Linfa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Linfa
Lymphatic system2.png
Sistema linfático.
Latín [TA]: lympha
TA A12.0.00.043
[editar datos en Wikidata ]

La linfa es un líquido transparente que recorre los vasos linfáticos y generalmente carece de pigmentos. Se produce tras el exceso de líquido que sale de los capilares sanguíneos al espacio intersticial o intercelular, siendo recogida por los capilares linfáticos que drenan a vasos linfáticos más gruesos hasta converger en conductos que se vacían en las venas subclavias.

La linfa recorre el sistema linfático gracias a débiles contracciones de los músculos, de la pulsación de las arterias cercanas y del movimiento de las extremidades. Si un vaso sufre una obstrucción, el líquido se acumula en la zona afectada, produciéndose una hinchazón denominada edema.

Este fluido está compuesto por un líquido claro pobre en proteínas y rico en lípidos, parecido a la sangre, pero con la diferencia de que las únicas células que contiene son los glóbulos blancos, que migran de los capilares y proceden de los ganglios linfáticos, sin contener hematíes. También puede contener microorganismos que, al pasar por el filtro de los ganglios linfáticos, son eliminados. La linfa es menos abundante que la sangre: se considera que hay aproximadamente 2 litros de linfa, mientras que el volumen de sangre es de unos 5 litros.

La linfa realiza tres funciones:

Su composición es similar a la del plasma sanguíneo y contiene sustancias como:

Los leucocitos, como los macrófagos, linfocitos y granulocitos, son elementos celulares responsables de la defensa y reacción frente a los microorganismos y que se añaden a la linfa procedentes de los ganglios linfáticos. Estos son, además, estaciones de filtraje de la linfa.

Prelinfa[editar]

La prelinfa constituye la carga linfática que se halla en los tejidos y todavía no ha penetrado en el interior de los vasos linfáticos.

Cantidad de linfa[editar]

La cantidad de linfa depende de la circulación sanguínea. El aumento de la filtración capilar produce un aumento de cantidad. Ante toda dilatación capilar sanguínea por aplicación de calor o esfuerzo muscular, se produce un aumento de la filtración y de la cantidad de este líquido.

En el transcurso de 24 horas, circulan aproximadamente de 2 a 2,4 litros de linfa (conducto torácico). En aquellos órganos que siempre permanecen activos, tales como corazón, pulmón y glándulas, se produce linfa continuamente. La linfa es afectada por el tabaco, y tiene sabor amargo.

Véase también[editar]