez-Abadín Barro, Soledad (2010). Cortázar y Che Guevara: Lectura de Reunión. Peter Lang. p. 16 |página= y |páginas= redundantes (ayuda). ISBN 9783039119196. Consultado el 15 de febrero de 2013. 
  4. Cortázar, Julio (1995). Los venenos y otros textos: antología I. Ediciones Colihue SRL. p. 203. ISBN 9789505811175. Consultado el 18 de febrero de 2013. 
  5. Cortázar, Julio (2004). Los venenos y otros cuentos. Mare Nostrum Comunicación. p. 148. ISBN 9788495509611. Consultado el 18 de febrero de 2013. 

Enlaces externos[editar]